Análisis Post: España cae derrotada ante una gran Suiza
Borja Iglesias en un disparo ante Suiza // Foto: SEFutbol

Penúltimo partido de la selección española en la UEFA Nations League. El partido terminó con una derrota por dos goles a balón parado, una faceta que debe mejorar la selección de cara al Mundial de Qatar. España continuará dependiendo de sí misma, pero ya no le servirá el empate el próximo martes en su país vecino, Portugal.

Alineaciones y esquemas

Luis Enrique apostó por un once algo novedoso con: Unai Simón; Azpilicueta, Eric García, Pau Torres, Jordi Alba; Busquets, Gavi, Pedri; Ferrán, Asensio, Sarabia.

Un once sin novedades en la defensa y portería, ya que Luis Enrique suele apostar por esos jugadores a falta de la convocatoria de Laporte por lesión. En el centro del campo se anteponen los chicos del Barcelona. Luis utilizó el mismo centro del campo que suele utilizar Xavi en los partidos grandes en detrimento de Koke, que solía ser el habitual en ese puesto.

En la delantera llegó la gran sorpresa, las bandas eran las mismas de prácticamente siempre, pero fue Asensio el que finalmente hizo de falso nueve con movilidad. Morata, que suele ser el habitual, no jugó ni un minuto en el transcurso del partido en La Romareda.

Suiza, por su parte, salió con un once con muy buenos nombres también: Sommer; Widmer, Akanji, Elvedi, Ricardo Rodríguez; Xhaka, Freuler, Sow; Shaqiri, Vargas, Embolo.

Murat Yakin sorprendió con la disposición táctica de su equipo, aunque ya probó bastante la defensa de cuatro en el anterior parón de selecciones. Lo que sorprendió de todo fue la presencia de Sow más adelantado del doble pivote para dificultar la salida a España, en concreto, dificultársela a Busquets.

Fue Embolo la referencia del equipo en ataque con dos extremos muy ágiles y eléctricos acompañándolo como Shaqiri y Vargas.

España destacó por su movilidad en ataque, que sobre todo, fue eficiente en el inicio de la segunda mitad. El esquema era un 4-3-3 de manual, pero, como afirmamos, con mucha libertad para los de arriba.

Suiza trataba de hacer el esquema opuesto al de España, con un 4-2-3-1, con un "mediapunta" que no lo podemos describir como tal, porque era el encargado de dificultar la salida a España.

Análisis del encuentro

El primer gol de Suiza llegó en una acción a balón parado mal defendida por parte de España. Remató muy solo Akanji y lo envió al fondo de las mallas.

España, por su parte, hizo el segundo en una gran acción de Asensio que recibió lejos del área e hizo una gran conducción, justo lo que Luis Enrique buscaba de él cuando pensó en el once. Un desmarque de ruptura de Sarabia dejó la banda sola a Alba, que terminó defendiendo arriba imposible para Sommer.

Había llegado antes en el descanso el cambio de Steffen por Ricardo Rodríguez. Un cambio de jugador por jugador sin mucha explicación posible en lo táctico.

Volvía a marcar a balón parado Suiza, ganando otra vez Akanji un balón por alto muy solo. Terminó empujando el balón en el área chica Embolo para hacer el 1-2.

España buscaba cambiar todo con la entrada de los dos hábiles extremos Yeremi Pino y Nico Williams, que debutaba con la selección. Entró también por Asensio un 9 más puro como Borja Iglesias, que también debutó con la selección española.

Suiza buscaba más músculo en los cambios con las entradas de Zakaria, Ndoye y Aebischer. También entró Seferovic para que se pelease con los centrales españoles. Cambios muy acertados por parte del técnico suizo.

La Roja apretó bastante en los minutos finales, más aún si cabe con las entradas de Llorente, que pasó al lateral derecho y de Carlos Soler que jugó en la posición donde estaba Pedri.

Arbitraje

En cuanto al arbitraje no hubo demasiadas dudas en el encuentro, con solo dos tarjetas amarillas para Suiza. El VAR tuvo que revisar el último gol de los visitantes por posición dudosa, pero finalmente, no fue anulado por poco

VAVEL Logo