El Lleida se lleva el partido de la vergüenza
El Lleida hizo el pasillo de campeón al Numancia. Imagen: José C. San José.

Cinco meses después se disputó un encuentro que nunca tenía que haberse jugado. En medio de dos jornadas de horario unificado, y con uno de los equipos ya con los deberes hechos, Numancia y Lleida saltaron al césped de Los Pajaritos. La contienda que estaba prevista para el mes de enero, se aplazó en su día por casos positivos de Covid-19 que finalmente fueron desmentidos y que no han tenido su justa sanción. La “crónica” de hoy tocará tanto la realidad como la ficción, como homenaje a este dantesco episodio. En lo meramente deportivo, el Lleida se adelantó con un cabezazo de Gaixas, Agüero empató la contienda de volea y Goncharuk se aprovechó de un error del cuadro soriano para otorgar los tres puntos al cuadro ilerdense.

El Lleida entra con esta victoria en el Playoff de ascenso a Primera RFEF, desbancando al Ibiza Islas Pitiusas. Será tremendo el enfado que tengan en el territorio balear, seguro, pero tiempo han tenido para haber alzado la voz contra la injusticia cometida desde los estamentos  federativos frente a la que solo el Numancia se rebeló.

Podríamos hablar de fútbol...

Podríamos comenzar la crónica indicando que Toni Varea formaba en la portería numantina, con Borja Vicent y De Frutos en el eje de la zaga y San Emeterio y Adri Crespo en los laterales; Cotán, Jordi Tur, Carrillo y Ballarín acompañarían a Agüero y Cervero. Podríamos, sí, pero es que este partido nunca debió de haberse disputado.

También les contaríamos que el colegiado anularía un tanto a Agüero tras un pase de Cervero por un fuera de juego más que polémico, y que al borde del descanso Gaixas ganaría la partida a San Emeterio para adelantar al conjunto catalán de un soberbio cabezazo. Lo haríamos, sí, pero es que este duelo jamás tenía que haberse disputado.

Continuaríamos hablando de la segunda parte, de cómo el Numancia salió mejor que el conjunto catalán tras el tiempo de descanso y de cómo era Agüero quien igualaba la contienda a la hora de partido. Pero es nuestro deber recordar que este partido no tendría que haberse disputado.

Finalizaríamos remarcando el error defensivo del Numancia en el segundo tanto del Lleida, anotado por Honcharuk libre de marca y cómo Diego Martínez dio entrada a Lupu, Alcázar, David Sanz, Juampa Barros y Pablo Muñoz para intentar remontar la contienda. Pero, ¿saben qué? Este encuentro no tendría que haberse disputado.

Primera derrota siete meses después

El Numancia pone fin a su racha de siete meses y 21 encuentros sin conocer la derrota en el mejor momento posible, tras haber certificado su ascenso de categoría y con los deberes hechos. Por su parte, el Lleida se mete en el Playoff, lo que honra a su plantilla y afición, que han conseguido sobreponerse en una temporada difícil en lo extradeportivo. En cuanto a la Real Federación Española de Fútbol, misión cumplida.

VAVEL Logo