Guía VAVEL LaLiga 22/23: Sevilla FC, un proyecto con ansias de títulos
Fotomontaje: Carlos David Pérez Chinea VAVEL

El Sevilla arranca la temporada con la misma idea de todos los años, tratar de mejorar y conseguir un título que reafirme que el proyecto deportivo de Lopetegui y Monchi es una realidad. Además, tienen la tarea extra de reponerse de las bajas de Diego Carlos y Koundé y seguir manteniendo la misma fortaleza defensiva de la que se ha caracterizado el cuadro hispalense en los últimos años. 

  • Temporada previa

La campaña pasada para el Sevilla FC se puede considerar como positiva en cuanto a resultados. El conjunto hispalense realizó la mejor temporada de su historia en liga, culminando una gran campaña liguera con una cuarta plaza que le asegura estar otro año más en Champions League, progresando adecuadamente con el proyecto deportivo llevado a cabo por Julen Lopetegui e ideado desde los despachos por Monchi.

LaLiga

En liga, el Sevilla tuvo un inicio liguero incontestable, a la altura del Real Madrid, demostrando tener una idea de juego clara capaz de plantar cara a cualquier equipo que se le pusiera por delante. Sin embargo, en la segunda vuelta los resultados fueron malos y la irregularidad se instauró en el vestuario. El segundo puesto donde tanto tiempo estuvieron, acabó quedando como algo lejano, llegando a ser superado por el Barcelona y el Atlético de Madrid, quedando finalmente cuartos y con una distancia entre los tres equipos de cinco puntos. Un final de temporada que pretende ser mejorado esta campaña que está cerca de empezar, aunque también quedaron marcados buenos registros. Uno de ellos fue el de ser el equipo con menos goles anotados en toda la temporada liguera con 30, donde Bono fue el portero Zamora.

UEFA Europa League

En competiciones internacionales es donde el Sevilla flojeó más, pues la segunda parte de la temporada se le hizo cuesta arriba. Tras no poder pasar de la fase grupos en Champions ante equipos como Lille, Salzburgo o Wolfsburgo, quedaron terceros de grupo, pasando a jugar los dieciseisavos de la Europa League. Su rival fue el Dinamo de Zagreb, que no le puso las cosas difíciles y avanzaron sin dificultades a los octavos de final. El West Ham United fue un muro duro de derribar, tanto que en la ida ganó el Sevilla 1-0 y perdió en Inglaterra 2-0, siendo apeados de la competición internacional en el mes de febrero.

Sevilla jugando un partido contra el West Ham. Fuente: Twitter.
Sevilla jugando un partido contra el West Ham. Fuente: Twitter.

Copa del Rey

En Copa del Rey se sufrió cada ronda para avanzar a la siguiente fase, pero cuando llegó el momento más importante, no se dio el mejor escenario para poder desempeñar un buen fútbol, el cual enamoró a la gente dentro y fuera de Sevilla. En primera ronda ganó por la mínima a un Córdoba peleón que no dio tregua. En la segunda ronda, el Andratx quiso hacer la machada y eliminar al equipo que pretendía levantar un título que llevaba demasiado tiempo sin rozarlo con la yema de los dedos. A pesar de haber ido el encuentro a la prórroga, los penaltis acabaron dando la victoria a los de Lopetegui. El siguiente rival fue el Zaragoza, esa vez estuvo la eliminatoria más dominada por los rojiblancos, venciendo por 0-2 con suma facilidad y volando hasta los octavos de final.

Llegó uno de los encuentros más divertidos y apasionantes de ver en el fútbol, un derbi sevillano donde las fuerzas estuvieron más que igualadas. Los cuartos de final de la Copa del Rey se jugaron en el Estadio Benito Villamarín donde el Betis de Pellegrini se postó como candidato a avanzar a la semifinal de la competición. Una vez el balón echó a rodar, se vio algo no muy habitual en lo derbis: un buen partido con ocasiones para ambos equipos y diversión para las gradas. Sin embargo, todo se torció cuando, antes de llegar al descanso, una vara cayó en la cabeza de Joan Jordán en la cabeza, formándose una trifulca que obligó a De Burgos Bengoetxea a suspender el transcurso del choque y aplazar la segunda parte del mismo al día siguiente a puerta cerrada. Una vez volvió el partido a jugarse, el Betis venció por 2-1 y eliminó a los hispalenses de la Copa del Rey.

Lucas Ocampos disputando un balón. Fuente: Twitter.
Lucas Ocampos disputando un balón. Fuente: Twitter.
  • Altas y bajas

Altas: Marçao, del Galatasaray (12 M€), Rony Lopes del Olympiakos (vuelta de cesión), Juan Berrocal del Sporting de Gijón (vuelta de cesión).

