Ya no se pueden cometer más errores
Diego Suárez rodeado de rivales. Foto: SORIA Noticias

El Nuevo Estadio de Los Pajaritos acogía un emocionante choque entre el CD Numancia y el Badalona, partido correspondiente a la jornada 27º del Grupo III de Segunda RFEF.

Ninguno de los dos equipos llegaban a este encuentro en su mejor momento, ya que el Numancia en sus últimas dos salidas no consiguió pasar del empate, y el Badalona en casa empató a cero contra el Brea.

El técnico riojano salió con Isma Gil en portería; una línea de cuatro formada por Jaume Pol, Fer Román, De Frutos y San Emeterio; doble pivote para Jordi Tur y Mateo Arellano; en la línea de 3/4 estaban Juampa Barros, Diego Suárez y Carrillo; y por último, el goleador numantino, Lupu.

Ninguna ocasión clara

El encuentro estuvo marcado de principio a fin por un ataque ineficiente por parte de los dos equipos. Ambos lo intentaban, sobre todo en contras, pero no conseguían llegar a portería contraria con la suficiente claridad como para adelantarse en el marcador.

En la primera mitad, la ocasión más clara sin ninguna duda llegó en el minuto tres de partido. Lupu, tras una espectacular jugada individual, cedió el esférico a Diego Suárez, que en boca de gol, no consiguió dirigir su disparo entre los tres palos.

La otra gran ocasión de los primeros 45 minutos fue de Lupu. Al contrario que en la jugada anterior, Diego Suárez cedió el balón a su compañero, pero el hispano-rumano, con todo a su favor, mandó a fuera el balón.

El Badalona lo intentaba mediante contras o faltas, sin embargo, Isma Gil no pasó ningún apuro.

Ya en la segunda mitad, más de lo mismo. El Numancia era dueño y señor de la posesión, pero a la hora de la verdad no conseguía disparar a portería.

El Badalona la tuvo muy clara en el 75', pero Isma Gil realizó una parada extraordinaria a Xavi Molina, el cual teledirigió su cabezazo a la escuadra.

Un minuto más tarde, el central numantino, Fer Román, vio la segunda amarilla, por lo que al Numancia le tocó jugar con un jugador menos durante casi 20 minutos, incluyendo el descuento.

Los locales no se echaron atrás, y aun con esta desventaja numérica, fueron todo el rato a por el partido, pero siguieron sin atinar a portería y se perdieron por el camino dos puntos importantísimos en este final de partido.

Tras este empate, los visitantes se encuentran decimocuartos con 32 puntos, mientras que los locales se colocan terceros con 44 puntos a la espera de que la RFEF resuelva el partido contra el Lleida. 

VAVEL Logo