El Rayo Cantabria certifica con contundencia su presencia en los play-off
!Alineación racinguista en un encuentro anterior al disputado hoy ante el CD Laredo. Imagen: RRC

Duelo cántabro en esta 34ª jornada que cerraba la temporada regular del grupo 2 de la 2ª RFEF. Intereses dispares. El CD Laredo llegaba con los deberes hechos tras certificar su salvación en la pasada jornada mientras que los pupilos de Loza formaban en busca del punto que les clasificase matemáticamente para los play-off de ascenso. Duelo para disfrutar en la Albericia.

Rotaciones por parte de Ezequiel Loza

El once titular de los racinguistas dio lugar a la presencia de jugadores no tan habituales. El guardameta Pablo Díez formó en lugar de Germán Parreño, mientras que Ayoub fue el delantero elegido como premio a su buen partido en la pasada jornada. Menos sorpresas en línea defensiva y medio campo con Iván Alonso e Izan Yurrieta como hombres más adelantados en detrimento de Yeray o Mateo, que esperaban su oportunidad en el banquillo. Llega el tramo decisivo de la temporada y el míster quiere a todos enchufados.

Arranque dubitativo con reacción inmediata

Pese a que todo parecía ir de cara, el partido no pudo comenzar peor para los intereses locales. Un balón dividido llegaba a Felipe Peredo que, de un disparo muy ajustado, batía al guardameta Pablo Díez en prácticamente el primer acercamiento del partido (min. 6). Jarro de agua fría que, lejos de minar la moral de los racinguistas, les espoleó para remontar un partido que se animó gracias al gol

El Laredo se hizo con el control del encuentro a merced del tanto y el partido se abrió. Una buena combinación de Iván Alonso con Álvaro Martín en banda izquierda dio lugar a un centro pasado que recogió Jorrín -inexorable en su banda derecha- para ponerla de nuevo con mimo ante la potente llegada de Diego Campo en segunda línea. Testarazo del 8 al fondo de las mallas que se aprovechó del desmarque de Ayoub para atacar el espacio libre y rematar con precisión. Gran gol del conjunto racinguista y el empate subía al marcador (min. 14).

Esta vez fueron los locales los que se crecieron con el tanto y el dominio del esférico se igualó. Aún en la primera parte, una falta botada por Iván Alonso con mucha tensión al corazón del área -las pone con música- llegó a Juan Gutiérrez que rescató en el segundo palo para que, de nuevo de cabeza, Mirapeix batiese a Ángel consumando la remontada. Buena acción de los centrales que no sólo se mostraron contundentes en todas las acciones defensivas, si no que demostraron también su calidad en el área contraria. 

Con el 2-1, los verdiblancos pudieron contemporizar el encuentro llegándose al descanso sin apenas ocasiones de peligro.

Vendaval verdiblanco

La segunda parte comenzó con un Rayo más dominador y más suelto que en la primera. Una recuperación alta de los verdiblancos encontró a Iván Alonso en banda izquierda que superó de nuevo al guardameta. Sin embargo, cuando un delantero racinguista se disponía a subir el 3-1, este fue derribado, forzando un penalti y una amarilla (min. 46). Con todo de cara, Gete se llenó de balón y se marcó un ensayo que a muchos racinguistas nos recordó tiempos anteriores. El resultado no se movió, pero el Rayo se estaba enchufando. 

Tras un carrusel de cambios y una roja a Laredo, Jorge Delgado -que entró por Ayoub en el 46'- recuperó el esférico en tres cuartos, tocó y se desmarcó para, con un gran recorte, superar a 2 defensores y batir al guardameta para esta vez sí subir el 3-1 al marcador (min. 62). Golazo del ariete racinguista que salió muy enchufado al encuentro y aprovechó sus minutos.

Con el gol de la tranquilidad, Mateo Gandarillas y Cañizo entraron por Izan y Diego Campo, que realizaron un gran partido. No se le puede pedir mucho más al 8, mientras que el 27 dio sensación de peligro en cada balón que recibió, pese a no estar del todo acertado en la decisión final.

Pocos minutos después, un córner botado por Iván Alonso fue rematado por Gete de forma contundente para subir el que a la postre sería definitivo 4-1 al marcador (min. 68). Buen tanto del 6 que de esta forma se desquitaba ante el error previo del penalti. Cabe destacar el guante que tiene Iván en su pie izquierdo. Una comba que recuerda a Pablo Torre. Como para sacar otro córner en corto con él en el campo.

Con el 4-1, el Rayo contemporizó perfectamente el encuentro, dominando la posesión con combinaciones rápidas. El marcador no se movió y los racinguistas llegan enchufadísimos a su cita en Alicante.

Un estilo bien definido

Cabe destacar lo trabajado que se encuentra el equipo a estas alturas de la temporada. El Rayo comenzó el encuentro con desplazamientos largos y generalmente precisos ante la presión alta rival, que poco a poco fueron convirtiéndose en salidas por bajo ante las ayudas de Gete, Campo y Dani a los defensas. Toda esta movilidad permitía a los extremos encontrar huecos para que, en caso de nueva presión alta, un nuevo desplazamiento en largo les encontrase en situación de ventaja. En definitiva, un estilo de juego bien definido que, sin duda, ha dado unos resultados inmejorables a los pupilos de Ezequiel Loza, gran artífice del juego del equipo. Esperemos que puedan imponer su estilo ante rivales de -presumiblemente- más envergadura en las eliminatorias de ascenso.

El toque de humor de la jornada lo puso el comentarista de Footters, que no se explicaba cómo el CD Laredo podía ocupar posiciones de play-out si ya habían certificado su salvación matemática días atrás. Y es cierto que el cúmulo de resultados (sendas victorias de Mutilvera y UD Logroñes "B") ha provocado que los laredanos acaben ocupando la 13ª posición del grupo 2. Sin embargo, al ser el equipo con mejor coeficiente de puntos en dicha posición, esto les ha permitido eludir jugar este play-out y seguir una temporada más en Segunda RFEF. Meritoria temporada también.

Con esta victoria, el Rayo Cantabria certifica su presencia en los play-off de Alicante donde, por qué no, soñará con un ascenso que ponga el broche de oro a una ya magnífica temporada. Lo seguiremos de cerca.

VAVEL Logo