El Sevilla FC continúa perdonando en LaLiga
Fuente: Sevilla FC

Tras una semana de parón, los estadios de LaLiga encendieron de nuevo sus focos para retomar el espectáculo futbolero. El Sevilla FC llegaba a El Sadar con dos objetivos en mente: recuperar las buenas sensaciones y recortar distancias con el Real Madrid. Sin embargo, los sureños volvieron a recibir una de cal y otra de arena. Aunque Julen Lopetegui recuperó a sus futbolistas marroquíes, los malos presagios volverían a acechar al equipo sevillano.

El choque no comenzó con buen pie para los visitantes. Antes del pitido inicial, el técnico vasco se vio obligado a modificar su alineación titular por la lesión de Lucas Ocampos, mandando a Rakitic a ocupar su posición.

A la hora estipulada, Pizarro Gómez indicó el comienzo del duelo. Los pupilos de Lopetegui fueron los primeros en bailar con el balón. La posesión era favorable para los rojiblancos, pero, alrededor del minuto 3, volvieron las malas noticias para los andaluces: Montiel tuvo que abandonar el terreno de juego por lesión muscular, obligando a su entrenador a realizar otra sustitución. Tecatito Corona se puso la camiseta sevillista para suplir a su compañero.

Una vez transcurrido el primer cuarto de hora, ambos equipos habían mostrado sus cartas. El Sevilla mantenía controlado el esférico, mientras que Osasuna probaba suerte ejerciendo una notable presión que dificultaba la salida de balón de su rival. Jugando por la banda izquierda, Manu Sánchez buscaba hacer daño colgando centros que intentaba rematar el Chimy Ávila sin suerte.

Alrededor del minuto 26, el cuadro entrenado por Arrasate volvía al ataque. David García ganaba un duelo aéreo dentro del área andaluza para dejarle un caramelito a Budimir, cuyo remate fue blocado por el guardameta marroquí. Apenas había cogido aire el Sevilla cuando Moncayola armó la pierna para lanzar un misil envenenado que obligó a Bono a sacar un guante prodigioso.

En El Sadar, la tensión era más que palpable. El encuentro estaba muy igualado y cualquier error podría costarle los tres puntos a cualquiera de los dos equipos. El Chimy Ávila levantó un fortín en el área pamplonesa, convirtiéndola en una zona impenetrable. Sergio Herrera apenas tuvo trabajo, mientras que el cancerbero sevillista tuvo que hacer acto de presencia en varias ocasiones. 

A falta de un minuto para el descanso, Tecatito Corona realizó una gran jugada individual por la banda derecha, llegando a la línea de fondo y dejándole en bandeja un balón magnífico a Óliver Torres que no pudo culminar.

  • Un partido que no llega a ningún sitio

El encuentro no cambió tras la salida de los vestuarios. El juego seguía atascado, ninguno de los enfrentados lograba imponerse. Una falta lateral lanzada por Rakitic podría haber abierto el cielo a los sevillistas. El croata mandó el balón a la media luna para que Jordán hiciera el resto del trabajo, pero un mal golpeo acabó con la jugada.

En el minuto 55, Lopetegui movió sus filas con un doble cambio. Papu Gómez ingresó en el terreno de juego para mandar a Óliver Torres al banquillo y Koundé ocupó el lugar de Gudelj, quien había visto la cartulina amarilla cuando se cumplía la primera media hora del choque.

Tecatito Corona fue el protagonista en un juego monótono. Con su verticalidad, velocidad y atrevimiento lograba desequilibrar las líneas navarras y darle oxígeno a su equipo.  

En el 63 de partido, Munir y Rafa Mir pisaron el verde pamplonés para reforzar el juego ofensivo del Sevilla, dándoles salida a En-Nesyri y a Martial.

Los últimos 10 minutos estuvieron caracterizados por un Osasuna encerrado atrás tratando de resistir las continuas embestidas de los sevillistas, quienes buscaban desesperadamente meter el balón en la portería de Sergio Herrera.

Cuando apenas faltaba un minuto para el final, Jules Koundé caía en el área de Osasuna. Tras unos instantes de incertidumbre, Pizarro Gómez señaló la pena máxima a favor de los sevillistas. Con esta oportunidad de oro, Rakitic asumió la responsabilidad de llevar la victoria a casa, pero el portero rival estuvo atento y detuvo el disparo.

Finalmente, el choque se resolvió con un reparto de puntos. Con este resultado, el Sevilla continúa perdonando en liga, sumando tres empates consecutivos.

VAVEL Logo