El Atlético de Madrid fichó a Reinildo procedente del Lille en enero. Su poco renombre causaba dudas sobre la afición, pero su constancia, trabajo y compromiso le han hecho ganarse la confianza de toda la familia colchonera.

Un fichaje inesperado

El defensa llegó al club en un mercado de fichajes invernal en el que el equipo había perdido a una de sus piezas más importantes cómo era Trippier, que se marchaba al Newcastle.

El Atlético de Madrid se quedaba sin laterales y la defensa pasaba a ser frágil al no tener muchas más alternativas al jugar en defensa de cinco.

Pues con todo esto, Reinildo llegó desde Francia. Jugaba en el Lille, que había ganado la liga en la temporada anterior y Mandava había sido titular en casi todos los partidos. Las estadísticas decían que Reinildo Mandava era uno de los jugadores con más duelos ganados en defensa en toda Europa. Eran palabras mayores, pero todas ciertas.

Irrupción en el once titular 

Aterrizó en el equipo y parecía que llevaba toda la vida jugando en el Atlético de Madrid. Con grandes escenas en diferentes partidos, se convirtió en un indiscutible para el Cholo Simeone. Reinildo mostró ser un defensor rocoso, fuerte y contundente, algo que le estaba faltando a la defensa del equipo. Ya consagrado e inamovible en la alineación con defensa de cinco, el mozambiqueño afronta una nueva temporada en la que seguramente contará con un papel protagonista para el entrenador.

La afición adora a Reinildo 

Gracias a sus actuaciones, los atléticos ya lo consideran uno de los suyos. En muy pocas ocasiones un jugador había caído tan bien a la afición en tan poco tiempo como ha hecho Reinildo. Pero se lo ha merecido, el jugador tiene una gran humildad y en lo que lleva en el club no ha dicho una mala palabra, al contrario, ha agradecido varias veces el estar en el Atlético.

Parece ser que Reinildo Mandava estará muchos años como rojiblanco.

VAVEL Logo
Sobre el autor