Veteranos y noveles, una generación dispuesta a conquistar la decimocuarta
Fuente: Real Madrid

Si algo ha caracterizado siempre al Real Madrid es por apostar por jugadores a largo plazo. Sin ir más lejos, el claro ejemplo está en Vinicius Jr, a quien el club fichó cuando apenas tenía 19 años

La actual plantilla de la entidad merengue se encuentra más que equilibrada entre veteranos y noveles. Leyendas de la talla de Karim Benzema o Luka Modric van abriendo camino a los más jóvenes, convirtiéndose en sus mejores maestros

Qué mejor referente para Fede Valverde o para Eduardo Camavinga que el 10 blanco. Qué mejor referente para Vinicius, para Rodrygo, e incluso para Latasa o Arribas, que Karim Benzema. 

Sin ir más lejos, Rodrygo y Valverde comentaban de forma anecdótica en una entrevista que Casemiro les persigue después de los partidos con las estadísticas de pérdidas de balón, tiros, etcétera, para ver cómo lo pueden mejorar. No hay ninguna duda de que los más expertos se vuelven maestros en el vestuario. 

La revolución 

Es una realidad que muchos de los jugadores de la plantilla de Ancelotti están viviendo los últimos años al máximo nivel, algunos incluso terminarán su vinculación con el club este mismo año, como el caso de Marcelo Vieira

Esto hace todavía más importante la presencia de futbolistas con una larga trayectoria por delante. Un equilibrio de frescura y experiencia en el césped que puede llevar a los vikingos a levantar su decimocuarta Copa de Europa

El próximo día 28 puede ser el fin de una era, despidiendo definitivamente a figuras como Marcelo, Isco o al propio Bale. Maestros de un vestuario que se muestra más unido que nunca a horas de su aventura parisina.

La importancia de las jóvenes promesas

Si el equipo dirigido por Carlo Ancelotti se encuentra a horas de disputar una nueva final de la UEFA Champions League, en parte, se lo deben a Rodrygo

El brasileño ha sabido asumir el rol que el técnico italiano le ha exigido durante toda la temporada, siendo capaz de darle la vuelta a un encuentro cuando pisa el césped. Algo que hizo frente al Manchester City en apenas dos minutos. 

También puede ser la gran oportunidad de Eden Hazard. El belga, de 31 años, no ha logrado ser determinante en el conjunto blanco. Castigado por las lesiones, y adelantado por los jóvenes, podría tener minutos en Saint-Denis

Otro de los encargados de cambiar los partidos es Eduardo Camavinga. El francés es completamente aclamado por el madridismo cuando sale al campo, de hecho, muchos de los madridistas piden su titularidad en la final ante el Liverpool de Klopp

Camavinga se ha hecho amo y señor del centro del campo, supliendo con nota a Modric o Kroos. El francés no solo es capaz de mantener el orden en la sala de máquinas, sino que también se ocupa de subir a defender, algo que se valora mucho desde la dirección deportiva. 

Dani Ceballos también se presenta como potencial candidato a tomar el relevo del centro del campo madridista. El andaluz ha mostrado a Ancelotti su gran velocidad y capacidad de reacción en los últimos partidos, a pesar de que durante la temporada el técnico casi no le haya tenido en cuenta. Lo cierto es que solo tiene 25 años, y sin duda, tras lo aprendido en el Arsenal, tiene una gran proyección de futuro

En defensa también ha habido grandes cambios. La salida de Sergio Ramos dejó paso a un gran Eder Militao, que podrá levantar su primera UCL vestido de blanco. 

Todos estos jugadores han dejado más que plasmado que desprenden madridismo por los cuatro costados. Un vestuario que late al ritmo de la grandeza, con la mente puesta en París y el corazón en la decimocuarta. Una generación dispuesta a conquistar Europa. Porque ya lo decía José Mercé, "veteranos y noveles, miran siempre tus laureles con respeto y emoción". 

VAVEL Logo