Pablo Sanz: “Los jugadores han querido ganar, así que no se les puede reprochar nada".
Fuente: Sevilla FC 

El Sevilla FC logró rascar un punto en Mestalla en su visita al Valencia CF. Tras el partido, algunos protagonistas pasaron por la zona mixta y mostraron sus sensaciones respecto al choque.

Pablo Sanz, el segundo entrenador del Sevilla FC, se vio obligado a ocupar el sitio de Julen Lopetegui después de que éste permaneciese en el hotel tras presentar síntomas de COVID-19. El técnico lamentó no haber logrado la victoria a pesar del juego del equipo: "Hemos dejado de ganar dos puntos. Hemos sido superiores y hemos merecido marcar el segundo con varias oportunidades. Lástima el acierto que no hemos tenido”. Sin embargo, no dudó en sacar la cara por sus futbolistas: “Los jugadores han querido ganar, así que no se les puede reprochar nada". 

Rekik, Javi Díaz y Óliver Torres también quisieron mostrar sus impresiones antes los medios oficiales del club. El neerlandés fue el primero en analizar el partido disputado: “Jugamos para lograr los tres puntos y nos vamos con uno. Sabemos también que el Valencia es un equipo duro y no es fácil ganar aquí y hay que pensar en el próximo partido”.

El guardameta sevillista siguió el hilo de su compañero y alabó el carácter del conjunto andaluz: “Somos el Sevilla. Nunca nos rendimos. Siempre vamos a tener bajas o complicaciones y ahí está nuestro ADN. Por eso estamos donde estamos”.

Respecto al partido, reconoció la complejidad del encuentro e hizo referencia a la oportunidad que tuvo de defender la portería hispalense: “Hemos venido a conseguir los tres puntos y no llegar a esa meta nos duele porque somos competitivos. Ha sido una pena el gol, ha rematado bien y ha sido complicado para mí, pero por lo demás, contento en lo personal".

Por último, Óliver Torres no quiso irse de la capital de la Comunidad Valenciana con un mal sabor de boca y sacó el lado más positivo del choque liguero: “El equipo lo ha interpretado muy bien. Hemos tenido ocasiones para adelantarnos por más goles pero, a raíz del empate, la cosa se complica. Pero viendo de donde veníamos, con este punto, el equipo ha ganado más unión”.

Además, resaltó que “sumar siempre es importante y hay que darle valor”. Antes de despedirse, mandó un mensaje alentador para los seguidores rojiblancos: “Esperemos que el Sánchez-Pizjuán esté a reventar ante el RC Celta y que nos lleven en volandas para poder lograr la victoria”, concluyó.

VAVEL Logo