Agónica victoria del Sevilla ante un incombustible Granada CF
Tecatito intentando irse de Eteki en una jugada. Foto: LaLiga Santander.

El Sevilla se quedó con los tres puntos en un auténtico partidazo ante el Granada. Agónico final en el Sánchez Pizjuán, que evidenció a la perfección la igualdad de los dos equipos, que se jugaban mucho en esta ocasión, aunque los que estuvieron más acertados de cara a puerta fueron los que se llevaron el premio final.

Sevilla y Granada se enfrentaban este viernes para abrir la trigésima primera jornada de LaLiga. Con objetivos muy distintos, ambas escuadras iban a pelear con sangre y sudor dicho encuentro para llevarse tres puntos que podrían ser vitales para el final del curso. 

Los locales llegaban tras perder en la pasada jornada ante el FC Barcelona (1-0), partido que iba a provocar que los azulgranas lograran ser segundos clasificados. Mientras tanto, el Granada CF no pudo sumar de tres en un partido clave frente otro rival directo como es el Rayo Vallecano, que también está sumergido en la pelea por la zona baja (2-2).

El cuadro de Lopetegui salía con las principales novedades de Augustinsson y Tecatito, que iban a ocupar unas sorprendentes plazas sobre el terreno de juego para este choque. El Granada, por otro lado, optó de inicio por las novedades de Víctor Díaz, Torrente, Eteki, Machís y Uzuni con respecto al partido anterior, debido en parte al buen nivel de estos y al riesgo de sanción de otros futbolistas en caso de que vieran otra tarjeta amarilla.

Los primeros compases del encuentro fueron muy parejos. El Granada, atento y con entusiasmo, quiso llevar la iniciativa. Por otro lado, el Sevilla, sosegado y tranquilo en el arranque inicial, le dejó la bola a los nazaríes en dicho tramo, aunque sus combinaciones rápidas y contragolpes feroces pudieron hacer mucho daño.

Torrente, en una salida al área contraria, se tiró al suelo con unos evidentes gestos de dolor a raíz de unas molestias que sintió en la rodilla. El prometedor central, que estaba teniendo un gran arranque con el primer equipo, se tuvo que marchar en camilla debió a dicho dolor. Se esperaba lo peor para él, pero en cuestión de minutos, se recuperó y volvió al terreno de juego, aunque no pudo durar mucho y se tuvo que ir y dejar su sitio a Germán.

Torrente yéndose en camilla. Foto: LaLiga Santander.
Torrente yéndose en camilla. Foto: LaLiga Santander.

A raíz del cambio, el Sevilla comenzó a subir las revoluciones y apretó al Granada. No era un asedio como tal, pero la fuerte presión arremetía ante un conjunto rojiblanco que se vio muy mermado con la marcha de Torrente. La velocidad de los protagonistas sevillistas y su gran calidad hacían muy difícil a los nazaríes defender en su zona.

Suárez lo intentó tras un pase bombeado de un compañero. El colombiano se giró y buscó el disparo fuera del área rival, pero el chut se fue alto y muy desviado.

  • Sorpresa en el marcador

Ante tanta incertidumbre, Machís, que parecía haber vuelto a estar en su máximo nivel, adelantó a los nazaríes tras recibir un balón de un saque de banda de Escudero, que le llegó al vinotinto para entrar de izquierda hacia dentro y hacer su 'tiro registrado', esa rosca que siempre va pegada al palo lejano del meta, que no pudo hacer nada en esta ocasión para evitar que el esférico entrara (0-1).

El Sevilla, fruto de la necesidad, puso otra marcha y comenzó a acercarse cada vez más a la portería de Maximiano, bien defendida por el luso y por los zagueros rojiblancos, que salvaron en varias ocasiones a su equipo con el fin de mantener un resultado que era bastante positivo.

Machís, muy participativo en todas las jugadas de peligro de los visitantes, volvió a tener otra oportunidad para aumentar la ventaja de su cuadro tras un buen pase de Milla en la línea de fondo, que le puso a Darwin el balón en la boca del área, pero el remate rebotó en un defensor sevillista y no conllevó excesivo riesgo.

  • La insistencia surtió efecto

Pese a ello, el Sevilla, que cada vez estaba llegando más e insistía fuertemente, empató con un testarazo de Diego Carlos a pase de Jesús Navas. El defensor brasileño le ganó la marca a Petrovic y, con un impecable remate, perforó la portería de Maximiano, que no pudo pararlo (1-1).

A los hispalenses el gol les vino como anillo al dedo. Se comenzaron a sentir cómodos y, con más verticalidad y empuje, sus avisos cada vez eran más dañinos. Ocampos, con una rosca, tuvo el tanto de la remontada, pero se le marchó el balón desviado por encima del larguero. Navas también la tuvo con un remate de volea que requirió un palmeo aéreo de Maximiano.

