Guía VAVEL LaLiga 22/23: Real Madrid, buscando el doblete
Fotomontaje: Carlos David Pérez Chinea VAVEL

Una nueva temporada comienza y se reactivan las ilusiones de todos los fanáticos merengues que vienen de celebración en celebración tras la consecución de los títulos de Liga 2021-2022, Champions 2021 - 2022 y Supercopa 2022. Prácticamente, no ha habido tiempo para descansar luego de tanta resaca futbolística. 

Pero llegó la hora de ponerse serios, llegó la hora de volver a afrontar una temporada complicada y cargada de muchos partidos, no solo con el club sino con la selección, ya que al final de año llega el Mundial Qatar 2022 y gran parte de los jugadores madridistas estarán en la máxima cita futbolística de selecciones. Es probable que al mundial vayan: Courtois, Carvajal, Militao, Hazard, Kroos, Benzema, Modric, Asensio, Casemiro, Valverde, Camavinga, Tchouaméni, Vinicius, Rodrygo, Rüdiger y Mendy. Probablemente, hasta 16 jugadores asistan a Qatar para intentar coronarse campeones mundiales. 

  • Despedida de un capitán

Al madridismo le tocó despedirse de Marcelo al final de la temporada anterior, el capitán, quien llegó al Real Madrid en la temporada 2006 - 2007 proveniente el Fluminense de Brasil para sustituir nada más y nada menos que a Roberto Carlos, un vacío que parecía difícil de llenar, pero que Marcelo demostró con mucho talento que  era posible

El lateral brasileño estuvo en la capital española 16 temporadas y tras su finalización de contrato en 2022, se convirtió en el jugador merengue con más títulos con 25, superando a Paco Gento con 23. Los 25 títulos del carioca se dividen de la siguiente manera: 5 Champions League, 6 Ligas, 2 Copas del Rey, 5 Supercopas de España, 4 Mundiales de Clubes y 3 Supercopas de Europa. 

Con el Real Madrid disputó 546 partidos oficiales, en los que marcó 38 goles y repartió 101 asistencias. Tras su retiro, se ubicó en el puesto número 12 de todos los tiempos en más apariciones con la casaca merengue. Superando a jugadores como José María Guti con 542 y Roberto Carlos con 527. Es el segundo jugador extranjero con más partidos disputados en la historia del club, solo superado por Karim Benzema 606. 

Tras un verano con pocos fichajes y con un cambio en el banquillo, el Real Madrid comenzaba la temporada 21/22 sin ser el favorito a los títulos importantes. Los merengues venían de un año sin trofeos y con dudas alrededor de la figura de Carlo Ancelotti, que llegaba de un Everton que no había hecho una campaña excesivamente buena. A esto se le sumaban las bajas de jugadores importantes como Sergio Ramos o Raphael Varane, que abandonaron la disciplina blanca rumbo a Paris Saint-Germain y Manchester United, respectivamente, o el fichaje frustrado de Kylian Mbappé en el final del mercado cuando  se daba por hecho que el jugador desembarcaría en el Santiago Bernabéu. Todo esto dio lugar a una falta de ilusión en una temporada que parecía que volvería a ser muy complicada para los blancos. Nada más lejos de la realidad. El conjunto madridista completó una de las mejores temporadas de su historia, consiguiendo ganar Supercopa de España, Liga Santander y UEFA Champions League y dejando partidos para el recuerdo como contra Manchester City o Chelsea.

Una dura Supercopa

La Supercopa de España, en la que participaban Athletic Club, Atlético de Madrid, FC Barcelona y el propio Real Madrid, se disputó en enero en Arabia Saudita. Las semifinales depararon un 'Clásico' que enfrentó a los pupilos de Ancelotti contra los de Xavi Hernández, que había sido elegido entrenador blaugrana tras la destitución de Ronald Koeman. Los noventa minutos terminaron con un 2-2 que llevó el encuentro a la prórroga. Ya en el tiempo extra, los madridistas se impusieron por 2-3 con un gol de Fede Valverde tras un gran contraataque.

Los blancos se encontrarían en la final con el Athletic Club de Marcelino García Toral. Los goles de Karim Benzema y Luka Modric, que hizo un partido sublime, y la gran noche de Thibaut Courtois, que paró un penalti a Raúl García, dieron el título a los blancos tras imponerse a sus rivales por 0-2. 

