El Sporting B sigue sin dar con la tecla
El Sporting B celebra el gol de Somolinos | Foto: Diego Blanco - VAVEL

Después de ni más ni menos que tres jornadas sin conseguir sumar los tres puntos, tras caer contra San Martín y Urraca, y empatar en el campo del Gijón Industrial, el Sporting de Gijón B regresaba a la Escuela de Fútbol de Mareo con la imperiosa necesidad de sumar los tres puntos ante el Real Titánico de Laviana, quien se presentaba en el feudo gijonés en puestos de descenso, con necesidad también por sumar para esquivar el descenso a Preferente. Duelo en definitiva de dos equipos que pese a estar en noviembre ven como apremia la necesidad de sumar para escalar posiciones.

Somolinos golpea primero

Como se podía esperar, el Sporting B comenzó mandando en la posesión del esférico, buscando mover con rapidez el balón para penetrar la defensa visitante, muy bien trenzada por su entrenador. El Titánico, buscando la contra ponía en apuros a la defensa rojiblanca, que lograba batir líneas en la salida de balón sin llegar a crear peligro, más allá de disparos lejanos que no terminaban en gol. La polémica llegaría en el minuto 25 de partidos cuando el colegiado del choque, López Abelleira, señalaba un saque de esquina muy protestado por los visitantes, el cual pondría en juego Manu Pozo para que Somolinos saltase más que nadie enviando el balón al fondo de las redes para colocar el 1-0.

Tras ponerse por delante en el marcador antes de la media hora de partido, el Sporting B comenzó a mostrarse más cómodo, pudiendo el autor del primer gol, Fernando Somolinos, convertirse en la estrella del partido al casi marcar el segundo gol del encuentro tras una conducción en la que avanzó hasta la frontal del área rival, deteniendo Jandro su disparo a bocajarro cuando ya se cantaba el gol. Con un Titánico que apenas inquietaba la portería rival, el descanso llegaría con más pena que gloria y una ventaja importante para el filial rojiblanco en busca de sumar una importante victoria.

Pascual anota el gol de la jornada

Con quince minutos en los que refrescar ideas y corregir errores en la primera mitad, el segundo tiempo se ponía en marcha con el mismo guión del primer tiempo, siendo Boza el encargado de fallar la primera clara ocasión al ser incapaz de definir un mano a mano con Jandro, cediendo el cuero a Queipo que no conseguía llegar. Poco le duraría la alegría al Sporting B, y es que tras diez minutos del segundo acto, un grosero error en salida de balón de Nacho Martín le dejaba el balón en mediocampo a Pascual Puente, que sacaba toda su magia para golpear sin pensárselo y batir a Javi Izquierdo, quien estaba adelantado, subiendo el 1-1 al marcador, comenzando así un nuevo partido con más de media hora por delante.

Pese a encontrarse con un jarro de agua fría al poco de empezar el segundo tiempo, el Sporting B no se vino abajo, comenzando un acoso continúo sobre la portería visitante en la que Jandro, ex canterano rojiblanco, se mostraba seguro sin hacer concesiones al filial. La mala suerte seguiría del lado de los locales, y es que en el minuto 83 Queipo tenía que abandonar el terreno de juego por lesión, quedándose el cuadro que dirige Sergio Sánchez con uno menos tras haber agotado anteriormente los cambios. Por si fuera poco, cinco minutos después David Argüelles vería la cartulina roja tras dos amarillas, no durando sobre el césped ni diez minutos, quedando el filial con nueve jugadores sobre el verde. Lo intentó con más fe que acierto el Sporting B pese a la inferioridad, no moviéndose el marcador hasta terminar con 1-1, un pobre punto para el filial y un gran punto para los visitantes en un campo que cada vez más equipos logran asaltar.

VAVEL Logo