Bajas: Diego Carlos al Aston Villa (31M €), Jules Koundé al FC Barcelona (50M€), Alejandro Pozo al Almería (3M €), Luuk de Jong al PSV (3 M€), Óscar Rodríguez al Celta de Vigo (cesión), Oussama Idrissi al Feyenoord (cesión) y Anthony Martial al Manchester United (vuelta de cesión).

Tras estos cambios de fichajes y a la espera de que se produzcan más movimientos, estos son los jugadores más destacados del equipo:

Yassine Bono: Uno de los mejores porteros de LaLiga sin lugar a dudas. El marroquí se ha convertido en uno de los referentes defensivos en España y su crecimiento ha sido exponencial desde que aterrizó en el Ramón Sánchez-Pizjuán. A sus 31 años y 1,92 metros de altura, Bono es uno de los líderes del Sevilla en el campo desde la portería. Su poderío aéreo y sus reflejos han sostenido a su equipo en más de una ocasión, transmitiendo a su vez tranquilidad. Es seguro con los pies y sabe sacar en corto con los centrales, algo importante ahora en el fútbol moderno para sacar el balón jugado.

Fernando: El único que queda de aquel triangulo defensivo que caracterizó al propio Sevilla como un equipo que defendía como pocos y que lo hacía realmente bien. Una combinación de Diego Carlos, Koundé y Fernando generó en el Sevilla un cerrojo en defensa complicado de abrir. Su perfil de jugador se adaptar más a cortar el juego rival y recuperar la pelota antes que crear juego y tener más creatividad en campo rival.

Lucas Ocampos: El argentino es el delantero con más creatividad y olfato goleador en el equipo. Desde su llegada al equipo su rendimiento fue inmediato y no tardó en generar registros goleadores que han ayudado al Sevilla a estar en lo más alto de la tabla liguera. Extremo izquierdo y diestro como pie dominante, Ocampos es otro líder destacado en el equipo, a pesar de llevar pocas temporadas.

Lucas Ocampos. Fuente: <strong><a  data-cke-saved-href='https://www.vavel.com/es/futbol/2022/06/03/sevilla-fc/1113501-el-sevilla-dara-a-conocer-su-nueva-equipacion-en-julio.html' href='https://www.vavel.com/es/futbol/2022/06/03/sevilla-fc/1113501-el-sevilla-dara-a-conocer-su-nueva-equipacion-en-julio.html'>Sevilla FC</a></strong>.
Lucas Ocampos. Fuente: Sevilla FC.

Rafa Mir: El delantero llegó procedente del Wolverhampton en 2021 tras realizar unos buenos Juegos Olímpicos con la Selección Española. El cartaginés de 25 años y 1,91 metros de altura es un portento físico, un delantero con mucha potencia física y gran olfato goleador. Ya ha demostrado de lo que es capaz de hacer cuando está cerca del área rival y puede ser una de las revelaciones esta misma campaña.

  • Análisis táctico del Sevilla

El sistema del Sevilla bajo la tutela de Julen Lopetegui es el 1-4-3-3 muy recurrente en todos los partidos. También variará la alineación en función del comportamiento de los jugadores en el campo. La alineación 4-3-3 puede llegar a ser asimétrico porque no siempre se comporta de la misma manera. Algunos jugadores como Ocampos y el ‘Tecatito’ Corona son más verticales y tienen más facilidad para llegar a campo rival funcionando como extremos, pero también se puede dar el caso de que haya jugadores que tengan tendencia a meterse más al interior, de ahí que pueda tener un comportamiento la alineación en función de los jugadores.

Cuando tienen el balón, tratan de sacarlo jugando para tener una situación de superioridad numérica. En otras palabras, cuando tienen el balón los centrales, Fernando baja a la altura de los defensas con la idea de atraer a los delanteros rivales, de esta forma se generan espacios en la línea del centro del campo. Se realiza de manera correcta porque no tienen prisa y no se precipitan a la hora de jugar con el cuero desde atrás. Cuando encuentran el paso interior, se acelera el ataque porque son conscientes de que tienen ventaja en el juego. A la hora de atacar, las bandas son protagonistas con Julen Lopetegui. Tanto Acuña como Jesús Navas suben como laterales en el momento preciso, con mucha profundidad y ayudando a los compañeros a poblar el campo rival.

Jugadores del Sevilla celebran un gol. Fuente: Twitter.
Jugadores del Sevilla celebran un gol. Fuente: Twitter.

Cuando no se tiene el balón, Fernando es un jugador clave para equilibrar a las acciones de los jugadores de campo. Al quedarse más abajo para defender la posición, jugadores como Rakitic o Joan Jordán pueden subir con mayor libertad para acercarse al área, además de que los laterales no tienen que estar pendientes de bajar rápido para replegarse en caso de perder la pelota, ya que la posición defensiva la tiene tomada los centrales y el pivote brasileño.