Ocampos celebrando con sus compañeros el tanto. Foto: LaLiga.
Ocampos celebrando con sus compañeros el tanto. Foto: LaLiga.

El Sevilla continuó igual en la segunda parte. Los locales se veían muy poderosos, ahogando a un Granada que resistía como podía en su propia zona con una poblada defensa que evitaba que llegaran a puerto las diferentes intentonas sevillistas.

El asedio local era total, pero el Granada vio un poco de luz con un gran contragolpe montado por Suárez que se la dejó a Machís, que metió una dura volea que requirió de una gran participación de Bono.

  • El gol de la remontada y el del descontento

En una réplica de los de Lopetegui, Ocampos anotó el segundo tanto para el Sevilla, pero el remate fue anulado por fuera de juego del Tecatito, que participó en la jugada. Tras revisarlo el VAR, el colegiado rectificó y señaló gol (2-1). La jugada, bastante confusa, se acabó resolviendo de manera favorable para los sevillanos.

El Granada, que no terminaba de encontrarse ni podía hilvanar varias jugadas seguidas, volvió a recibir otro tanto. Rafa Mir, tras una posible falta a Germán, anotó, pero la jugada se revisó en el VAR, que avisó al colegiado principal para que acudiera a ver la jugada repetida. Ortiz Arias acudió y anuló el gol por un codazo a Germán en la mandíbula. Rafa Mira recibió amarilla por ello. Dicha resolución desató el descontento de la afición local. Justo antes recibió amarilla por protestar Luis Suárez, tarjeta que acarrea suspensión, por lo que será baja en el próximo partido contra el Levante.

Uzuni, a falta de cinco minutos para el final, tuvo en sus botas el empate. El delantero albano, incombustible en esta cita, mandó al palo un tiro envenenado. La lamentación de los nazaríes fue evidente, pero no decayeron y siguieron intentando hasta el final darle la vuelta al resultado. Arezo tuvo otra clara que requirió de una gran parada del meta marroquí del Sevilla. Los avisos cada vez iban a más.

  • Empate in extremis y los goles del cierre final

Quien la sigue la consigue, o eso dice el refrán. En el 89, y a balón parado, el Granada encontró la recompensa que tanto estaba buscando. Magnífico córner de los granadinos. Milla le puso el balón a la cabeza a Víctor Díaz, el capitán, que anotó (2-2) y celebró con una tremenda rabia dicho gol, y con motivos. El empate se reflejaba en el luminoso a falta de varios minutos para el final. Fueron nueve los que añadió el colegiado.

Víctor Díaz celebrando el gol del empate. Foto: LaLiga Santander.
Víctor Díaz celebrando el gol del empate. Foto: LaLiga Santander.

Parecía que el partido iba llegando a su final, pero cuando más estaba apretando el Granada, el Sevilla volvió a remontar y se puso por delante. Rakitic cabeceó a las mil maravillas dentro del área chica, pero su remate, que se quedó cortó, la lamió Rafa Mir (3-2) para meterla dentro de la portería rival y volver a darle la victoria a los de Lopetegui.

A falta de unos segundos para el final, el Sevilla terminó de cerrar la victoria con otro tanto del Papu Gómez (4-2) a pase de Mir, que se fue de sus marcas como quiso. Duro mazazo para los nazaríes, mientras que el Sevilla muestra su gran calidad de cara a puerta.

Con este resultado, el Sevilla suma un total de 60 puntos y se vuelve a poner segundo en la clasificación y a tan solo nueve del líder, el Real Madrid. Sin embargo, dicha derrota pone en peligro al Granada, que se queda con 29 puntos y a tres del descenso. No le queda otra que esperar a ver qué hacen los rivales directos en la zona baja.

  • Ficha técnica

Sevilla: Bono, Navas, Koundé, Diego Carlos (Gudelj 79’), Augustinsson, Tecatito (Oliver Torres 83’). Jordán, Rakitic, Ocampos (Mir 67’), En-Nesyri (Lamela 45’), Martial (Papu Gómez 67’).

Granada: Maximiano, Víctor Díaz, Duarte (Quini 71’), Torrente (Germán 16’), Escudero (Molina 83’), Eteki (Soro 83’), Milla, Petrovic, Uzuni, Suárez, Machís (Arezo 71’).

Goles: 0-1, Machís; 1-1, Diego Carlos; 2-1, Ocampos; 2-2, Víctor Díaz; 3-2, Rafa Mir; 4-2, Papu Gómez.

Árbitro: Ortiz Arias (comité madrileño). Ha amonestado a Jordan, Munir, Rafa Mir en el Sevilla y a Eteki y Luis Suárez en el Granada.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 31 de LaLiga disputado en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán.

VAVEL Logo