Vuelve el Betis de las goleadas (4-1)
Fuente: LaLiga

El Betis no quiere despegarse de esa lucha tan emocionante por los puestos de arriba, tras la victoria abultada frente al Osasuna. La defensa rojilla no supo parar los ataques que atravesaron el Villamarín con el retorno de Juanmi y Alex Moreno. 

  • Apisonadora verdiblanca

Mucha preocupación por la ausencia de los futbolistas con talento como Fekir, Sergio Canales o Borja Iglesias; pero se disiparon las dudas en el comienzo del encuentro. En el minuto 11, la primera ocasión del partido fue un centro de Bellerín, cabezazo de Álex Moreno al larguero y Joaquín Sánchez manda alto con Herrera totalmente fuera de posición. No podía creer que hubiera fallado una oportunidad tan clara.

Los verdiblancos ahogaban al Osasuna en su campo y  llegó la polémica del partido en una mala salida de Herrera, dónde estiró la pierna en exceso y derribó a Aitor Ruibal. Pizarro Gómez y el VAR no decretaron que la acción fuese penalti. El cuadro de Pamplona tomó un respiro de aire fresco con un chut lejano de Moncayola que rozó el poste de la portería de Claudio Bravo.

  • Volvió Juanmi, el Betis sonríe

En el momento decisivo de la temporada termina su sequía goleadora. En el primer gol, Joaquín mete un pase maravilloso a Bellerín, la pone al punto de penalti para Willian José que no engancha bien el golpeo, Juanmi se lanza al suelo y  el despeje de Nacho Vidal se convierte en el 1-0. Mala fortuna. Su vuelta va a ser esencial en este tramo de la temporada.

Fuente: LaLiga
Fuente: LaLiga

Los de Arrasate no bajaron los brazos, Moncayola se sacó otro disparo para que el cancerbero chileno se lanzase como un tigre y despejar a córner. Pero el futbolista de Coín quería volver por la puerta grande para afirmar que la bestia goleadora nunca se fue, solo estaba esperando el momento adecuado para volver a dar alegrías al beticismo. Al filo del descanso, tras un pase en profundidad de Víctor Ruíz, controló Alex Moreno y envió un pase raso para que el malagueño empalara un zurdazo maravilloso. Había perdido el olfato, pero no la puntería. El Vilamarín entonó el cántico de moda: "¡Todos queremos que marque Juan Miguel! ¡Oh Juan Miguel!

  • Golazos a un ritmo trepidante

La segunda parte comenzó igual que terminó la primera. Un vendaval ofensivo acechaba las inmediaciones de la portería visitante. Guido Rodriguez lanzó un potentísimo golpeo desde fuera del área que despejó Sergio Herrera. En la siguiente jugada, evita dos remates a bocajarro de Bartra y Víctor Ruiz. Reflejos de felino para mantener vivas las esperanzas de remontar el partido. 

Por un momento se creyó en una posible remontada. Un centro peligroso de Cote desde la izquierda, corta Bartra de cabeza sin ningún problema, Víctor Ruiz perdió de vista el cuero y Budimir remató de forma encomiable a la media vuelta. Recortaban distancias. A punto estuvo de empatar con un centro desde la derecha que rozó el croata y terminó en el fondo de las redes. Pero el linier entendió que estaba en posición antirreglamentaria y, por lo tanto, fuera de juego. Osasuna estiraba su ataque, pero sin eficacia en los metros finales.

Joaquín quería redondear su gran actuación con un gol, pero después de un recorte maravilloso su disparo no encontró puerta. Entonces apareció el tipo que parece un futbolista lento, pero activa el modo cápsula... Y pasan cosas. Impresionante lo que se inventó en el tercer tanto del encuentro. Controló el esférico y se dirigió hacia la portería de Sergio Herrera. El portugués regateó con una pisadita de futbol sala al estilo de su compatriota Ricardinho para superar al portero y definir con la otra pierna. William Carvalho baila al ritmo de la Feria de Abril. 

Fuente: LaLiga
Fuente: LaLiga

Una genialidad a la que siguió otra de Álex Moreno, ya en el añadido, regateando a David García con un caño para poner el definitivo 4-1, de nuevo asistido por Juanmi. Un recorte, un regate y una definición de nueve para un lateral que pide a gritos una oportunidad con la selección de Luis Enrique. El Real Betis mejora en ataque pero, sobre todo, mejor con él en el terreno de juego. Es una pieza clave en la columna del sistema de Manuel Pellegrini por su profundidad y la mejora en la toma de decisiones. Defensivamente no te deja respirar, pero en el aspecto ofensivo llega a línea de fondo, levanta la cabeza y visualiza un abanico de jugadas. Partidazo para reafirmar su seria candidatura al Mundial.

Fuente: LaLiga
Fuente: LaLiga
  • El momento adecuado

Vuelve el fútbol que crea sonrisas en el Villamarín. Una vez más, se cumple la famosa profecía de este Betis: Si Manuel Pellegrini viste de chándal es una victoria asegurada.  El técnico sonríe en este camino de preparación hacia la final de Copa y de esperanza hacia ese sueño de Champions. Vienen muchas cosas bonitas. ¡Qué siga la fiesta verdiblanca!

 

VAVEL Logo