El Sevilla levanta un 0 - 2 en el segundo tiempo
Tecatito Corona con la pelota  / @SevillaFC (Twitter)

El Sevilla FC volvía a Nervión, a su estadio, para ver si volvía a ganar tras dos partidos en los que no vio el triunfo. En frente tenía al Celta de Vigo quien venía de ganar al CA Osasuna en Balaídos. 

El Celta comenzaba acercándose primero. El club vigués se plantaba con mucha facilidad en el área del Sevilla. Iago Aspas centró un balón raso que fue interceptado por Fernando Reges. Más tarde fue el Sevilla el que lo intentó. Los de Lopetegui intentaban llegar por bandas, así es como tuvieron el primer disparo. Aunque, la jugada comenzó por la izquierda, fue Montiel desde la derecha quien probó suerte desde la frontal. El lanzamiento del argentino se marchó por encima de la portería. 

Durante la primera media hora de partido, ninguno de los dos equipos causó peligro a los porteros. Los de Coudet no se atrevían a tener un juego tan ofensivo como en partidos anteriores por la letalidad del Sevilla. Asimismo, mantenían bien la posición defensiva para aguantar al conjunto hispalense, que buscaba llegar a portería por las bandas. 

Pasados los 30 minutos, se empezaron a ver las ocasiones claras. Primero fue el Sevilla, quien pudo abrir el marcador en una triple oportunidad. Fue Ocampos que desde la izquierda se colocó la pelota a su pierna buena y golpeó a portería. Dituro rechazó el balón, y llegó Acuña para chutar. Néstor Araujo detuvo la ocasión, y el balón le cayó a Tecatito Corona. El mexicano envió la pelota por encima de la portería. 

Justo después de esa ocasión, el Celta respondió en forma de gol. El conjunto vigués salió al ataque con un balón en largo. Brais Méndes abría a Santi Mina, quien entró en el área y golpeó. El rechace de Dmitrovic lo recogió Franco Cervi quien sí que batió al serbio y marcó el primero del Celta.

Poco después y casi sin dar tiempo a pestañear, los visitantes hicieron el segundo. Tras una recuperación casi en tres cuartos de campo del Sevilla, Brais Méndez cedió la pelota a Iago Aspas. El delantero recibió solo en la frontal, y con todo el tiempo del mundo golpeó al segundo palo, donde el guardameta no llegó. El Príncipe de las Bateas hizo el segundo con un disparo raso inalcanzable para Dmitrovic. 

El Sevilla intentó recortar distancias antes del segundo tiempo. Primero la tuvo Ocampos. Tecatito Corona se metió en el área pisando línea de fondo y buscó con un centro al argentino. El internacional con la albiceleste intentó marcar con un remate acrobático en el segundo palo, pero salió mordido. Más tarde, fue Acuña quien remató una segunda jugada de un córner, pero Aidoo puso el pie y despejó el peligro. 

Segundo tiempo de infarto

La charla en el vestuario surtió efecto en el conjunto hispalense. El Sevilla salió a remontar el partido. Nada más comenzó el segundo tiempo, los de Nervión se echaron encima de la portería de Dituro. Apretando al Celta, consiguieron marcar y recortar distancias en el minuto 70. Papu Gómez se hizo hueco en la frontal del área y golpeó con la zurda. El argentino marcó un golazo cruzando la pelota al segundo palo y dando vida al equipo. 

Poco después, al igual que hizo el Celta, volvió a marcar en tan solo tres minutos. El mismo Papu Gómez envió un balón al área que despejó Araujo. Óliver Torres empujó con la puntera el balón al fondo de la red y empató el partido. Con el segundo tanto del Sevilla, el conjunto local sometió al Celta durante el resto del partido. Incluso, los hispalenses tuvieron el tercero, pero el palo se lo negó. El segundo goleador, Óliver Torres, remató un centro de Acuña que fue repelido por la madera. 

El Celta, aunque en menor medida, también disfrutó de alguna ocasión. En el descuento, el conjunto gallego se metió en el área de Dmitrovic. Fue Iago Aspas el que intentó deshacer el empate, pero la zaga sevillista impidió que tirara a portería. 

El Sevilla logró darle la vuelta al marcador. De lo que parecía que podía ser una derrota, consiguió llevarse un punto del duelo ante el Celta. Los de Lopetegui salieron a comerse al equipo gallego en el segundo tiempo, y lo lograron con ayuda de unos cambios que revolucionaron el partido.  

VAVEL Logo