El Real Madrid vence, pero no convence
Fuente: @realmadrid

El Santiago Bernabéu abrió sus puertas para recibir al Granada en el encuentro correspondiente a la jornada número 23 de LaLiga Santander

Ancelotti sorprendió a todos con su XI titular. El técnico confió en Asensio, Isco y Rodrygo como líderes del ataque merengue. Por su parte, Robert Moreno apostaba por un 4-4-2, frente al 4-3-3 de Carletto.

Primeros 45 minutos 

El balón comenzaba a rodar al son de los merengues, con la línea defensiva liderada por Eder Militao y David Alaba. Por otro lado, el Granada estaba mejor colocado en lo que a la defensa respecta, por lo que, para Rodrygo colarse era casi imposible. 

Ya en el minuto 4, Thibaut Courtois tenía que intervenir ante el disparo de Antonio Puertas. El belga despejaba con el pie el que pudo haber sido el primero del encuentro. 

Los primeros minutos del partido dejaron ver multitud de carencias en al defensa local. Camavinga tenía que subir a defender, las bandas eran un paseo para los andaluces y Militao no acertaba con los pases

Los visitantes sabían que el peligro estaba, sobre todo, en las jugadas aéreas, por lo que en los córners todo el equipo se encerraba en el área.

En el 12', Marco Asensio tenía una clarísima ocasión para adelantar a los vikingos en el marcador, pero Maximiano impedía que esto sucediese. 

Toni Kroos ponía en el 23' una peligrosa falta que no terminó por entrar, ya que Milla conseguiría despejar el balón. Acto seguido, los andaluces trataban de subir al contragolpe, algo que no venía nada bien a los vikingos. 

La afición se enfadaba ante la calma que se tomaba Maximiano para volver a poner la pelota a rodar. El Madrid no conseguía crear ocasiones muy obvias de peligro, pero cuando aparecían, todas pasaban por los pies de Luka Modric y los talones de Marco Asensio.

Ya en el ecuador de la primera mitad, Asensio se quedó a nadada de poner el primero, pero su disparo tocó el palo. Un minuto más tarde, en el 32', Kroos disparaba directamente, corriendo la misma suerte que el 11. 

En el 35' volvía a aparecer Courtois como el gran salvador. Un tiro de Suárez casi adelanta al Granada, pero la atención del arquero lo impidió. Los de Moreno aumentaron la intensidad para intentar llegar al descanso con el marcador a su favor, y nada como colarse por las bandas. 

Para aumentar la desesperación de los madridistas, Maximiano le hacía dos paradones seguidos a Marco Asensio. La última jugada del primer tiempo sería un tiro de falta de los Moreno, luego de que Kroos cometiese una infracción sobre Gonalons

De este modo, el colegiado pitaba el final de los primeros 45 minutos con el 0-0 en el marcador. 

Segundo tiempo

La segunda parte del enfrentamiento daba el pistoletazo de salida con el primer cambio en las filas blancas. Ancelotti retiraba a Camavinga para dar paso a Fede Valverde

Modric lo intentaba en el 55', con un pase y tiro aclamado por el Bernabéu. Tampoco Rodrygo tiraba la toalla. El brasileño se lanzaba tras el fallo de Luka y el balón acababa en las manos del portero rival. 

La frustración entre los blancos era más que palpable. Por mucho que lo intentaban, las cosas no salían, y el encierro en defensa por parte de los visitantes tampoco ayudaba. 

Otra vez Maximiano le hacía un paradón a Asensio, y el mallorquín ya no sabía qué hacer. En el 64', Carletto por fin sacaba a Isco del terreno para dar paso a Luka Jovic. También se iba Rodrygo, dejando su lugar a Eden Hazard.

La primera tarjeta amarilla la veía justamente Hazard. Algo ininteligible tras ver la acción repetida. Ya en el 71', Militao se lanzaba a intentar anotar con un disparo directo que terminaba yéndose por encima de la portería de Maximiano.

La salvación llegaba en el 75. Luego de infinitos intentos, Asensio anotaba el primero del enfrentamiento. Sin duda, la eufórica celebración de Marco fue la de todo el madridismo.  

En el 78', Gonalons cometía una peligrosa falta sobre Hazard. El disparo de Kroos acababa, sin sorprender a nadie, en manos del portero andaluz. 

Conclusiones 

Se ha visto que el equipo sufre mucho con la ausencia de Karim Benzema, y también con la de Vinicius Junior. Asimismo, partir de inicio con Isco, se ha demostrado que no era la mejor opción. 

El equipo comenzó a coger aire en el momento de los cambios. Valverde y Jovic, sobre todo, dieron un soplo de aire al conjunto que, de inicio, parecía imposible que se llevase los tres puntos. 

 

VAVEL Logo