Las 13 maravillas blancas
Alfredo Di Stéfano/Foto: El País.

Toda historia tiene su comienzo, y en este caso, la historia del Real Madrid se remonta al año 1956, ni más ni menos que en su competición fetiche, la Champions League.

El principio de la historia blanca

Todo comenzó con un equipo liderado por Alfredo Di Stéfano, además de jugadores con gran nivel como Paco Gento o Marquitos Alonso. En la final derrotaron al Stade de Reims, en un partido que los blancos comenzaron perdiendo 2-0, pero Di Stéfano marcó dos auténticos golazos para empatar el partido antes del descanso, y ya luego, en la segunda parte, logró la primera Copa de Europa para el equipo blanco.

En los próximos cuatro años, el Real Madrid conseguiría la Copa de Europa de forma consecutiva, convirtiéndose en el único equipo de la historia que ha ganado la Copa de Europa, o en su defecto la UEFA Champions League, cinco veces seguidas.

En el año 1957 consiguió la victoria ante la Fiorentina, en un partido con goles de Alfredo Di Stéfano y Paco Gento. En 1958 ganó un encuentro bastante disputado contra el Milan, en el que salió victorioso por 3-2, con goles de Rial y Di Stéfano.

En 1959, el Stade de Reims se quiso cobrar una venganza debido a que perdieron la final de 1956, pero esta vez no iba a ser menos y el Real Madrid ganó de nuevo al Stade de Reims, ganando su cuarta Copa de Europa consecutiva. El partido esta vez no estuvo tan ajustado, y se decantó por el equipo blanco, ganando por un 2-0 al equipo francés.

En 1960, tuvo lugar el primer “clásico” europeo, el cual se llevó el equipo blanco, que pasó a la final en la que enfrentó al Eintracht Frankfurt y que ganó 7-3, levantando por quinta vez consecutiva la Copa de Europa, y convirtiéndose en el rey de Europa. Además, Alfredo Di Stéfano hizo historia, ya que marco en las cinco finales seguidas de la Copa de Europa, cosa que ningún futbolista a día de hoy ha hecho.

Nos remontamos seis años más tarde, con equipo renovado, en el que competían por la titularidad jóvenes de la cantera blanca y algunas estrellas conocidas como Gento o Puskas. Esta vez se enfrentaban en la final contra el Partizán de Belgrado, en una final bastante ajustada que empezó perdiendo el equipo merengue, pero que Amancio logró empatar a los cinco minutos. El gol que les daría la victoria lo anotaría Serena con un potente golpeo con la derecha que entraría prácticamente por la escuadra. Gracias a este gol el Real Madrid se alzó con su sexta copa de Europa, la última que levantaría esta gran generación de jugadores.

Y por fin llegó la "Séptima"

Ni más ni menos que tres décadas después, en 1998, el Real Madrid conseguiría levantar su séptima Champions League. El equipo merengue se enfrentó en la final a la Juventus, un equipo bastante favorito con nombres como Del Piero, Zidane. Pero el Real Madrid se llevó la victoria con un 1-0 con el gol tan recordado por la afición merengue de delantero montenegrino Mijatovic. Y tras 32 años de espera, Manolo Sanchís, el que era capitán del Real Madrid, levantó la tan ansiada séptima Champions League.

El Real Madrid celebrando su 7º Champions League/Foto: Libertad Digital
El Real Madrid celebrando su 7º Champions League/Foto: Libertad Digital        

En el año 2000 la temporada del Real Madrid no estaba siendo muy buena, pero tras la llegada de Vicente del Bosque al banquillo blanco, el “gen” europeo del Real Madrid volvería a florecer. Raúl y Redondo darían una clase magistral del fútbol en el “Teatro de los Sueños”, más bien conocido como Old Trafford, derrotando al Manchester United en cuartos de final. Anelka resucitó al Real Madrid contra el Bayern Múnich con dos goles, los cuales fueron claves para que la entidad blanca pudiese llegar a la final. En el último partido lo esperaba otro equipo español, el Valencia FC, en un partido que acabó 3-0 para los merengues. Los goles fueron de Morientes, McManaman y Raúl. Algo bastante importante es que esta fue la primera final donde se enfrentaban dos equipos del mismo país.

La volea de los dioses

En la temporada 2002, el año del centenario del club blanco, el Real Madrid tenía un equipo bastante bueno, con figuras liderando el proyecto como Raúl, Zidane, Figo o Roberto Carlos, entre otros. En su camino para llegar a la final de la Champions League, la entidad merengue tuvo que derrotar al Bayern Múnich y al FC Barcelona. Los madridistas eran los favoritos frente a su contendiente en la final, el Bayer Leverkusen, y quién empezó marcando en la final fue Raúl, aunque después empataría el marcador el equipo germano. Pero Zinedine Zidane marcó antes del final del primer tiempo un auténtico gol de volea que solo está a la altura de los grandes, poniendo al Madrid por delante en el marcador.

Zidane en la final de 2002/Foto: El Español
Zidane en la final de 2002/Foto: El Español       

En los minutos finales los germanos apretaron en ataque, poniendo al Real Madrid entre las cuerdas, pero la figura de un joven Iker Casillas salvaría al Real Madrid, haciendo paradas increíbles, siendo la mejor la que hace con el pie cayéndose y evitando que el delantero del Bayer Leverkusen marcará en la portería blanca.

