Derrota para olvidar que cierra un año para el recuerdo
Fotografía: LaLiga

San Mames nunca es una empresa fácil para el Betis. Pero las dinámicas opuestas de ambos equipos, el excelente momento de forma de los verdiblancos y la inercia que dan cuatro victorias seguidas ilusionaba al bético con la posibilidad de romper la mala racha en el estadio de los leones. Sin embargo, el Athletic llegaba también con muchas malas rachas que romper. La sequía goleadora de Iñaki Williams e Iker Muniain, las ocho jornadas consecutivas sin ganar o los tres partidos consecutivos sin marcar en liga pesaban sobre la mente de los jugadores locales.

El conflicto de intereses duraría los 90 minutos, en los que ambos conjuntos se repartieron la iniciativa y la tranquilidad que da ir por delante en el marcador. Comenzó golpeando primero el Athletic, con un gol de Iñaki Williams cuando aún estaba el público tomando asiento. El extremo vasco recibió un pase a la espalda de los centrales y miró a portería para batir con tranquilidad a Rui Silva. Tras la pertinente revisión VAR, el tanto subió al marcador.

El Betis respondió en la siguiente ocasión del partido. Todos quieren que marque Juan Miguel y este volvió a decir "aquí estoy yo" a los que le cantan. El balón llega a Álex Moreno a pase de Canales tras un desmarque a línea de fondo del lateral. Este remata el balón de cabeza y se la deja en bandeja a Juanmi para que la empuje con el portero ya vencido. El empate volvía a hacerse valer en el marcador en el minuto seis.

A partir de entonces, el partido ganó algo de pausa. Ambos conjuntos eran conocedores de la imposibilidad de aguantar ese altísimo ritmo muchos minutos más. Eso sí, el centro del campo circulaba rápido y los balones tan pronto llegaban a un área como a la contraria, sin generar excesiva sensación de peligro, pero sí ataques constantes a uno y otro lado del campo.

El Athletic lo siguió intentando por medio de los hermanos Williams que se entienden a la perfección sobre el verde. De hecho, Nico estuvo a punto de volver a poner por delante a los suyos tras una excelente contra montada por Iñaki. Para el Betis, fueron Álex Moreno y Juanmi los principales generadores de peligro, con constantes desmarques de ruptura y agitando el área rival en cada acercamiento.

  • Segundo tiempo

En los primeros compases de la segunda mitad la superioridad del Betis fue manifiesta. La tuvo primero Fekir con un disparo desde la frontal bien atajado por Agirrezalaba. Más tarde, lo intentó Willian José en un dos para tres a la contra. El delantero brasileño armó el disparo y la cruzó en exceso tras plantarse solo frente al guardameta del Athletic, pese a que tenía a Fekir para empujarla.

Fue el propio Fekir quien logró poner finalmente a los suyos por delante. El francés recogió un balón bien custodiado en el área por Carvalho y la mandó a guardar ante la pasividad de la zaga local. El Real Betis conseguía así remontar el partido cuando corría el minuto 53 de partido.

Lejos de lo que podría ser lo lógico, el Betis continuó mandando en el encuentro los siguientes minutos y gozando de las ocasiones más claras de gol. No fue hasta la salida del campo de Guido Rodríguez cuando el guion del partido cambio por completo. Con la pérdida del dominio en el medio campo, los de Marcelino encontraron espacio y posesión para armar sus ataques. En el minuto 72, Iñaki Williams de nuevo, tras recibir un aparente inofensivo pase en la banda, encara a Bartra que le cierra el centro del campo. El delantero vasco entra al área por el lateral y con un potente disparo bate a Rui Silva, que apenas ve salir el balón.

El gol reactivó al Athletic y los de Marcelino parecieron absorber toda la confianza que habían perdido los de Pellegrini para armar sus ataques. De esta forma, llegaría el tercero de los locales y definitivo. Sobre la bocina, con el Betis completamente descolocado y tras una posible falta a Fekir que conducía el esférico, encontró el balón De Marcos que chutó a portería con la suerte de que el esférico sale desviado por Victor Ruiz y deja a Rui Silva sin opciones de atajarla.

Pese a los seis minutos de añadido, no logró el Betis incomodar en exceso a su rival y el partido concluyó con el tres a dos definitivo. De esta forma, los de Pellegrini rompen una excelente racha de cinco partidos sin caer en liga y cierran perdiendo un histórico año 2021, en el que las derrotas se cuentan con los dedos de las manos y las victorias han sido más numerosas que ningún otro año de su historia.

VAVEL Logo