K.O. en Copa

En la Copa del Rey el desenlace no fue el mismo. Después de eliminar a Alcoyano y Elche, los bilbaínos se tomarían la revancha y apearían a los madridistas en cuartos de final.

Una liga perfecta

En la Liga los madridistas fueron muy superiores al resto de principio a fin. El conjunto merengue ganó la competición a falta de cuatro jornadas, certificando la consecución de su título liguero número 35 en un partido en el que los de Ancelotti arrasaron al Espanyol, ganando por un contundente 4-0.  

Los blancos vencieron en estadios como Mestalla, Camp Nou, Reale Arena o Ramón Sánchez-Pizjuán y a rivales tan duros como Real Betis o Atlético de Madrid, demostrando ser los justos vencedores del título.

La mejor Champions de la historia

Pero si hay algo por lo que esta temporada será recordada toda la vida es por la irrepetible Copa de Europa que ganó el Real Madrid. Una Champions llena de épica, lucha y magia en la que el equipo de la capital de España derrotó a los mejores clubes de Europa contra todo pronóstico. Para la historia quedarán las noches mágicas en el Santiago Bernabéu y las increíbles remontadas ante PSG, Chelsea o Manchester City cuando todo parecía perdido.

La competición empezó con la fase de grupos, que el conjunto de Ancelotti superó sin complicaciones y como primeros clasificados de un grupo en el que se encontraban Inter de Milán, Shakhtar Donetsk y Sheriff Tiraspol. 

A partir de entonces el camino no fue nada sencillo. Tras un esperpéntico fallo de la UEFA, el sorteo se tuvo que repetir y dio como resultado unos octavos de final entre madridistas y parisinos. El equipo  de Pochettino, con estrellas como Kylian Mbappé, Leo Messi o Neymar Jr, fue muy superior en la ida en el Parque de los Príncipes, pero la vuelta en el feudo blanco sería otra historia. No se recuerdan ambientes como el de ese día. De esta forma, ni un primer gol del propio Mbappé acabó con los ánimos de remontada, y los locales acabaron ganando 3-1 con un hat-trick de Karim Benzema en 20 minutos.

El siguiente rival fue el por entonces vigente campeón, el Chelsea de Thomas Tuchel. En la ida, el equipo español dio una exhibición y se llevó un valioso 1-3 a la vuelta en el Santiago Bernabéu. Sin embargo, en la vuelta los blancos se vieron sorprendidos por el conjunto 'blue', que llegó a ponerse 0-3 en el marcador. En ese momento, todo parecía perdido otra vez, pero un gol de Rodrygo a pase de Modric con el exterior empató la eliminatoria y la llevó a la prórroga. Ya en los treinta minutos adicionales, un gran cabezazo de Benzema dio el pase a la siguiente ronda al conjunto dirigido por el técnico italiano.

En las semifinales esperaba un viejo conocido, Pep Guardiola y su Machester City. A pesar del gran dominio inglés, el primer partido acabó con una ajustada victoria por 4-3 de los 'skyblue'. Todo se decidiría en el estadio madridista. El segundo asalto fue más igualado hasta que Riyad Mahrez marcó el 0-1. A partir de ese momento, tanto Courtois como  Ferland Mendy aparecieron para dejar con vida al Madrid, y ya al final, Rodyrgo marcó un doblete en dos minutos para empatar la eliminatoria. En la prórroga, de nuevo Benzema haría el definitivo 3-1 que metería a los blancos en la final.

La final tampoco fue nada fácil. El club merengue ganó por 0-1 con gol de Vinicius Jr, pero necesitó la mejor versión de Courtois, que dejó posiblemente la mejor actuación de un guardameta en una final de Copa de Europa.

Tras una temporada concurrida, repleta de trofeos y buen rendimiento en el Real Madrid, la directiva se ha puesto manos a la obra para mejorar la plantilla de cara a la nueva temporada. Tras la conquista de LaLiga y la UEFA Champions League, Carlo Ancelotti ha tenido tiempo para recargar baterías y empezar a analizar en que posición se podría dar un salto de calidad.

