Territorio Champions, territorio Atleti
Foto: Atlético de Madrid

Como cada fin de semana, volvía el balón a rodar en la liga española y después de varias jornadas de enfrentamientos de los rivales directos del Atlético de Madrid, a los rojiblancos solo les valía ganar.

La primera parte empezó al nivel de los últimos partidos por parte del Atleti: presión alta, jugadas rápidas e incluso un gol muy temprano de Joao Félix —que sigue en racha—, pero pronto el encuentro se empezaría a descontrolar. 

El gol fue fruto de una gran jugada colectiva del Atlético de Madrid, con un poco de ayuda de la defensa verdiblanca. Un balón largo a Correa que controló a las mil maravillas y dejaba a Joao Félix rematando a placer, que lleva cuatro goles —sumando los dos de este encuentro— en cuatro partidos teniendo en cuenta todas las competiciones. Increíble el nivel de estos dos en los últimos partidos.

Un paso atrás que fue muy caro

Tras el gol los colchoneros dieron un paso atrás, el cual el Betis intentó aprovechar sin mucho éxito. Los siguientes minutos a la jugada de Correa y Joao fueron un constante viaje de ida y vuelta, sin un claro dominador del juego. 

Después de la jornada liguera en lo que el tema arbitral se refiere, el Betis contra el Atleti no se iba a quedar atrás. Se tuvieron que ir lesionados Correa y Vrsaljko después de dos duras jugadas béticas que simplemente se sancionaron con falta, o en el caso de la del argentino con un bote neutral, pero lo más importante fue un palmeo de Sabaly en el área que lejos de acabar siendo penalti, Cuadra Fernández dio saque de puerta para los locales. 

Poco a poco el conjunto verdiblanco fue encontrando su sitio en el partido, mientras el Atlético de Madrid se iba desinflando con cada minuto que pasaba. Pudo ponerse por dos goles arriba el Atleti con una jugada que dejaba solos a tres jugadores rojiblancos, pero inexplicablemente la jugada no acabó en gol. También pudo empatar el Betis después de que Giménez despejase un balón directo a los pies rivales, pero que afortunadamente para los colchoneros, no llego a darle forma al balón.

Durante los últimos minutos antes del descanso el equipo de Pellegrini fue superior y gracias a ello consiguieron el empate. Los nervios pasaron factura al Atleti y un fallo de Herrera en la frontal dejaba a Tello solo para efectuar un tiro increíble que se colaba en la portería rojiblanca.

Después de los reglamentarios quince minutos de descanso, el Atleti saltó al Benito Villamarín igual que se fue: perdido y sin ideas. El Betis apretó y le buscó las cosquillas al actual campeón de liga, pero no encontró la forma de hacerle daño en el resultado.

Perdido y encontrado

Al final el equipo verdiblanco echó de menos esos buenos minutos al inicio de la segunda parte, ya que en el momento en el que el Atlético de Madrid empezó a acelerar, no les quedó otra que ver como según pasaba el tiempo eran pasados por encima por el equipo del Cholo. 

Tuvieron algunas claras ambos equipos, pero no fue hasta el minuto 61 cuando Joao deshizo el empate en el marcador con una jugada calcada a la de la primera parte, la única diferencia: Marcos Llorente. El catorce de los rojiblancos usó la banda derecha del campo como si de una autopista se tratase para llegar hasta el fondo del campo y dejar un pase maravilloso con el que Joao solo tuvo que perfilar su pie hacia la portería. Otro gol más de Joao —que estaba enchufado— y se volvía a poner el Atlético de Madrid por delante. 

Con la ventaja en el marcador, el Cholo dejó claro su planteamiento, solidez defensiva e intentar sentenciar el partido en una jugada a la contra, y así lo hizo a la perfección.

No encontró el hueco en la defensa colchonera el Betis y no pudo acercarse a Jan Oblak durante prácticamente toda la segunda parte. Por otro lado, el Atleti desaprovechó varias jugadas en ataque, hasta que Antoine volvió a dejar claro para qué ha vuelto al equipo madrileño. Se hizo dueño de la banda y al igual que los otros dos goles colchoneros, con un pase al punto de penalti desde la línea de fondo dejaba a Lemar solo contra el portero. El Atlético de Madrid sentenció el partido en el ochenta.

Consiguió la victoria el Atleti que vuelve a las posiciones de Champions después de muchísimas jornadas y ya encadena tres victorias por primera vez en la temporada. Parece por fin que el equipo rojiblanco ha vuelto para quedarse.

VAVEL Logo