El Granada CF se queda tocado ante un reanimado Levante
Machís intentando hacer un pase. Foto: LaLiga Santander.

Pesadilla la vivida en Los Cármenes. El Levante deja muy tocado a un Granada que se queda al borde de meterse al descenso tras la apabullante goleada recibida por los granotas este domingo (1-4).

Granada y Levante se enfrentaban este domingo en un duelo a vida o muerte. Era de esas citas marcadas en el calendario. Ambos cuadros, que están pasando apuros para intentar alejarse de la zona de descenso, se medían entre sí. Quien ganara iba a conseguir salvar un gran matchball e iba a dejar tocado a su adversario.

Los locales llegaban tras perder en la pasada jornada en un frenético partido ante el Sevilla (4-2), mientras que los granotas hicieron lo propio ante un FC Barcelona que salvó los muebles en los últimos minutos (2-3).

El cuadro de Lisci tenía la principal ausencia de Roger, uno de sus principales goleadores. Su vacío fue suplido con Dani Gómez. El Granada, por otro lado, optó de inicio por continuar con defensa de cinco y sorprender con la entrada de Petrovic en la medular y Molina, que sustituía al sancionado Suárez.

El encuentro comenzó de una manera muy dinámica. El Levante buscó sorprender a la zaga granadina, que tuvo que actuar con fortaleza para dinamitar todo tipo de ocasión. El Granada intentó avisar, pero el cuadro valenciano fue el primero en enseñar sus colmillos y demostrar que tenía ganas de sangre.

Son y Morales tuvieron dos clarísimas a través de un contragolpe y un córner respectivamente, pero Quini y sus compañeros en la defensa pudieron frenar como pudieron dichas ofensivas. El Levante sabía lo que quería.

El partido estaba muy abierto. Los dos equipos se jugaban mucho y no querían arriesgar en demasía, aunque eso no quitaba que estaban volcados por completo. El apoyo de la afición granadina fue fundamental durante todo el duelo. Los rojiblancos no paraban de rugir y apoyar a los suyos, y no era para menos con lo que se estaban jugando.

  • Morales, el imparable dolor de cabeza

El Levante, en una gran jugada de velocidad de Morales, se acabó adelantando en el marcador. Los granotas aprovecharon la verticalidad de su capitán, que se fue de su marca y, desde la línea de fondo hizo el pase de la muerte a Dani Gómez para que marcara a placer (0-1). Se le ponía cuesta arriba al Granada el partido, mientras que el Levante tomaba oxígeno.

Dani Gómez y Morales celebrando el tanto. Foto: LaLiga.
Dani Gómez y Morales celebrando el tanto. Foto: LaLiga.

Los problemas en la colocación defensiva eran notables. Una vez más, la zaga nazarí estaba dando problemas a la hora de colocarse con sus respectivas marcas, y los de Lisci notaron que por esa zona si aprovechaban los espacios, podían hacer mucho daño.

El Granada no estaba viendo lo que pasaba y Morales, que supo ver entre líneas, tuvo en sus botas el segundo tanto del duelo. Picadita a Maximiano y el esférico que se fue llorando casi rozando el segundo palo. Los de Torrecilla estaban pasando por serios problemas, y no estaban sabiendo cómo solventarlos.

Al Granada le estaba costando mucho encontrar su sitio. No estaba cómodo, y eso no era buena señal para ellos. No les salía nada y la impotencia era evidente.

Los locales casi marcaron llegando al ecuador del choque. Escudero, con un excelente lanzamiento de falta, dirigió el esférico a la escuadra de Cárdenas, que paró el chut con un imperial palmeó. El despeje no fue bueno y Milla enganchó tal y como venía el balón en la boca del área, pero el disparo le salió muy mordido y centrado. La tuvieron los andaluces.

Miramón avisó una vez más tras otro pase atrás en la línea de fondo Morales. El madrileño estaba siendo un dolor de cabeza para los granadinos, que no podían frenarle de ninguna manera. Sin duda alguna, era el mayor suplicio rival.

