Festival de goles en el Cerro del Espino
Foto: Atlético de Madrid

Todo hacía indicar que el Atlético "B" viviría un mediodía plácido en un frío Cerro del Espino debido a la gran diferencia clasificatoria que existía con su rival, el CDC Moscardó, último clasificado y ya sin posibilidades de mantenerse en Tercera División RFEF, a diferencia del filial rojiblanco, que marcha líder de la categoría con un amplio colchón sobre el 2º, el Fuenlabrada Promesas.

Y fue así. Los de Luis García Tevenet no se anduvieron con chiquitas y salieron a buscar el partido desde el primer minuto de juego. El técnico sevillano dispuso un once realmente ofensivo, con una de las duplas atacantes más ilusionantes del filial en los últimos años, Carlos Martín y Giuliano Simeone. 

Lluvia de fútbol ofensivo

El partido comenzó con el anunciado dominio de los locales, ante un Moscardó que no podía frenar la sangría que el Atleti "B" iba creando por ambas bandas, con Carlos Martín y Cala como claros protagonistas, ambos constantemente percutiendo por la banda izquierda y derecha respectivamente.

Y no tardó en llegar el primero, pues a los 14 minutos y tras una recuperación de Jordi en campo contrario, con una gran presión alta de los de Tevenet, Carlos Martín iba a poner el 1-0 en el luminoso, con Cala asistiendo. El "9" rojiblanco iba a ser protagonista, nuevamente, tan solo seis minutos después, ya que él iba a ser el encargado de botar un maravilloso saque de esquina que Marco iba a rematar al fondo de las mallas visitantes.

Foto: Atlético de Madrid
Foto: Atlético de Madrid

Tan solo un minuto después, Giuliano Simeone, con su característica intensidad en la presión, robó un balón al portero del Mosca, quien intentó regatear al delantero rojiblanco, para poner a puerta vacía el tercero. El "Cholito" iba a conseguir su doblete poco después, tras un jugadón de Cala por banda derecha, que volvió loco a su par y puso un medido centro a la bota derecha del delantero, que cruzó su disparo batiendo al meta rival.

Los de Tevenet no cesaron en su asedio al ya descendido CDC Moscardó, que intentaba, con un cabezazo alto sin éxito, sacudirse la presión rojiblanca. Pero no surtió efecto, pues el Atleti conseguiría ampliar nuevamente su ventaja tras un zurdazo de Joel Arumí, que entró por la escuadra izquierda del portero visitante, poniendo la manita en el marcador.

Foto: Atlético de Madrid
Foto: Atlético de Madrid

Le iba a dar tiempo a uno más a los colchoneros antes del descanso, con una nueva jugada de Carlos Martín por la izquierda, que puso un delicioso centro a la cabeza de Giuliano, que estrelló su hat-trick en el travesaño, recogiendo Alberto Moreno el rechace y rematando a placer para poner la media docena en el marcador.

Todo el pescado vendido

Los locales salieron a la segunda parte a hacer leña del árbol caído, buscando en todo momento la portería rival para ampliar su cuantiosa ventaja, realizando un único cambio en el descanso, haciendo un cambio de cromos entre Arumí y Rojas en el lateral izquierdo. Carlos Martín entró nuevamente enchufado a los segundos 45 minutos, habilitando hasta en dos ocasiones a Giuliano Simeone, al que se le resistió el hat-trick

Más tarde, el técnico rojiblanco comenzó con el carrusel de cambios, ya que el partido estaba más que sentenciado. Entraron Verde, Teddy, Soto y Miguélez por Camus, Guerrero, Carlos Martín y Giuliano, con lo que el equipo se fue relajando cada vez más y empezó a jugar con su amplio marcador

Foto: Atlético de Madrid
Foto: Atlético de Madrid

A pesar de las numerosas permutas, los de Tevenet siguieron llegando y generando peligro, que fue frenado en numerosas ocasiones por José Antonio Casero, guardameta visitante, que, a pesar de encajar hasta seis goles, realizó una buena actuación conteniendo la sangría de su equipo.

El partido finalizó con susto, pues el Mosca subió la presión en los últimos minutos para conseguir el gol del honor, y en una ocasión, uno de los delanteros realizó una fea entrada sobre Gomis, portero colchonero, que tuvo que ser asistido por el cuerpo médico. A pesar de ello, pudo terminar el encuentro y celebrar una victoria que coloca al filial rojiblanco con 74 puntos y en la cabeza del Grupo VII de la Tercera División RFEF, a 11 puntos de su perseguidor, el Fuenlabrada Promesas, con 21 puntos a disputar.

VAVEL Logo