Los leones devoran al Barça y avanzan a los cuartos de Copa del Rey
El Athletic Club celebrando la victoria con su afición // Foto: Athletic Club

El 20 de enero de 2022 se celebraba en San Mamés el encuentro más clásico de la Copa del Rey. Los dos equipos más laureados de la competición se enfrentaban a partido único en la catedral del fútbol. El encuentro lo tenía todo, un gran escenario, una gran afición y por supuesto la condición de partido único. Todo esto lo convertía en una final para el equipo local y como bien saben los entendidos de fútbol, San Mamés en este tipo de partidos se convierte en una caldera que trata de llevar a su equipo en volandas hacia la victoria.

No solo el ambiente y las características externas como la lluvia iban a marcar el devenir del encuentro, los propios entrenadores también lo harían. Sus decisiones comenzaron desde bien pronto, la mañana antes del partido el Athletic Club hacía pública la lista de los convocados de Marcelino de la cual se echaban de menos nombres como Unai Vencedor (lesionado) o Yeray Álvarez (molestias). Por el lado del conjunto visitante, el entrenador Xavi dejaba fuera de la lista a un convocable Dembélé. El caso del francés es algo excepcional, su ausencia en la lista es una medida disciplinaria de Xavi por no querer renovar con las condiciones impuestas por el club. Otro habitual que se quedaba fuera era Memphis, quien sufre una sobrecarga muscular y en su lugar volvía a la lista Martin Braithwaite tras haberse lesionado el 29 de agosto de 2021.

Primera parte

El Athletic comenzó presionando desde el minuto uno, poco tardó en surtir efecto en el campo. Apenas un minuto después el capitán rojiblanco, Iker Muniain, mandaba la pelota al fondo de la red de Ter Stegen con un gran disparo al palo largo que dejó vendido el meta alemán. Los primeros 10 minutos los decantó el estilo de juego reactivo de los de Marcelino, muy bien en el repliegue defensivo y en la presión para obstaculizar el movimiento de balón. Esto sumado al gran estado de forma de jugadores como Muniain, Sancet, Nico Williams o Yuri Berchiche se convirtió en una mezcla explosiva.

Los siguientes 10 estuvieron prácticamente pausados, el Barcelona retenía más el balón, pero sin demasiado peligro y el Athletic intentaba forzar la pérdida con su presión. Todo pintaba descafeinado hasta que en el minuto 20, Ferran Torres marcaba con un gran disparo al palo largo, muy similar al de Muniain. Pese al gol, los de casa no se rindieron y continuaron apretando arriba como en lo que llevaban del partido. Aunque las jugadas que generaban no eran demasiado peligrosas, sí que ponían en apuros a la zaga blaugrana. Una de las jugadas más claras que tuvieron los leones fue la provocada por la arrancada individual de Nico Williams quien a pase de Sancet se disponía a encarar a Jordi Alba. Una vez regateado al lateral fue Pique quien le cerró la puerta lo cual le obligó a centrar un balón que remató Muniain un pelín por encima de la portería rival.

El pequeño de los Williams seguía con hambre de gol tras ofrecer la primera asistencia del partido y generar una clara ocasión para los leones, el pamplonés volvió a encarar y en este caso fue Araujo el afectado. Tras despegarse lo suficiente de su marca, Nico chutó a puerta buscando el segundo palo, que por suerte para los visitantes la estirada de su portero fue suficiente para desviar el esférico. Además de jugada individual, el peligro también venía a balón parado, a apenas tres minutos de finalizar la primera parte un centro lanzado por Yuri Berchiche casi termina en gol. Era Raúl García quien efectuaba la pantalla sobre Busquets, dejando así a Dani García camino directo hacia el remate que a duras penas sacaba Ter Stegen en la línea de gol.

Segunda parte

Para la segunda mitad Xavi introducía a Nico González en lugar de Ez Abde y Marcelino tampoco tardaría mucho en cambiar a Oihan Sancet quien había sufrido una mala pisada la cual daba pie a su sustitución por Iñaki Williams. Llegaba con peligro el FC Barcelona en estos primeros instantes, en una gran jugada de combinación entre Pedri y Ferran Torres se acercaban con peligro al área de Agirrezabala, pero Dani García supo entrar al corte y arrebatarle la pelota al último fichaje blaugrana. También se incorporaban al terreno de juego Ansu Fati y Frenkie de Jong por Gavi y Ferran Jutgla, quienes no habían tenido demasiado protagonismo en el primer tiempo. En el 62 una jugada entre los dos Williams casi termina en gol del mayor tras el centro de su hermano pequeño, Iñaki llegó algo forzado al remate y lo mandó muy cerca de la escuadra derecha de Ter Stegen.