El no fichaje de Kylian Mbappé fue duro de encajar tras tener todo hablado y acordado con el galo. Sin embargo, el club blanco ha sabido salir de la situación con otras alternativas.

  • Altas

Aurélien Tchouaméni

El mediocampista francés llega procedente del AS Monaco tras cuajar una de sus mejores temporadas individualmente en su corta carrera. Un fichaje que se trabajó duro debido a la competencia que había con el PSG por hacerse con sus servicios. El Real Madrid venía de llevarse un chasco tras no fichar a Mbappé por lo que la prioridad era hacerse con la perla de 22 años.

El fichaje de Tchouaméni es un acierto total. Un jugador con características de Casemiro, corpulento, alto y bueno en tareas defensivas. Además, sumarle su aportación ofensiva, en la que puede llegar de manera box-to-box dando el último pase. En la pasada temporada, fue el mejor jugador de la Ligue 1 en cuanto a intercepciones se refiere con una media de 2.9 por partido.

El Real Madrid se rejuvenece aún más. Camavinga, Valverde y ahora Tchouameni puede ser el trio de mediocentros destinados a dar el relevo a Modric, Kroos y Casemiro.

Antonio Rudiger

Un defensa central más para Ancelotti, uno de clase mundial. Tras la llegada de Alaba en el mercado veraniego pasado, llega Rudiger para completar la zaga. Su ídolo, Pepe. Un central con pasión y garra que se deja el cuerpo en cada jugada. Juega a mil revoluciones y en ocasiones le sale costoso. Sin embargo, tiene capacidad de liderazgo. Además de una estatura y una envergadura que intimida a los oponentes.

Campeón de la UEFA Champions League con el Chelsea eliminando al Real Madrid y sabiendo lo que es meter en el Santiago Bernabeu. Llegó a la capital española tras la apertura del mercado, pero todo estaba hablado previamente.

  • Cesiones de vuelta

Jugadores de la plantilla que no tuvieron hueco la campaña pasada, vuelven a Valdebebas tras su cesión para hacerse con un hueco. Son los casos de Álvaro Odriozola, Borja Mayoral, Reinier, Takefusa Kubo y Víctor Chust.

El primero viene tras completar un magnífico curso con la Fiorentina, reivindicándose tras no encontrarse cómodo en el Bayern Munich en su cesión pasada. Vuelve para darle competencia a Dani Carvajal y ganarse como mínimo el puesto como segundo lateral derecho ante Lucas Vázquez.

Mayoral termina la temporada de manera contundente en el Getafe con seis goles en 18 partidos. No termina de entrar en los planes de sus técnicos ya que ha salido cedido en las últimas temporadas. No obstante, siempre da mas que recibe y tendrá una salida si se encuentra una buena oferta por el.

Por último, Reinier está en la rampa de salida. Reinier no tiene hueco en el equipo, especialmente tras apenas tener protagonismo en el Borussia Dortmund.

Kubo sale de manera permanente a la Real Sociedad y Víctor Chust vuelve al Cádiz por segunda temporada consecutiva.

  • Bajas

Luka Jovic

Jovic dejará de vestir la elástica del Real Madrid tras oficializarse su fichaje por la AFC Fiorentina. Ha firmado con los violas hasta 2024 a coste cero después de costarle 60 millones al club blanco en su día. Llegó a la capital española en 2019 con 21 años como futura promesa y el relevo de Karim Benzema, sin embargo, se va sin pena ni gloria.

Las estadísticas del ariete han dejado mucho que desear. Desde su llegada a LaLiga, ha disputado 36 partidos y anotado tan solo tres goles. Una media de gol por temporada o 20 millones por cada gol anotado.

Gareth Bale

Quieran o no los madridistas, se va una leyenda. Bale ha firmado con Los Angeles FC tras ocho años en el club blanco. Pese a sus últimas temporadas en las que su rendimiento bajo drásticamente, será recordado como el hombre de la decimotercera y como integrante del histórico BBC.

Deja 106 goles y 64 asistencias, un total de 170 contribuciones al gol en 258 partidos oficiales. A pesar de todo, una limpieza necesaria que beneficiará al Real Madrid tras quitarse millones de encima con su salario.

