Morir en la orilla
Fuente: @EuropaLeague

El Real Betis Balompié viajaba a Alemania en busca de la conjura que le permitiese formar parte de los cuartos de final de la UEFA Europa League. Con ventaja por la mínima para el Eintracht Frankfurt, Manuel Pellegrini y los suyos buscarían la épica de volver a estar entre los ocho mejores de la competición. 

Los verdiblancos no lograron entrar al partido en los primeros minutos por el buen hacer de su rival que sabía de la importancia de anular al Real Betis en el centro del campo. Estaba impreciso el conjunto heliopolitano y no creaba con facilidad pese a tener controlado el esférico. La más clara llegó tras un balón largo de Sergio Canales a un Aitor Ruibal que se montó en la moto y la puso para la llegar de Joaquín, pero el portuense no conectó con el esférico. Poco después, una conexión entre Fekir y Sergio Canales propició una nueva ocasión, pero el pase atrás de Sabaly acabó marchándose a córner. 

Fue el conjunto alemán quien tuvo las ocasiones más claras de la primera mitad y es que Borré erró en el mano a mano con Rui Silva en la ocasión más destacada del primer periodo. Poco más a destacar con una primer mitad que se marchó al descanso con igualdad en el electrónico, con un Real Betis que tuvo la posesión del balón pero que no logró incomodar al guardameta rival. El Eintracht fue capaz de sacar a relucir las debilidades béticas y hacer daño jugando a la espalda de sus zagueros pero tampoco acertó a rematar entre los tres palos.

La salida del túnel de vestuarios dejó ver sobre el verde a un Betis mucho más activo que la primera mitad. Retrasada la posición de Ruibal para cubrir la baja de un Juan Miranda, obligado a abandonar el terreno de juego tras sentir molestias en su tobillo, Juanmi fue el que ocupó la banda derecha. El de Coín se convirtió en un quebradero de cabeza para los zagueros alemanes que no eran capaz de coger la medida al delantero verdiblanco. 

Desde muy pronto empezaron a llegar las ocasiones para el Real Betis. Fue primero Joaquín quien hizo rebotar su lanzamiento en uno de los defensores del Eintracht tras una gran jugada combativa. Tampoco logró rematar entre los tres palos Nabil Fekir que, intentando desde la frontal, resbaló en el momento de conectar con el esférico y se lo puso muy fácil al Trapp. El Betis fue mejor que su rival en los primeros minutos del encuentro, pero cuando el Eintracht despertó complicó seriamente a un Real Betis que vio cómo el conjunto alemán atosigaba la portería defendida por Rui Silva. Al igual que en el encuentro de ida, un centro chut desde la esquina puso en serias complicaciones a un Real Betis que vio cómo el lanzamiento de su rival se estrelló en el palo. 

La más clara de estos primeros compases la tuvo Juanmi, que aprovechó el centro de Joaquín tras una jugada marca de la casa para cabecear entre los tres palos, pero muy atento estuvo el guardameta rival para meter una mano salvadora y mantener la superioridad de su equipo sobre en el electrónico.

Corría el tiempo en contra de un Betis que lo intentaba, pero no lograba encontrar el último pase. Se maduraban las jugadas más de la cuenta por el lado verdiblanco y eso permitía a los rivales predecir lo que ocurriría cuando cualquier futbolista del Real Betis tenía que tomar la decisión final.  

Borja Iglesias estuvo muy cerca de aprovechar una rápida combinación con Fekir para poner el primero de la noche, pero su lanzamiento a contrapie se marchó alto. Y es que el fútbol le depararía algo mejor a un Borja Iglesias que está de dulce. Sobre la bocina y cuando todo parecía perdido aprovechó un balón de Fekir para adelantase a su par y enviar el balón al fondo de las redes. Júbilo, alegría y emoción en un Real Betis que seguía soñando con Europa. El Panda volvía a aparecer y su cita con el gol en las grandes noches de balompié seguía siendo idílica. El partido se iba a la prórroga y todavía había tiempo para que los verdiblancos diesen el golpe sobre la mesa.

Partido de ida y vuelta el que se vivía en la primera mitad de la prórroga. Pocas ocasiones y dos equipos que no quería dar ventaja a su rival era lo que podía verse sobre el verde. Guido Rodríguez fue el único que buscó la portería rival con más acierto y es que recuperó en tres cuartos y levantó la cabeza para, cuando vio al guardameta adelantado, le pegó como pudo, pero llegó antes el cancerbero rival para hacerse con el balón. La segunda mitad de la prórroga dejó la que pudo ser la ocasión, aparentemente, más clara del partido.

Diego Lainez caracoleó en banda derecha tras recibir el esférico y como pudo puso el balón al segundo palo. Allí apareció de nuevo Borja Iglesias que con la testa estrelló el balón en el travesaño. Lo intentaba el Real Betis que no lograba encontrar portería. Quien sí lo logró fue el Eintracht que en el último suspiro dejó sin ilusión al Real Betis.

Una mala salida de Rui Silva en un saque de falta dejó al Real Betis sin la clasificación europea. Soñó y lo hizo hasta el final. Poco que recriminar a un equipo que sobre el verde, y fuera de él, lo dejó todo. Soñar y seguir haciéndolo siempre, en cualquier partido y con cualquier situación. Este Betis sigue teniendo mucho que decir. 

VAVEL Logo