La ‘KCM’ ya no es infalible
Modric ante el Getafe. Fuente: Real Madrid

El Real Madrid perdió en el Coliseum ante el Getafe de Quique Sánchez Flores por 1-0, suponiendo su segunda derrota en liga. El equipo no estuvo concentrado en el encuentro y estuvieron siempre por detrás de su rival, nada que ver con la primera parte de campaña que venían haciendo y el medio campo se volvió muy endeble. El centro del campo compuesto por Casemiro, Kroos y Modric no jugaba junto desde el derbi contra el Atlético de Madrid y su actuación en Getafe fue para olvidar. A excepción del croata, los otros dos mostraron un nivel sumamente bajo.

Solo ha perdido el Madrid tres partidos en lo que llevan de temporada y este ha sido el primero en el que coinciden los tres. Con buenos registros en ataque y defensa, el equipo solo encajó 5 goles y marcado 27, pero quedó claro que este tridente no es infalible, bien sea por el cansancio o por el buen trabajo del rival.

Rendimiento uno a uno

El pivote brasileño se está viendo superado con los ataques que hace el rival y se ha visto a lo largo de la temporada. Contra el Getafe, no pudo llegar a algunas presiones hacia el rival para intentar quitar la pelota, dejando entrever que se encuentra físicamente cansado, algo raro en el brasileño, ya que esa es una de sus mejores cualidades. Falló 21 pases y perdió 24 balones, aparte de hacer un disparo a puerta que tapó Soria.

Kroos hizo su peor partido en lo que va de temporada. Volvió de su lesión de pubalgia y fue importante para Ancelotti y su esquema de juego. Perdió un total de 11 balones, algo fuera de lo normal para el alemán, y no llevó la batuta del juego de su equipo, mostrándose incapaz de poder meterle creatividad al partido. Además, no era sustituido desde el 7 de diciembre ante el Inter de Milán en Champions League.

El único que se pudo salvar fue Modric. El croata salvó los muebles, pero no pudo hacerlo todo él. Fue importante para dar claridad al juego y romper líneas con pases marca de la casa. Hizo un total de 6 recuperaciones, provocó dos faltas y fue el jugador que más disparos hizo a la portería del Getafe con dos tiros. No fue capaz de ganar el partido él solo, pero demostró que sigue a un gran nivel y que la renovación no es un imposible.

VAVEL Logo