El Granada arrancó el segundo tramo del partido con mucha hambre. El cambio de sistema con la entrada de Collado ayudó mucho al grupo, que parecía estar más equilibrado y seguro de lo que realizaba. De hecho, los granadinos tuvieron varias ocasiones de área, donde una de ellas derivó en una mano dudosa dentro del área que no prosperó.

  • El mayor castigo posible

Cuando mejor estaba el Granada, el choque se terminó de romper. Morales, una vez más, provocó un penalti que llevó mucha controversia. Revisado en el VAR, Pizarro Gómez señaló la pena máxima y le sacó la segunda amarilla a Germán, que se fue expulsado y dejó a su equipo con uno menos. Enorme mazazo para los locales.

Morales se subió el equipo a los hombros y metió dicho penalti (0-2). Más tierra de por medio y más dificultad para el Granada, al que se le ponía el partido cuesta arriba y de una manera muy difícil de remontar.

El gol no les vino nada bien a los nazaríes, que intentaron revertir lo ocurrido rápidamente. Les costaba llegar al área rival, pero los intentos no paraban cesar pese a que la claridad de cara a puerta no llegaba.

Germán hablando con el árbitro tras ser expulsado. Foto: LaLiga.
Germán hablando con el árbitro tras ser expulsado. Foto: LaLiga.

Cárdenas salvó a los suyos con una prodigiosa parada a Montoro, que disparó a bocajarro. Minutos antes, Escudero avisó desde el medio campo con un tiro envenenado que casi rozó el larguero granota. Poco a poco, el Granada se estaba metiendo en el partido, pero cuando más estaban acercándose los nazaríes, el Levante dio la estocada mortal.

Con un gran contragolpe dirigido por Morales, Malsa, sin marca alguna, anotó el tercer tanto (0-3) del día. Pesadilla la que se estaba viviendo en Los Cármenes, que veía como poco a poco su conjunto se estaba yendo para abajo y sin frenos.

  • Maquillar un resultado demasiado abultado

Pese a que ya era muy difícil de cambiar lo que iba a ocurrir, el Granada sí pudo maquillar el resultado final en los últimos compases después de que Collado metiera un disparo cerrado y pegado al palo (1-3) que no pudo blocar el meta rival

En el añadido, Soldado hizo de verdugo y le metió a su exequipo (1-4). Tras una marabunta de jugadores dentro del área rojiblanca, Soldado no perdonó y anotó a puerta vacía. El daño ya estaba servido y, tras ver esta imagen, la afición granadina clamó contra la directiva de la entidad. Ver para creer.

Júbilo granota tras la victoria. Foto: LaLiga.
Júbilo granota tras la victoria. Foto: LaLiga.

Con este resultado, la pelea por la salvación se pone todavía más apretada. El Levante sale reanimado con 25 puntos, mientras que el Granada se mantiene con 29 y decimosexto a esperas de ver qué hace el Cádiz, que tiene la posibilidad de salir de la zona caliente y meter al Mallorca. Seis jornadas frenéticas restan que van a determinar mucho el final de Liga.

  • Ficha técnica

Granada CF: Maximiano, Quini, Víctor Díaz (Collado 45’), Germán, Duarte, Escudero, Milla (Montoro 70’), Petrovic (Isma Ruiz 80’), Puertas (Uzuni 70’), Machís, Molina (Arezo 80’).

Levante UD: Cárdenas, Son, Rober, Postigo (Duarte 63’), Vezo, Miramón (Pubill 45’), Pepelu, Radoja (Malsa 63’), Melero, Dani Gómez (Cantero 66’), Morales (Soldado 80’).

Goles: 0-1, Dani Gómez; 0-2, Morales (P); 0-3, Malsa; 1-3, Collado; 1-4, Soldado.

Árbitro: Pizarro Gómez (comité madrileño) Ha amonestado a Víctor Díaz, Germán (doble amarilla y expulsión), Petrovic, Machís por parte granadina y a Radoja, Cárdenas en el Levante.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima segunda jornada de LaLiga, disputado entre el Granada CF y el Levante UD en el estadio Nuevo Los Cármenes.

VAVEL Logo