Justo empate en Balaidos (0-0)
Fotografía: LALIGA

Real Betis y Celta de Vigo se midieron en el choque previo al parón de selecciones, y firmaron un justo empate sin goles en Balaídos

Sin grandes necesidades, pero también con el deseo de no llevarse un disgusto excesivo antes del parón, se vieron las caras ambos conjuntos. La falta de urgencias se notó sobre el verde, y los dos equipos ofrecieron un espectáculo vistoso, pero también carente de sorpresas y con el cansancio propio del mes de marzo como protagonista. 

En la primera mitad fueron los locales los que acecharon con mayor peligro a su rival. De hecho, la primera ocasión de partido la  protagonizó el Celta. En el minuto dos, Fontán consigue zafarse de Miranda y poner un centro raso al área que acaba despejando la zaga bética. Los verdiblancos respondieron poco después, con más peligro que sus rivales. Un centro largo del Canales en el minuto 4 lo remata Juanmi de primeras frente a Dituro y el balón sale desviado de la meta contraria.

Con este inicio de partido, pocos podían esperar que los goles no terminarían llegando. La sensación de peligro y dominio se la alternaron ambos conjuntos, sí, pero los porteros no tuvieron que realizar demasiadas intervenciones de mérito durante los 90 minutos. Quienes sí estuvieron inspirados todo el encuentro fueron los defensores de ambos equipos, que provocaron la ausencia de goles en el partido. En el minuto 9 volvería a replicar el Celta. Nolito caza de cabeza un centro de Hugo Mallo que termina en manos de Bravo, en uno de los pocos despistes por alto de los centrales béticos. Dos minutos después, calcaron la jugada Bellerín y Borja Iglesias. El lateral centra el balón por la derecha y El Panda consigue cazar el esférico con la testa, aunque en esta ocasión no tuvo que intervenir Dituro.

Tras unos vistosos diez primeros minutos ambos conjuntos se dieron un descanso. Hasta el minuto 19 no volvería a activarse la sensación de peligro. En esta ocasión, el peligro vino de manos de los visitantes. Bartra es agarrado por el cuello en la disputa del balón en un córner, pero el VAR no señala nada. La disconformidad de los béticos, que protestaron airados la acción, fue aprovechada por los locales que persistían en la búsqueda del gol. Esta vez es Hugo Mallo quien asiste de cabeza a Santi Mina y este remata el balón fuera. 

Tras otros diez minutos de imponentes alardes defensivos e interrupciones del juego, volvieron a la carga ambos conjuntos, cuando el crono ya marcaba el minuto 29. Golpeó primero Brais Méndez, con un remate de volea desde la frontal que atrapa Claudio Bravo. Respondió en la siguiente jugada Juanmi, que recibe un balón peleado por Borja Iglesias y lo remata cruzado, protagonizando así la más clara de la primera mitad para los suyos. 

La segunda parte ofreció menos sensación de peligro que la primera y más dominio posicional de los visitantes. Hasta el minuto 55, cuando Aspas recoge y remata el esférico entre las piernas de los zagueros béticos sin ver puerta, no se habían probado ambos conjuntos. 

También tuvo la suya Canales en el 59, con un remate dentro del área que atrapó Dituro. Más tarde, Hugo Mallo protagonizaría la más clara del partido para los suyos, rematando al lateral de la red un centro cuando tenía todo para meterla.

A partir de ese momento, y hasta los minutos finales, los de Pellegrini se hicieron dueños del esférico. Mientras Marc Bartra, imperial, lograba abortar cualquier intentona celeste por alto, los verdiblancos mantenían el balón en campo contrario minuto tras minuto. Sin embargo, no consiguieron inquietar en exceso al meta local, y el partido se llenó de "casis", que no terminaron suponiendo un problema para ningún conjunto.

Al final, reparto de puntos en Balaídos para dos equipos que acusaron el cansancio y arriesgaron lo justo. El empate sirve a ambos para seguir en sus respectivas luchas e ir al parón con la conciencia tranquila.

VAVEL Logo