El Dépor, campeón de invierno
Miku celebrando el gol | RC Deportivo

Ni el frío, ni la lluvia, ni los protocolos Covid impidieron a los deportivistas llenar las gradas del ABANCA-RIAZOR en el primer partido del Dépor en este 2022. Un encuentro de reencuentros, por el pasado blanquiazul de jugadores como Edu Sousa, David Añón o Bourdal. A un lado, un Dépor líder y con más “rock and roll” que nunca. Al otro, un Talavera que, poderoso en las transiciones y el balón parado, buscaba salir de la zona baja de la clasificación.

Con estas premisas, dio comienzo el partido en Riazor. La primera ofensiva, al contrario de lo que nos tiene acostumbrado el Dépor, cayó en el bando toledano. Llegó por medio de un error en el centro del campo que aprovechó Toño Calvo para recuperar la posesión y ponerle un balón a Jordi Martín, que era cortado con contundencia por Mackay.

A pesar de esta iniciativa, enseguida llegó la respuesta deportivista. Fue en un disparo lejano de Quiles, que consiguió detener el guardameta. Corría el minuto 10 de partido cuando el Dépor empezaba a sentirse cómodo con balón. Así lo demostraba un intento de chilena de Miku, que llegaba en un centro al corazón del área de Héctor Hernández.

Dominaban los locales, con recuperaciones muy rápidas y una gran contundencia defensiva. Misma contundencia que demostraba Trilli con un disparo desde lejos, que detenía el guardameta del Talavera.

Llegaba el encuentro a los primero 20 y el Dépor seguía insistiendo en el ataque. Tanto que, en el 23’, llegaba el primero del conjunto dirigido por Borja Jiménez. Venía de las botas de Miku que, tras revolverse dentro del área, sacaba un disparo difícil de interceptar para Rubén Miño. Se adelantaba el Dépor en el marcador con la afición en pie celebrándolo.

Pese a ponerse por delante en el marcador, no cesaban los de blanco y azul en sus intentos ofensivos. Por su parte, el Talavera aprovechaba los saques de puerta para lanzarse al ataque. Intentos que, finalmente, acababan dando sus frutos en forma de ocasión para los de Toledo. Ocasión que lograba detener Ian Mackay haciendo uso de su veteranía.

A diez para el final de la primera parte, dormía el balón el conjunto local a base de pases. Una posesión larga de los deportivista, solamente rota por una ocasión discreta del Talavera que probó suerte con un remate de cabeza tímido de Toño Calvo.

En el 42’ lo intentó de nuevo Trilli desde lejos, pero este intento se estrelló en la defensa visitante. Se asomaba el 45’ por el marcador y el colegiado señalaba el final de esta primera parte, que daba como vencedor provisional al Dépor.

Aguantando el resultado

Con un único cambio, la retirada de Vicente Romero para dejar sitio a Borja Díaz, arrancó el segundo tiempo. En esta ocasión la primera iniciativa cayó en el bando deportivista, que se acercó con mucho peligro a la portería defendida por Rubén Miño. Era en un saque de esquina, que remataba demasiado alto Quiles. La tuvo el Dépor, que pudo anotar el segundo del partido.

En el 56’ tuvo la más clara del partido el conjunto dirigido por Víctor Cea, fue en un mano a mano de David Añón con Ian Mackay, que ganó el guardameta. Pese a no conseguir anotar el Talavera, se venía arriba el conjunto visitante que, unos minutos más tardes, volvía a incidir en el ataque. Esta vez era por medio de Jordi Martín, que no podía con Héctor Hernández y perdía el esférico ante el defensa.

Corrían minutos de incertidumbre para el Dépor, cuando un mal pase de la defensa estaba a punto de ser aprovechado por Miku para hacer el segundo. Sin embargo, no se rendía el Talavera que, en el 68’, la volvía a tener en las botas de Jordi Ortega. Era en un pase largo para el delantero que perdía el balón a escasos metros de la portería.

Contraatacaba el Dépor y de que manera, era en una jugada colaborativa de Trilli y Noel que acaba en un disparo demasiado centrado de William. La volvía a tener el Dépor, que no conseguía materializar el tercero en el marcador. Y, mientras, el conjunto visitante seguía acechando portería rival. Esta vez con un disparo que interceptaba Mackay desde el suelo.

A falta de 10’ para el final, Mario Soriano ponía en pie a la grada con una jugada individual de muchísima calidad. Y, en el 85’, el canterano Noel remataba desviado un centro raso de otro canterano, de Trilli, con bastante peligro.

Ya en el añadido, el Dépor tenía la última. Un penalti realizado sobre Trilli que no conseguía enviar al fondo de la red Miku. Adivinaba el tiro Miño, que salvaba a los suyos del segundo. Sin tiempo para más, acababa el partido en Riazor. Con este 1-0, el Dépor sumaba 3 y se proclamaba así campeón de invierno.

Ficha técnica:

RC Deportivo: Mackay, Trilli, Jaime, Lapeña, Héctor Hernández, Juergen, Villares, Quiles (Min 57’ Noel), William (Min 71’ Bergantiños), Miku, Mario Soriano

Talavera: Miño, Pablo Monroy (Min 60’ Choco), Bourdal, Nicho Escalante, Góngora, Vicente Romero (Min 46’ Borja Díaz), Ceberio, Jordi Ortega (Min 84’ Forgas), Toño Calvo (Min 80’ Dani Pichín), Jordi Martín (Min 60’ Perales), Añón

Goles: Min 23’ Miku

Estadio: ABANCA-RIAZOR

VAVEL Logo