Kubo y Chust

Ambos sin minutos en la primera plantilla, salen de forma permanente. El japonés sale traspasado a la Real Sociedad mientras que Chust se va a la otra punta del país, el Cádiz.

Marcelo e Isco

Dos leyendas blancas han dicho adiós a su afición. El brasileño sigue sin equipo por el momento, mientras que Isco se unió al Sevilla de Lopetegui, ambos completaron su contrato sin renovar tras falta de minutos en las últimas campañas. Los dos se van del club blanco con cinco UEFA Champions League y con un legado difícil de superar, en especial el de Marcelo.

  • Analizando a fondo a Carletto Ancelotti, comandante del barco (Sergio Hervás)

Tras una temporada en blanco con el único entrenador capaz de levantar la Champions tres años consecutivos, Zinedine Zidane, el madridismo parecía adentrarse en un pozo sin fondo. Además, ese mismo verano, el Real Madrid solo fichó a Camavinga, Alaba y Carlo Ancelotti. La llegada del técnico italiano hacía recordar épocas mejores en Chamartín, pero la decepcionante temporada que acababa de terminar hizo que la ilusión se desvaneciera por momentos.

“Dejad de buscar entrenador, estáis hablando con el mejor del mundo”

Tal y como enunciaron varios medios de comunicación tras el anuncio del fichaje del entrenador italiano, cuando Florentino Pérez y José Ángel Sánchez aún no tenían decidido el relevo para el banquillo blanco se produjo una conversación telefónica entre el director deportivo del conjunto merengue y Ancelotti. El directivo blanco le comentó al técnico la situación en la que se encontraban y el técnico no dudó en aconsejarle que dejaran de buscar entrenador porque estaban hablando con el mejor del mundo. Unas palabras que reflejan a la perfección la personalidad, el humor, el madridismo y la confianza en sí mismo de Carlo Ancelotti. Supuestamente, tras la finalización de esa llamada, los trámites se agilizaron y pocos días o semanas después se oficializó el regreso de Carleto.

  • El equipo se mantuvo, pero el rendimiento se multiplicó

La afición consideraba que sin grandes cambios en cuanto a la plantilla no se conseguiría una revolución que parecía más que necesaria en el Real Madrid. Al fin y al cabo, Alaba llegó para sustituir a las bajas de Sergio Ramos y Raphael Varane; mientras que, Camavinga venía para reforzar la medular y no parecía que fuese a desarrollar un papel protagonista. Es decir, los fichajes madridistas respondían a una cuestión de necesidad más que de revolución, pero en el fondo el equipo se mantenía igual o, al menos, sin grandes modificaciones.

Sin embargo, lo que nadie o casi nadie se esperaba es que el gran fichaje y la gran revolución para el vestuario del Real Madrid fuese Carlo Ancelotti. El italiano ha logrado dotar al Real Madrid, a su Real Madrid, de un estilo de juego, una ambición y una frescura inexistentes en la anterior etapa. En su regreso a la entidad madridista, el italiano ha logrado levantar nada más y nada menos que la trigésimo quinta liga española y la decimocuarta Champions League, además de una Supercopa de España.

Ancelotti dirigiendo I Imagen: Getty Images
Ancelotti dirigiendo I Imagen: Getty Images

Es cierto y cabe recalcar que, en el ámbito físico, Antonio Pintus es el gran responsable de que los futbolistas se hayan mostrado intratables en el ámbito nacional y, en Europa, hayan conseguido doblegar a clubes de la Premier que, a priori, pueden parecer superiores físicamente. La gran preparación física de los madridistas ha sido, sin lugar a dudas, una de las claves del éxito de este Real Madrid.  

  • Las claves del éxito de Ancelotti

Resulta prácticamente inexplicable cómo un grupo de futbolistas pueden mejorar tanto su rendimiento de un año para otro con una única modificación en el banquillo. No obstante, a continuación, se enumerarán algunas de las claves que han elevado a Carleto al olimpo blanco.