La respuesta del Barça se tradujo en posesión, en este caso muy cerca del área rival e incluso con cuatro jugadores blaugranas a 11 metros de la portería de Agirrezabala. Tras un rechace al centro de Nico Williams, el recién incorporado Ansu Fati salía a la contra junto con Ferran y Nico. Tras varios pases la jugada terminó en una falta de Vesga cometida a pocos metros de la frontal del área. Por suerte para los vascos el disparo de Jordi Alba impactó en la barrera y no generó peligro alguno, pero los locales perdían la pelota demasiado rápido lo que daba pie a contras en desventaja numérica. La llegada de Ansu se hizo notar, con él en el campo el FC Barcelona jugaba mucho más relajado en ¾ del campo rival. Cerca estuvo de marcar en el 76 cuando uno de los defensores del Athletic taponó su disparo que iba dirigido al palo largo de Julen Agirrezabala.

En un mal pase de Frenkie de Jong que Iñaki Williams supo aprovechar casi marca el 2-1, pero su disparo-centro se fue al larguero. Ese 2-1 finalmente llegó en un centro a balón parado que ponía Muniain, tras un remate de Berenguer que fue mal despejado por Ter Stegen fue Iñigo Martinez quien terminó empujando el balón que se encontraba en la línea del meta alemán. Los catalanes querían seguir celebrando y gracias al gol de Pedri en el 96 lo hicieron. Una chilena medio ejecutada por Dani Alves dejaba una pelota suelta en medio del área y el canario supo colocarla al fondo de la red, con este gol el partido se iba a la prórroga.

Remate de Berenguer // Foto: Athletic Club
Remate de Berenguer // Foto: Athletic Club

 

 

 

 

 

 

Prórroga

El tiempo extra comenzaba con un cambio en el lateral local, se iba Yuri quien volvía a ser titular desde su vuelta de lesión e ingresaba Balenziaga. Por desgracia, Ansu Fati salió lesionado a los cinco minutos de la prórroga en su lugar era Dest quien cubrió su espacio en el campo. La primera parte de la prórroga estuvo marcada por las idas y venidas sin mucho peligro de ambos equipos, lo único reseñable fue un tiro de Dest dentro del área que Agirrezabala atrapó cómodamente. Así fue hasta que un centro de Nico Williams impactó en la mano de Jordi Alba y tras revisar el VAR, Munuera Montero señaló la pena máxima a favor de los leones. El capitán, Iker Muniain fue el encargado de colocar la pelota en el fondo de la red del FC Barcelona y así lo hizo.

No daba descanso este encuentro, nada más comenzar la última parte de la prórroga el asistente anulaba un gol en fuera de juego del conjunto visitante. El Barça intentaba de todas maneras poner las tablas en el luminoso, pero no lo conseguía, por otro lado, Marcelino hacía ingresar a Oier Zarraga quien sustituyó a un ovacionado Nico Williams. Pese al resultado favorable y los cambios defensivos, los leones no se encerraron y buscaron finalizar el encuentro presionando arriba.

FICHA TÉCNICA: 

Athletic Club: Agirrezabala; De Marcos (Lekue, min.106), Vivian, Iñigo Martínez, Yuri (Balenziaga, min.91); Nico Williams (Zarraga, min.110), Dani García, Vesga (Nolaskoain, min.117), Muniain; Sancet (Iñaki Williams, min.52) y Raúl García (Berenguer, min.79).

FC Barcelona: Ter Stegen; Alves, Araujo, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Gavi (Frenkie de Jong, min.61), Pedri (Braithwaite, min.105); Abde (Nico, descanso), Ferran Torres y Jutglà (Ansu Fati, min.61; Dest, min.96)).

Goles

1-0, min.2, Muniain.

1-1, min.20, Ferran Torres.

2-1, min.86, Íñigo Martínez.

2-2, min.90+3, Pedri.

3-2, min.105+1, Muniain (penalti).

Árbitro: Munuera Montero (C. Andaluz). Amonestó a Dani García (min.30), De Marcos (min.94), Iñaki Williams (min.119) por parte del Athletic. Y a Piqué (min.76), Pedri (min.97), De Jong (min.104) y Alba (min.105) en el Barça.

VAVEL Logo