El Espanyol gana después de dos meses y frena al Getafe
RDT contra el Getafe. Fuente: RCDE Espanyol.

Con una gran tarde por delante y un ambiente inmejorable en el RCDE Stadium, el Espanyol se dispuso a batallar contra el Getafe, que se mostró muy serio en muchas de las facetas de juego e hizo lo posible por no irse de vació de Barcelona, pero acabó sucumbiendo por 2-0 con goles de Leandro Cabrera y Cabaco en propia portería.

Comenzó el encuentro con un Enes Ünal metido desde el comienzo. Tanto fue así, que remató un balón complicado con la cabeza, saliendo el esférico por la línea de fondo. Poco a poco fue el Espanyol es que se hizo dueño del balón y del peligro.

La ofensiva del Espanyol no se hizo demasiado de rogar y la estrategia de mandar balones a la espalda de la defensa fue el arma de los pericos en los primeros compases del choque. Sobre el minuto 8, RDT, desde la banda derecha, mandó un balón al área rival y que metió en propia portería Djené, pero fue anulado por previo fuera de juego.

Insistió mucho el conjunto local por la banda derecha en busca de huecos que permitan encontrar a alguien en el área de Soria. Pero, el premio lo iba a encontrar a balón parado. Sobre el minuto 16' de partido, un balón colgado de Vilhena lo cazó Leandro Cabrera con un genial  testarazo para que los blanquiazules empezasen a dominar en el marcador.

A partir del gol, el Espanyol no dio tregua al Getafe y se convirtió en el dueño del partido, atosigando a los visitantes con constantes balones al espacio de la defensa, las órdenes de Vicente Moreno eran bastante claras.

No se quisieron contentar con la ventaja mínima en el marcador, pues a la media hora de partido Sergi Darder hizo de las suyas para internarse en el área con calidad para poner el balón al área pequeña y, con mala fortuna para la defensa madrileña, acabó el balón rebotado en Cabaco y terminó en el fondo de las mallas. Otro duro golpe al Getafe que, en menos de media hora, caía 2-0 sin poder reaccionar.

La primera parte fue muriendo poco a poco sin que se moviese más el marcador. Hubo un poco más de actividad en sendas áreas, pero el resultado fue el mismo. A los vestuarios se marcharon dos equipos con situaciones muy diferentes, el Espanyol fue claro dominador de la primera mitad y el Getafe intentó reaccionar en la segunda.

De esto mismo trató el cuadro de Quique Sánchez Flores en la segunda mitad, de encontrar el camino que les llevase a la remontada. Apenas pitó Cordero Vega la reanudación del encuentro y el Getafe fue paulatinamente acumulando jugadores en área rival, dejando los complejos a un lado y tratando de sacar el carácter que, hasta ese momento, no demostraron tener.

Los buenos minutos del Getafe no fueron recompensados con el preciado gol, pues el equipo dependió en gran medida de Enes Ünal, peleado con los centrales pericos todo el choque e impidiendo que pudiera tener la movilidad necesaria para acercarse a la portería de Diego López.

El Getafe decidió hacerse con el esférico, pero se vio incapaz de poder dar rienda suelta a su imaginación y se toparon constantemente con una muralla azul y blanca que no pudieron derribar.

A base de jugadas a balón parado, el Getafe se acercó a la portería rival, pero tampoco fue una alternativa efectiva. En el 66’ el Getafe tiró por primera vez a Diego López con peligro, gracias a un fuerte disparo de Florentino que acabó en otro córner.

El tiempo no corrió en vano y las piernas de los jugadores comenzaron a pesar, lo que implicó menos ritmo en el juego y más pausas para coger aire y pensar más detenidamente las jugadas. La pelota no dejó de moverse y los espectadores disfrutaron de su equipo.

A falta de un cuarto de hora, hubo que parar momentáneamente debido a un choque serio entre Yángel Herrera y Cabaco, que acabó con el central del Getafe maltrecho y que se marchó cojeando, pero sin lamentar un incidente mayor.

Sandro pudo transformar un gran balón al hueco con algo más de cinco minutos aún por jugar, pero el balón se le fue largo y acabó en las manos de Diego López. No le salieron las cosas en nada al Getafe, ni en ataque ni en defensa. Tan solo tuvo clemencia el colegiado cuando pitó el final del encuentro y que terminó en júbilo para el Espanyol.

Los pericos ganaron cómodamente al Getafe por 2-0 y se posicionan cerca de la mitad de tabla gracias a un buen papel de los jugadores de Vicente Moreno. El Getafe, por el contrario, frena en seco la buena racha que llevaban acumulando jornadas atrás.

VAVEL Logo