Real Murcia, los Reyes de la Segunda División
Fotomontaje: Carlos David Pérez Chinea VAVEL

Real Murcia, el equipo que hace varias temporadas desapareció del radar y que hoy en día pelea por mantener su legado. La realidad es que el conjunto murciano, más conocido como pimentonero, es el club que más veces ha conquistado la Segunda División en todo lo que va de historia de LaLiga (8). Este club aparte de ser reconocido como el que más veces ha levantado el título, también se cuelga la medalla de más apariciones en la competición.

En total son 53 el número de temporadas en las que el conjunto murciano ha disputado la categoría de plata, pero hoy en día la situación se torna distinta. Al borde de su desaparición, el club de la Región de Murcia ha pasado varios cursos con deudas hasta el cuello e inmensurables frentes abiertos contra muchos equipos españoles.

Real Murcia, historia viva de España

Todo comienza un 20 de febrero de 1920, aunque algunos consideran 12 años antes como el inicio de su historia, ya que por aquellos tiempos ya existía un club conocido como Murcia Fútbol Club presidido por Antonio Manzanera. Sin embargo, la verdadera creación y los datos oficiales llevan la mirada hasta 1920, cuando la entidad murciana funda el club que hoy en día se conoce dirigido por Ramón Ángel Cremades.

El Real Murcia celebrando su ascenso a Primera División / Fuente: Real Murcia
El Real Murcia celebrando su ascenso a Primera División / Fuente: Real Murcia       

A diferencia de hoy, el cuadro murciano por aquella época vestía con camiseta verde, pantalón blanco y medias negras, colores muy característicos que no coinciden para nada con el tono granate de la camiseta actual. El primer técnico que pasó a la historia del club fue Atanasio Abellán, ya que es considerado como la primera persona que tuvo el poder de entrenar al Real Murcia.

Su nombre se debe a la Real Orden que propuso el cinco de julio de 1923 el Rey Alfonso XIII que permitió al equipo ostentar el título de real, por lo que poco más tarde se hizo una renovación del escudo convirtiéndolo en un triángulo boca abajo con una corona encima. Con este logro distintivo, el Real Murcia se sumó a los 43 clubes que hoy en día mantienen su corona. Compartiendo así prefijo con elencos como el Real Madrid o el Real Betis Balompié.

De la gloria a la ruina

Los años de mayor esplendor para el Real Murcia se dieron a mediados de los 80, época gloriosa que mantuvo al equipo del sur en Primera División durante seis años. Dos décadas después iba a dar comienzo una etapa muy dura de la que muchos no quieren acordarse. En el año 1998 hizo acto de presencia Jesús Samper, un abogado español que dominó el equipo murciano comprando el 94% de sus acciones, pasando a ser el mayor accionista de la entidad.

Este suceso llevó a muchos problemas de los que a día de hoy aún se arrepienten los pimentoneros. Tras varias temporadas de éxitos, las malas gestiones y el crecimiento masivo de deudas llevó al club a la ruina. En la temporada 2013/14, el Real Murcia consiguió clasificarse para playoffs de ascenso a Primera División, quedando su emparejamiento frente al Córdoba. Con Julio Velázquez como máximo dirigente (elegido por Samper), el Murcia no pudo moverse del 0-0 en el partido de ida en El Arcángel, quedando así todo por decidir en la vuelta que se iba a disputar en el Estadio Nueva Condomina. El duelo se saldó con 1-2 para los andaluces con un penalti errado por parte de Saúl Berjón  (exjugador del Real Murcia).

Imagen del histórico partido entre el Real Murcia y el Córdoba / Fuente: Real Murcia
Imagen del histórico partido entre el Real Murcia y el Córdoba / Fuente: Real Murcia      

Después de este encuentro nada volvió a ser lo mismo, las deudas y las irresponsabilidades de pago no cesaban en aumento, con lo que LaLiga se vio obligada a descender a los murcianos hasta lo que antes se conocía como 2ªB. La afición no daba crédito a lo sucedido, lo que conllevó a muchas revueltas contra la entidad y sobre todo contra su presidente. Tras el descenso, LaLiga puso unas fechas obligatorias máximas para abonar las deudas que el Real Murcia debía cumplir si no quería desaparecer como sociedad.

El descenso pasó factura en el club grana y muchos de sus futbolistas dejaron las filas del cuadro hasta el punto que sus máximas estrellas como Kike García se vieron obligados a abandonar la entidad a pesar de que habían prometido quedarse en el club de por vida. Finalmente, el equipo se vio en la tesitura de rehacer la plantilla desde cero y comenzar nuevos proyectos.

Momentos difíciles que no ven la luz

Tras el legado de Samper el poder pasó a manos de Mauricio de la Vega. Un adinerado empresario que decidió hacerse con el poder del club tras comprar la mayoría de acciones como había hecho anteriormente Samper. Su proyecto era esperanzador, Mauricio pretendía utilizar las instalaciones de la Nueva Condomina para organizar una serie de eventos que devolviese al Murcia la estabilidad económica que tanto ansiaba.

Imagen de Mauricio García de la Vega / Fuente: Real Murcia
Imagen de Mauricio García de la Vega / Fuente: Real Murcia      

Para ello el accionista invirtió varios miles de euros en los eventos previstos, pero las expectativas fueron demasiado altas y las maltrechas arcas del club no se vieron muy favorecidas ante las circunstancias. El enfado del empresario fue tanto que decidió abandonar la sociedad y comenzar una guerra que a día de hoy aún se mantiene activa. El Real Murcia ha ofrecido un 10% del valor de las acciones a Mauricio, pero el colombiano rechazó la oferta. El desprecio que los aficionados granas recibieron tras el rechazo fue tal que las amenazas hacia su persona llegaban sin cesar, hasta que las denuncias del empresario consiguieron frenar los indomables conflictos.

Actualidad del equipo

En la actualidad, el Real Murcia milita en la nueva 2ªRFEF, competición que muchos consideran insuficiente para un histórico como él. La afición grana sueña con volver a los tiempos donde levantaban títulos y celebraban ascensos acompañados de buen fútbol y de un ambiente espectacular como es característico en Murcia. El fútbol lleva varios años sin sonreír a un club que ya lo necesita, muchos consideran ilógico el hecho de que el club con más apariciones en la Segunda División haya estado al borde de la desaparición en más de una ocasión.

Imagen de la plantilla actual del Real Murcia / Fuente: Real Murcia
Imagen de la plantilla actual del Real Murcia / Fuente: Real Murcia      

Otros solamente confían en el milagro de ascender dos años consecutivos y volver hasta el lugar donde se merecen. Sin duda alguna, el fútbol le debe una oportunidad al Real Murcia, los despachos llevaron a la ruina a este club, pero en el corazón de los murcianistas, el centenario pimentonero nunca se ha ido sino que se está tomando un largo respiro antes de volver a brillar.

En el nuevo Enrique Roca de Murcia se anhelan aquellas noches mágicas donde el Real Murcia peleaba por estar entre los más grandes de España. Ahora solo son recuerdos que viven en la memoria de muchos aficionados que aseguran que el Real Murcia volverá a conquistar los estadios españoles. El Real Murcia volverá.

VAVEL Logo