La ansiada "Décima"

Esta Champions League la recordarán algunos de los madridistas como la más especial, especialmente los jóvenes, ya que el Real Madrid estuvo doce años sin ganar una “orejona”. En el camino a la décima se encontró solo con equipos alemanes, algo bastante peculiar, pero que siempre se le han dado de maravilla a la entidad blanca, en octavos contra el Schalke 04; en cuartos contra el Borussia Dortmund y en semifinales contra el Bayern Múnich, el que era el actual campeón de la competición. Esta semifinal estuvo marcada por la vuelta, en la que el Real Madrid destrozó al equipo alemán en el Allianz Arena, anotándole un 4-0 a favor de los blancos.

En Lisboa, donde se jugaba la final de la UEFA Champions League, el club blanco se enfrentaba al equipo de su ciudad, el Atlético de Madrid. Ambos firmaron una de las mejores finales en la historia de la competición. Al principio, el club rojiblanco se adelante con un gol de Diego Godín en el minuto 30, tras un grave error de Iker Casillas. Este gol duraría hasta los minutos finales, donde los vikingos se veían ya campeones de su primera Champions, pero entonces apareció Sergio Ramos, el cual, con un cabezazo espectacular en el minuto 93, hacía llorar a más de un madridista de la emoción contenida durante todo el partido, pero lo más importante, mandaba el partido a la prórroga.

Al final, el Real Madrid venció 4-1, en una prórroga donde Gareth Bale, Marcelo y Cristiano Ronaldo marcaron para así culminar el triunfo blanco. Además, en esta edición, Cristiano Ronaldo se convirtió en el máximo anotador en una temporada de la Champions League, coronándose con 17 tantos en su haber.

Sergios Ramos celebrando su gol en la final de la UEFA Champions League/Foto: Real Madrid CF
Sergio Ramos celebrando su gol en la final de la UEFA Champions League/Foto: Real Madrid CF        

Las 3 Champions Leagues seguidas

Por último, hablar del equipo que ha marcado una época en el club blanco, el cual ha ganado tres Champions League consecutivas, en 2016, 2017 y 2018, liderando Europa año tras año.

En 2016, la final fue otra vez contra el Atlético de Madrid, quien quería venganza después de lo ocurrido en Lisboa. Esta vez el partido estuvo mucho más apretado, aunque otra vez, Sergio Ramos inauguraría el marcador con un gol bastante polémico de cabeza. Aunque después, en la segunda parte, Yannick Carrasco conseguiría lograr el empate para el club rojiblanco. El encuentro se decidió en los penaltis, el Real Madrid, bastante sólido tirando penaltis, al igual que el Atlético de Madrid, la verdad, salvo en uno, en el que el tiro de Juanfran se topó con la madera, condenando al Atlético de Madrid a perder en otra final y sin su ansiada Champions League.

En 2017, el Real Madrid se enfrentó de nuevo en una final a la Juventus. Esta vez los merengues eran serios favoritos al título, con un equipo liderado desde el banquillo por Zinedine Zidane y en el terreno de juego con figuras como Cristiano Ronaldo, Luka Modric o Sergio Ramos. El club blanco venció a los de Turín por 1-4, con goles de Casemiro, Asensio y doblete de Cristiano Ronaldo. Este triunfo los coronaría como el primer equipo en ganar dos Champions Leagues seguidas.

En 2018, el Real Madrid se enfrentó al Liverpool en una final que recordaran los de Anfield para el resto de sus vidas, con una actuación del portero “red”, Loris Karius, para el olvido, ya que este cometió grandes errores que “mataron” al Liverpool. La final, en un primer momento, parecía bastante reñida, hasta que Salah, extremo del Liverpool, se lesionó, todo esto debido a una disputa por el balón con el defensa blanco, Sergio Ramos. Gareth Bale nos deleitó con una chilena que está a la altura de muy pocos, demostrando que había "expreso de gales" para rato, sin duda se convirtió en una parada imposible para el portero alemán del Liverpool.

<strong><a  data-cke-saved-href='https://www.vavel.com/es/futbol/2022/05/20/real-madrid/1112220-convocatoria-del-real-madrid-para-enfrentar-al-real-betis.html' href='https://www.vavel.com/es/futbol/2022/05/20/real-madrid/1112220-convocatoria-del-real-madrid-para-enfrentar-al-real-betis.html'>Gareth Bale</a></strong> y su chilena en la final de la <strong><a  data-cke-saved-href='https://www.vavel.com/es/futbol/2022/05/21/real-madrid/1112392-isco-el-principio-del-fin.html' href='https://www.vavel.com/es/futbol/2022/05/21/real-madrid/1112392-isco-el-principio-del-fin.html'>Champions League</a></strong> de 2018/Foto: El Mundo
Gareth Bale y su chilena en la final de la Champions League de 2018/Foto: El Mundo      

El Madrid logró llevarse la final y conseguir así lo que ningún equipo había hecho, ganar tres Champions Leagues seguidas, algo que solo podían hacer estos jugadores.

VAVEL Logo