Un paso menos para alcanzar la Champions
El equipo celebrando el tercer gol del partido | Foto: Atlético de Madrid

El fútbol, ese deporte creado para ser disfrutado con amigos o familia, sobre todo cuando el buen tiempo acompaña, solo se puede mejorar si gana tu equipo. De todo esto y más es de lo que ha podido gozar la afición rojiblanca en la Ciudad Deportiva Wanda de Alcalá.

Las jugadoras rojiblancas volvían a enfundarse la camiseta del Atlético de Madrid después de volver de sus compromisos internacionales sabiendo que tienen un objetivo en mente y que no pararán hasta haberlo conseguido. Las colchoneras empezaron el partido con la quinta marcha metida, eléctricas buscaban las cosquillas desde el primer minuto a las bilbaínas. 

Si pestañeas te lo pierdes

Tan metidas en el partido empezaron las de Óscar que no tardaron más de nueve minutos en anotar el primer gol. Shei, que se inventa su propio fútbol en cada jornada, sacó una jugada maradoniana de su manga y acabó por meter un pase en profundidad de ensueño que dejaba a Bárbara sola contra la portera del Athletic. La española remató a placer y anotó el primer tanto del Atlético de Madrid en el partido. 

El equipo celebrando el primer gol | Foto: Atlético de Madrid
El equipo celebrando el primer gol | Foto: Atlético de Madrid       

El Atleti no quiso bajar el ritmo y siguió apretando igual que desde el inicio de partido, a pesar de haberse adelantado en el marcador. Pronto obtuvo su recompensa a no reducir la intensidad y no tardaron ni cinco minutos en volver a marcar un gol a la portera del Athletic. Esta vez fue Bárbara la que recogió el balón en el medio campo después de que una jugadora rival resbalase y, al igual que le hicieron a ella, metió un increíble pase en profundidad que Leicy, sin pensarlo dos veces, cruzó para ampliar la ventaja rojiblanca

Con el segundo en el bolsillo, las colchoneras ya pudieron calmar el juego y aprovechar para buscar posesiones más largas y jugadas más elaboradas, sin crear fisuras en defensa, en resumen, buscar sin arriesgar. Las bilbaínas solo podían achicar agua mientras se inundaba su barco, aunque de vez en cuando se acercaban a la portería de Lola, pero sin excesivo peligro.

Ya al borde de la primera parte volvió a aparecer ella, Sheila García. La rojiblanca recogió un balón en su banda, se revolvió sobre la defensa del Athletic y echó a correr como un rayo por el césped de Alcalá. Finalmente optó por centrar el balón al segundo palo y en otro error de la defensa visitante, Oihane remataba ese balón de Shei hacia el interior de su propia portería.

Después de ese tercer gol, el marcador no se movería más en toda la mañana, aunque hubo ocasiones para hacerlo para ambos equipos.

La primera parte solo tuvo un color, en este caso dos, el rojiblanco. El Athletic no estuvo ni cerca en la primera parte de poner en apuros a Óscar y sus jugadoras, mientras que las locales no dieron opciones ni en ataque ni en defensa a sus rivales. 

Despacito y con buena letra

La idea en la segunda parte era la misma que en la primera: aprovechar las ocasiones sin provocar huecos en la defensa. El Atleti cumplió a la perfección el plan que propuso su entrenador, que a pesar de no haber anotado otro gol en las oportunidades que tuvo, tampoco recibió ninguno.

Las rojiblancas tuvieron muchas oportunidades para seguir ampliando la diferencia en la segunda parte, incluso Deyna falló un penalti que provocó Laia después de un córner, pero toda la efectividad que tuvo el Atleti en la primera parte, le faltó en la segunda. Lola también tuvo ocasión para brillar con algunas buenas paradas, dejando su portería a cero. 

También tuvieron la oportunidad de demostrar su nivel Amanda, que logró un gran partido en Alcalá, Laia, que sigue siendo el faro de la defensa rojiblanca y que incluso algunos aficionados pedían que se quedara en Madrid después de los rumores que están aflorando a su alrededor, pero sobre todo, mención especial a Shelia García, que desde hace ya varias jornadas se mejora a sí misma. España puede estar tranquila para la Eurocopa, hay un increíble equipo para competir por ella. 

El Real Madrid ganó, el Granadilla empató y el Atleti ganó, lo que significa que las colchoneras seguirán en puestos de Champions una jornada más y teniendo en cuenta que solo quedan tres jornadas de liga, cada punto cuenta. Habrá que esperar para ver si las colchoneras consiguen su objetivo, pero lo que está claro es que ganas no le faltan al Atleti Femenino de estar en la Liga de Campeones el año que viene.

VAVEL Logo