Análisis post: Real Madrid-Athletic de Bilbao (1-0)
Los blancos celebran el gol de Benzema ante el Athletic. Foto: @realmadrid

Un Real Madrid sin brillo logró vencer a un Athletic que las tuvo de todos los colores para marcar, pero que se topó una y otra vez con un inmenso Courtois. Karim Benzema, tras un rebote proveniente de una gran combinación entre Modric, Vinicius y Asensio, marcó el único y decisivo gol del partido. Los blancos pudieron sacar rentas en los primeros compases del partido, en los que fueron mucho mejores que los leones. A pesar de que las ocasiones de gol empezasen a llegar del lado de los vascos, el Madrid continuó llevando la iniciativa durante gran parte de la primera mitad. Ya en el segundo tiempo, el Athletic se sacudió el miedo y comenzó a presionar muy arriba. La salida de balón se complicó significativamente para los merengues, que vieron una vez más como Courtois fue el mejor del partido.

  • Courtois, de nuevo salvador

El belga volvió a ser el mejor del partido, y eso no son buenas noticias para su equipo. Courtois está demostrando estar a un nivel excelente siendo ahora mismo, probablemente, el mejor portero del mundo. Pero no todos los partidos puede estar a este nivel, llegará el día en el que fallará, como fallamos todos. El Madrid no puede depender de esta manera de su portero porque, si ayer no hubiese tenido el día, a los blancos les podrían haber caído 4-5 goles.

El vasco es un jugador irregular con el balón en los pies, pero siempre es un jugador peligroso y molesto para la defensa rival. Su velocidad y su físico le permiten descongestionar a su equipo y generar ocasiones al contraataque. Fue un dolor de cabeza constante tanto para Militao como para Alaba, que tampoco tuvieron su partido. Tuvo en sus botas el gol en más de una ocasión, pero no pudo ver puerta.

 

  • Muniain, el enganche perfecto en ¾

El capitán de los leones dio un auténtico recital en el Santiago Bernabéu. Bajó a recibir balones desde muy atrás, supo sacar al equipo cuando más encerrado estaba y fue el enganche perfecto entre Iñaki Williams y el centro del campo. El canterano del Athletic es un jugador sumamente inteligente con el balón en los pies, y supo cuando ponerle calma y cuando darle ritmo al juego.

Iker Muniain celebra un gol en San Mamés ante su afición. Foto: @ikermuniain10
Iker Muniain celebra un gol en San Mamés ante su afición. Foto: @ikermuniain10
  • Modric, más fallón de lo habitual

La otra cara de la moneda fue Luka Modric. El otro '10' no tuvo su mejor partido. Tuvo bastante participación en el único gol del partido, tras una gran combinación con Vinicius, pero esa jugada no representa su partido. Perdió un balón muy importante ante Iñaki Williams, al que tuvo que parar en la frontal del área para evitar la ocasión de gol.

  • Mereció más el Athletic

Sin duda, los vascos merecieron más ante el Real Madrid. Es cierto que les costó mucho arrebatarle el balón al Madrid y aplicar su idea de juego, pero la cantidad de ocasiones que tuvieron en la segunda mitad merecieron alguna recompensa. El Athletic suma ya 6 partidos consecutivos sin ganar en liga, lo que hace que duela aún más irse de vacío del Bernabéu.

  • El Madrid sigue ganando sin brillo en casa

Los blancos siguen sumando de tres en tres en su campo, pero con victorias sin un juego demasiado vistoso. Ya son 6 partidos consecutivos en el Bernabéu los que el Madrid gana con serias dudas. De esos 6 partidos, 2 han sido empates y ninguno se ha ganado por más de un gol de diferencia. De momento los blancos están sacando el trabajo adelante con lo justo, pero veremos si es suficiente cuando lleguemos al tramo clave de la temporada.

VAVEL Logo