Asensio, última oportunidad
Fuente: Real Madrid

Todo parecía indicar que, tras seis temporadas en el Real Madrid, Marco Asensio abandonaría la disciplina blanca este mercado de fichajes en busca de más minutos que le hiciesen ir al Mundial de Qatar con la selección española. Sin embargo, las posibilidades de una posible venta van disminuyendo con el tiempo y el mallorquín finalmente se quedará bajo las órdenes de Ancelotti el próximo curso.

Marco llegó al Santiago Bernabéu en el verano de 2016, y desde sus primeros partidos, ya demostró el potencial que tenía. El español se estrenó como merengue en la Supercopa de Europa frente al Sevilla FC con un gol extraordinario desde fuera del área y desde entonces fue acumulando participaciones y goles, haciéndose con un hueco en la rotación de Zinedine Zidane. En su primera temporada, en la que ganó Liga y Champions League, entre otros trofeos, acabó con cuatro asistencias y diez tantos, algunos de ellos contra rivales como el Bayern Múnich o la Juventus de Turín, este último en la final de la Copa de Europa.

La siguiente campaña fue la de su consagración como madridista. Asensio contó con alrededor de 3.000 minutos, casi 1.000 más que el año anterior, y mejoró sus cifras, haciendo once goles y repartiendo seis asistencias. Su mejor rendimiento se vio recompensado con más oportunidades, que el balear supo aprovechar, y su importancia se vio en la consecución de esa Champions League, en la que jugó doce partidos, marcando un gol clave en las semifinales contra el Bayern Múnich.

Sin embargo, a partir de esa temporada las cosas se complicaron para el atacante español. Tras la marcha de Cristiano Ronaldo se esperaba un paso al frente del mallorquín que no llegó. El rendimiento del jugador empeoró cuando más se le necesitaba y el equipo lo notó. Además, hizo unas declaraciones que no gustaron nada en el madridismo, en las que hablaba de su rol en el conjunto blanco: "Yo no tengo que ser el que tiene que tirar del carro en el club. Hay otros jugadores que llevan más años en el club, más experimentados, que tienen un estatus mayor al mío y son ellos los que tienen que tirar del carro". 

  • La peor noticia

A pesar de ello, Asensio comenzó la siguiente pretemporada con muchas ganas de demostrar el jugador que era,  pero cuando parecía que el delantero balear podría volver a ser el jugador que se esperaba, llegó una pésima noticia. El joven futbolista se rompió el ligamento cruzado en uno de los amistosos y ahora tocaba recuperarse. Tras casi un año fuera de los terrenos de juego, volvió tras el parón por la pandemia en un partido contra el Valencia, en el que además anotó un tanto nada más saltar al campo. A partir de eso, Marco buscó recuperar la confianza perdida. 

Ya la pasada campaña, aunque acabó siendo la tercera opción en la banda derecha, el ex del Mallorca hizo su mejor temporada en cuanto a goles. Marcó doce, algunos de ellos para desatascar partidos que se habían complicado, como contra el Alavés o el Granada.

  • Nuevo comienzo

El club parecía dispuesto a venderlo este verano ante la posibilidad de que abandone gratis el club al término de su contrato, al final de esta temporada. El jugador tampoco veía mal un cambio de aires y llegar a un equipo que le garantizase un puesto en su once, para así asegurarse la llamada de Luis Enrique para la Copa del Mundo. Sin embargo, a estas alturas no han llegado ofertas satisfactorias para ambas partes y Asensio se quedará.

A partir de ahora, es momento de ganarse un puesto como titular, tarea nada fácil ya que, tanto Rodrygo como Fede Valverde son preferidos por el técnico italiano. Solo queda ver al final de la temporada si el rendimiento del mallorquín le consigue una renovación, o si por el contrario estamos ante los últimos meses de blanco de Marco Asensio.

VAVEL Logo