Otro elemento clave es la recuperación tras pérdida. Cuando el rival tiene el balón en campo contrario la idea del técnico español es la de volver a hacerse cargo del balón lo antes posible, presionando con los jugadores que acumula en zona de tres cuartos, lo que obliga a que el contrario acabe sacando el balón en largo, propiciando que la línea defensiva de tres jugadores del Sevilla pueda recuperar la posesión e iniciando así una segunda jugada.

En cuanto a la fase defensiva se refiere, dependiendo de hacia dónde vaya la pelota, irán determinados jugadores a intentar robar en una primera presión. Esa presión sin la pelota va subiendo de intensidad progresivamente hasta que la pelota llega al portero rival y está en la obligación de sacar en largo, una de las especialidades del Sevilla en el plano defensivo. Sobre todo, tratan de hacerlo en bloque medio o bloque alto, pues defender en su propio campo es la principal debilidad del conjunto hispalense.

Rakitic y Koundé contra Vinicius. Fuente: Twitter.
Rakitic y Koundé contra Vinicius. Fuente: Twitter.

También están presentes las transiciones ataque-defensa. Cada vez que el rival sale de la presión del Sevilla, rápidamente se repliegan todos los jugadores en busca de cortar el contragolpe rival, donde Fernando juega un papel determinante en este aspecto. Peor se comporta el equipo en la transición defensa-ataque, ya que no tienen los jugadores ni la capacidad ofensiva para poder hacer contras letales. Eso no es por lo que se identifica el Sevilla, aunque tampoco hay que tomárselo a la ligera cuando recupera el cuero, ya que tiene jugadores con calidad suficiente como para poder hacer mucho daño.

  • Julen Lopetegui

El técnico vasco se ha caracterizado por tener siempre una idea muy clara de juego, aunque la fortuna nunca le ha sonreído. Comenzó su carrera como técnico en el Rayo Vallecano en el año 2003, tras retirarse como futbolista profesional. Acabó destituido al poco tiempo de aterrizar en Vallecas y en 2006 comenzó un proyecto en el Real Madrid Castilla. Allí estuvo tres temporadas hasta que no pudo conseguir el objetivo del ascenso, pasando a ser seleccionador nacional sub-20 y sub-23, ganando un Campeonato Europeo de la UEFA Sub-19 en 2012 y una Eurocopa sub-21 en 2013.

En 2014 se incorpora a las filas del Oporto, donde quedó, en su primer año, segundo en liga y llegó a cuartos de final de la Champions League. En enero de 2016 fue destituido y en ese verano se marchó a la Selección Española, formando un gran grupo de jugadores con opciones de llegar lejos al mundial de 2018. Sin embargo, su anuncio semanas antes de comenzar el mundial de fichar por el Real Madrid no sentó bien en la Federación, por lo que fue despedido de forma inmediata. Una vez comenzó a entrenar al cuadro blanco, duró unos meses, firmando en junio de 2019 por el Sevilla Fútbol Club. Un equipo donde ha podido desplegar un estilo de juego y una forma de jugar al fútbol acorde a sus ideas.

Foto: Getty imágenes
Foto: Getty imagenes          

El proyecto deportivo del Sevilla ya tomó forma y es una realidad que el Sevilla pelea por títulos. El ejemplo más claro es el título de la Europa League conseguida en la temporada 2019/20, venciendo en la final al Inter de Milán. Además, la temporada anterior hizo la mejor campaña del Sevilla en liga de su historia. El conjunto hispalense ha encontrado una manera de jugar que los jugadores entienden gracias al entrenador vasco, pues la plantilla se ha adaptado al estilo de juego que incomoda a los rivales.

Principalmente, hay dos aspectos a destacar de los equipos donde ha jugado Lopetegui, con balón y sin balón. Cuando el equipo tiene balón, le gusta salir con el balón jugado desde atrás hasta encontrar los huecos en campo rival que le permitan hacer daño por el medio y acumular personas cerca del área rival, además de apoyarse mucho en los laterales y colgar balones al área.

Cuando no tienen la pelota, el equipo trata de recuperar tras pérdida, presionando de forma alta al rival hasta el punto que tenga que sacar en largo, facilitando la recuperación de la posesión e iniciando una segunda jugada con muchos jugadores del equipo en campo rival. El Sevilla no pudo conseguir ningún títulos la temporada anterior, pero lo que está claro es que con el proyecto y la plantilla que tienen, deben de rehacerse en defensa si quieren mantener su estatus de candidato a levantar trofeos.

VAVEL Logo