En primer lugar, la meritocracia. Si por algo se ha caracterizado esta segunda etapa de Ancelotti en el Real Madrid ha sido por ser justo en el reparto de minutos en consonancia con el esfuerzo de cada futbolista. Cabe recordar que, inicialmente, la tridente titular para Ancelotti era el formado por Bale, Benzema y Hazard. Asimismo, otorgaba oportunidades a jóvenes “promesas” como Vinicius o Rodrygo para que trataran de demostrarle su potencial e intentaran ganarse un puesto. El primero de ellos no tardó en hacerlo, aun saliendo desde el banquillo, Vini comenzó a ser determinante y diferencial desde el inicio de temporada y se ganó la confianza de Ancelotti. Por su parte, a Carleto no le tembló el pulso y sentó primero a Bale y luego a Hazard para que Vinicius gozara de una titularidad más que merecida. Además, conforme fue avanzando la temporada se fue observando la inclusión en el equipo progresivamente de jugadores como Valverde, Camavinga o Rodrygo, en detrimento de futbolistas como Asensio.

Vinicius dedicándole el gol a Ancelotti I Imagen: Getty Images
Vinicius dedicándole el gol a Ancelotti I Imagen: Getty Images

Otra de las claves del éxito de Ancelotti, sin duda, ha sido su estilo de juego. Un planteamiento basado en formar un bloque muy compacto en el ámbito defensivo que se traduzca en encajar muy pocos goles; y una efectividad muy alta en la faceta ofensiva que consista en transformar las ocasiones que tengan. Cabe destacar que este sistema de juego se ha vist muy favorecido teniendo en cuenta que el Real Madrid contaba con el mejor portero del mundo, Thibaut Courtois, y la mejor dupla ofensiva de Europa, Benzema y Vinicius.

En último lugar, la comunicación y la confianza que ha conseguido tener con sus jugadores es otro de los factores diferenciales de Ancelotti. El ejemplo más evidente es el caso de Vini Jr. Un futbolista que se había convertido en el hazmerreír de culés y colchoneros; un futbolista que se veía gafado de cara a gol… ese mismo jugador ha conseguido convertirse en uno de los mejores del mundo, sino el mejor, en un solo año contando con la confianza de su míster. Esa confianza de la que nunca gozó con entrenadores como Solari, Lopetegui o Zidane; esa confianza que Carleto ha conseguido transmitirle desde el primer minuto…, en definitiva, esa misma confianza que vale por un golazo en la final de la Champions que otorgó el título al Real Madrid. Ahora que nadie venga a colgarse medallitas de quién descubrió a Vinicius o quién le hizo debutar con el Real Madrid; Carlo Ancelotti ha sido el único técnico capaz de hacer explotar a un niño privilegiado tanto física como técnicamente y que nadie había conseguido verlo hasta la llegada del italiano.

Vini Jr y <strong><a  data-cke-saved-href='https://www.vavel.com/es/futbol/2022/07/17/real-madrid/1117213-una-temporada-inolvidable.html' href='https://www.vavel.com/es/futbol/2022/07/17/real-madrid/1117213-una-temporada-inolvidable.html'>Carlo Ancelotti</a></strong> I Imagen: Getty Images
Vini Jr y Carlo Ancelotti I Imagen: Getty Images
  • ¿El mejor entrenador de la historia?

Actualmente no cabe ninguna duda de que Carleto es el mejor técnico del panorama futbolístico. Sin embargo, cuando se habla del mejor de la historia, el nombre del italiano nunca se expone. Nombres como Mourinho, Guardiola, Zidane, Klopp, Wenger, Ferguson o, incluso, Luis Enrique… toman el protagonismo cuando se realizan este tipo de debates.

No obstante, es digno de reflexionar si el “sextete” de Guardiola; el “triplete” de Luis Enrique; o las tres Champions consecutivas de Zidane merecen el mismo mérito que la Champions del Inter de Mou o la que acaba de conquistar Carlo Ancelotti. Debe tenerse en cuenta que Guardiola entrenaba al mejor Barça de la historia, Luis Enrique contaba con la MSN, y Zidane se deleitaba con la BBC; mientras que, Carlo Ancelotti ha sido capaz de recoger un equipo que había tocado fondo y lo ha llevado a la gloria en del fútbol. Entonces… ¿no debería ser considerado Don Carlo Ancelotti como uno de los mejores técnicos de la historia de este deporte?

