El Real Madrid se lleva el derbi y
es todavía más líder
@realmadrid

Puñetazo en la mesa del Real Madrid, que llegó al derbi con una gran ventaja y sale de este todavía más consolidado en esa primera posición. No dieron opción los de Ancelotti a los del Cholo Simeone, que tuvo que realizar un doble cambio en el descanso para tratar de revertir una situación que ya se le había torcido.

El partido empezó sin ocasiones, con el Atlético presionando y haciendo gala de su enorme intensidad pero sin ideas con el balón, y el Real Madrid sin conseguir llegar hasta la meta de Oblak, en gran parte gracias al trabajo de Marcos Llorente, emparejado con Vinícius en un duelo de trenes del que el brasileño salió mejor parado.

@realmadrid
@realmadrid

En el minuto 16 llegaría el primer tanto de los blancos, con un gran robo de Modrić, que se la deja a Benzema para que sin controlar el esférico se la haga llegar a Asensio. El balear la puso a la carrera de Vinícius, que antes de llegar al área lanza un gran centro para la volea de Karim Benzema, que desde el corazón del área hizo parecer fácil un gol que demuestra la clase de delantero que es. El francés volvía de una lesión pero nadie que no lo supiera podría apreciarlo, pues hizo gala de una frescura de quien pareciera que acabara de empezar a jugar al fútbol.

El Real Madrid controla el partido

Así sin más se llegó a la segunda mitad, donde los cambios del Cholo Simeone apenas hicieron mucho más efecto que el inicial causado por João Félix, quien salió del banquillo con ganas de reivindicarse y que si no fuera por Courtois se habría añadido una gran asistencia a su casillero.

No dejó mucha más opción el Madrid y es que en el minuto 57 un pase largo de Militão propició el segundo gol de los de Ancelotti. Jović, que había salido en el descanso supliendo a Benzema recibió de espaldas y le dejó el balón a la carrera de Vinícius, que cruza el balón para que Asensio remate a placer. El balear, que peca en algunas ocasiones de zurdo sin remedio, sigue demostrándole al Bernabéu que sabe meter goles, y que cuenta con la confianza del entrenador.

Le llegó el turno al Madrid de defender, que no se quedó atrás y utilizó todas sus armas para dejar la portería a cero una vez más, especialmente un Éder Militão dispuesto a convertirse en el mejor jugador del Real Madrid partido tras partido. El brasileño sigue dominando el área como si se tratara del salón de su casa, achantando a todo aquel que quiera entrar en sus dominios y rechazando cualquier balón que venga con algo de peligro.

No fue el único, y es que Luka Modrić se puso el mono de trabajo y demostró todo lo que debe ser un mediocentro. Presionó, cortó balones, corrió a la contra y no bajó la intensidad ni un segundo de los que estuvo en el campo. Al croata parece pesarle poco la edad, y va ganándose día tras días una renovación que parece cerca de efectuarse.

Quien ya no sorprender a nadie es Courtois, que no le importó tener enfrente a su ex-equipo y decidió hacerle la noche imposible a los delanteros. Encumbró su noche con una parada con la cara, como si quisiera hacer una metáfora de su paso por el Madrid, donde ha regalado puntos al equipo en innumerables ocasiones con sus paradas imposibles.

El Bernabéu aplaude, mientras ovaciona a Vinícius (que recibió su premio del jugador del mes), Asensio o Modrić y mientras ve a su equipo ir enfilado hacia el título liguero. Son 42 puntos en 17 partidos, con solo una derrota y una sensación de autoridad que ningún perseguidor parece querer adoptar. Por su parte, el Atlético se hunde en la cuarta posición, con Sevilla y Betis adelantándole respectivamente.

Queda mucha liga por delante y 21 jornadas por delante, pero el equipo de Ancelotti ha dado un golpe de autoridad, uno más, arrebatando tres puntos más que valiosos al Atlético de Madrid, que le colocan a trece puntos de ventaja, a la vez que el Barça se hunde en sus propios problemas y Betis y Sevilla deben dar un paso más para poder competir de frente al Real Madrid. Todo son buenas noticias en el Santiago Bernabéu, que sonríe a la par que lo hacen sus jugadores preferidos, sobre todo un Karim Benzema que no baja el ritmo y ya lleva 13 goles.

VAVEL Logo