Polémica, remontada y tres puntos que acercan Europa

Con mucho que decidir sobre el verde e intereses opuestos para ambos conjuntos, Cádiz y Real Betis metieron, desde muy pronto, el acelerador para buscar la oportunidad de romper el partido desde el arranque. Fueron los gaditanos quienes tuvieron la primera oportunidad del partido por mediación del Pacha Espino, pero muy atenta estuvo la zaga bética para blocar su disparo. También quiso replicar el Real Betis, sin embargo, el buen hacer del Cádiz no daba oportunidad a los verdiblancos. 

Polémica fue la jugada en la que el Real Betis logró abrir el marcador con un gol que acabó siendo anulado por fuera de juego. Sabaly se incorporó por banda derecha y una vez llegó a línea de fondo puso el balón atrás para que el disparo de Canales golpease en un jugador cadista. El balón acabó introduciéndose en la portería ante la presión de un Fekir que no toca el esférico antes de que este sobre pase la línea. Incomprensiblemente, el árbitro decretó fuera de juego y desde el VAR su decisión fue apoyada. Seguía el empate en el marcador con un Cádiz que empezó a acusar la fuerte presión de los minutos iniciales y un Betis que quería ser protagonista del encuentro.

Nabil Fekir se estaba convirtiendo en un verdadero quebradero de cabeza para sus rivales, pero el franco argelino no logró superar en velocidad a Akapo cuando ya encaraba portería. El Betis se adueñaba del encuentro y el '8' bético se gustaba buscando asociaciones constantes con sus compañeros para crear jugadas de peligro a un Cádiz que defendía con criterio.

Los minutos pasaban y ni uno ni otro equipo lograban llegar con claridad a la meta defendida por el rival. El Betis perdía la superioridad que había demostrado en un gran tramo del partido y el Cádiz convertía el encuentro en un partido de ida y vuelta que le permitía tener opciones de abrir el marcador. Con equilibrio en el electrónico, el encuentro se marchó al tiempo de descanso

La vuelta del túnel de vestuario trajo una doble ocasión para el Real Betis. Primero fue Guardado con un tremendo latigazo desde la frontal que acabó estrellándose en el larguero y el rebote lo cazó Fekir para forzar a la zaga amarilla a sacar el esférico bajo los palos. No quería ponerlo fácil el Cádiz que también gozó de una gran ocasión, Idrissi no acertó a rematar entre los tres palos por muy poco. Quien sí logró abrir el marcador fue Iván Alejo. El futbolista del Cádiz aprovechó una mala devolución de Juanmi sobre Bravo para meter la pierna y desviar el balón al fondo de las redes. Cádiz soñaba con la permanencia y Alejo acercaba un poquito más el sueño de seguir en Primera.

El Betis no bajaba los brazos y cerca llegó el tanto del empate. Fekir, con un lanzamiento de falta directa estuvo cerca de la igualada, pero su disparo se marchó rozando el palo. Seguían intentándolo ambos conjuntos, pero no se iba a mover el resultado. Sin embargo, para salir y besar el santo saltó al terreno de juego un Cristian Tello que aprovechó una dejadita de Fekir desde la frontal para con un latigazo al palo largo empatar el encuentro en el primer balón que tocaba. 

El Betis se volcaba al ataque y cerca estuvo Canales de poner el segundo con un gran disparo tras una conducción en la frontal. Seguía el Real Betis pisando con peligro el área rival y una falta muy clara sobre el Panda sirvió para que, tras la revisión del VAR, el árbitro indicara el punto fatídico. Desde los once metros no defraudaba un Borja Iglesias que rebotaba el encuentro a poco más de cinco minutos para el final del partido. 

Poco más iba a ofrecer el encuentro y un Betis que tiró de honor logró volver a Sevilla con tres puntos más gracias a una remontada que le lleva a seguir puntuando por cuarta jornada consecutiva.

VAVEL Logo