  • Analizando tácticamente al equipo

Si hay algo que tiene este Real Madrid y que lo hace diferente al Madrid de varios años atrás, es que ha logrado mantener una base de jugadores que vienen jugando juntos desde hace varios años, lo que les permite tener una química muy grande, porque en varias instancias terminan jugando de memoria. Algo importante porque les permitió ganar la última UEFA Champions League, eliminando a rivales con juadores más en forma y en teoría con más calidad, pero la química presente en este equipo, los hizo salir victoriosos. 

Tras el primer partido oficial de la temporada donde el Real Madrid se impuso 2-0 al Eintracht Frankfurt se ve muy claro cual será el once de gala de Carletto Ancelotti, insluso, ya se pudo ver en el último partido de la gira norteamericana ante la Juventus, donde repitió ese once. 

Portería

Thibaut Courtois, qué decir del gigante belga que no se haya dicho, si Tibu se ha ganado con creces ser considerado el mejor portero de la actualidad. Desde que llegó al Madrid actualizó su currículo de una manera tan impresionante, que los debates sobre el mejor portero de la actualidad se acabaron, no hay duda alguna, Courtois, hoy por hoy es el portero más intimidante y más decisivo. Fue fundamental para la concecusión del título de Champions con unas paradas increíbles que mantuvo al equipo en muchas eliminatorias. Por ende, no hay dudas que el belga ocupará la portería blanca en gran parte de la temporada, si la salud se lo permite. 

Defensa

Carvajal, Militao, Alaba y Mendy se ponen en la pole position para ocupar la línea defensiva titular en el once de gala de Ancelotti. La pareja de centrales parece que tiene muchos años juntos jugando, y es que la jerarquía de Alaba le ha dado la seguridad que Militao necesitaba para desplegar todo su potencial.

En los laterales, Carvajal parece estar recuperando el nivel de años anteriores donde se situaba en el top 3 entre los mejores de su posición. Si lo respetan las lesiones puede aportar mucho al equipo, tanto en lo ofensivo como en lo defensivo, también hay que acotar, que la presencia de Fede Valverde en el once, permite tener mayor seguridad, porque el charrúa tiene una capacidad increíble para cuidar las espaldas del lateral español. Mientras que por la banda izquierda. 

Mendy parece ser el único con la demarcación natural, ante la negatividad del mister de desplazar a Alaba al lateral izquierdo. El francés suele ser muy firme en defensa, aunque en sus avanzadas en ataque son una tarea a mejorar. 

Rüdiger, Nacho, Lucas Vázquez, Odriozola y Vallejo tendrán que ganarse un puesto para poder disputar minutos. 

Centro del campo o CMK

Triángulo de las Bermudas, así fue denominada la CMK por parte de Carletto Ancelotti tras el partido de pretemporada ante la Juventus, donde el técnico bromeaba al decir que cuando la persona pasa por estos tres jugadores (Casemiro, Modric y Kroos) el balón desaparece. Y es que no es para menos, este tridente del centro del campo es uno de los mejores de la historia, donde el único tridente que puede poner en discusión que sean los mejores, son Xavi, Iniesta y Busquets. 

Este tridente afronta su octava temporada juntos donde parece que son los que más minutos van a ocupar en esta zona de la cancha, sin embargo jugadores como Camavinga y Tchouaméni le pondrán las cosas difíciles al mister.

Otro de los jugadores que formará parte de este mediocampo es Fede Valverde, el uruguayo a fuerza de coraje, entrega. sacrificio y calidad consiguió hacerse un hueco en uno de los mejores equipos del mundo, es hoy por hoy uno de los mejores 'box to box' de la actualidad. 

Delantera

Benzema y Vinicius serán los encargados de los goles blancos. Ya el año pasado demostraron que se entienden muy bien dentro de la cancha, entre ambos fabricaron gran parte de los goles del equipo, con goles y asistencias llevaron al Madrid a la concecusión de los títulos de liga y de Champions. Benzema espera recibir el balón de oro en premio a la gran temporada que hizo, mientras que Vinicius se ganó una revalorización en el mercado, actualmente es el tercer jugador más caro del mundo según el portal Transfermarkt, solo por detrás de Kyñian Mbappé y Erling Haaland.

VAVEL Logo