Freno en seco a la buena racha del Betis
Fuente: (Twitter @laliga)

La tarde del 2 de octubre se presentaba emocionante en Balaídos. Y es que, el choque entre Celta y Betis no ha dejado indiferente a nadie.

De hecho, el Celta se ha visto obligado a hacer cambios en el once: el mejor jugador del equipo celeste, Iago Aspas, ha sido baja de última hora. Por una indisposición.

El delantero gallego recibía ante su afición el trofeo Zarra, que premia al máximo goleador español de la temporada.

Por parte del Betis, Fekir ha sido la gran novedad en la lista de convocados, pero tampoco ha podido salir de inicio

  • Partido movido desde el principio

El encuentro empezó muy intenso, el equipo local se adelantaba en el minuto 9 con un golazo de Gabri Veiga, que soltó un latigazo que acabó dentro de la portería de Rui Silva. Inmediatamente después del gol, Borja Iglesias tuvo un mano a mano, que esta vez no acabó dentro. 

Los problemas para el Betis en la primera mitad fueron a más, y de qué manera. Un desajuste en la zaga verdiblanca provocó que Luiz Felipe derribara al último jugador celeste, acción que sería determinante.

Soto Grado, árbitro designado para este partido, le enseñó la tarjeta amarilla en un primer momento, pero tras revisarlo en el VAR, el colegiado expulsó al central Brasileño. El Betis se quedó con un jugador menos faltando 75 minutos de partido. 

Manuel Pellgrini tuvo que cambiar sus planes de inicio. Pezzella entró al terreno de juego sustituyendo a William Carvalho. El dibujo también cambió. Rodri y Luis Henrique se fueron alternando para acompañar a Borja en la punta de ataque y Sergio Canales pasó de hacer de “enganche” a ayudar más a Paul Akuokou más abajo.

A pesar de todas estas dificultades, el Betis lo ha seguido intentando y el marcador no se movió de ese 1-0 al acabar la primera mitad.

  • Cambios al descanso: 

El técnico chileno aprovechó el tiempo de descanso para mover ficha e hizo un doble cambio: Luiz Henrique por Nabil Fekir, que volvía con el grupo tras varias semanas de baja, y Borja Iglesias por Willian Jośe, delantero por delantero. 

Gettyimages
Gettyimages         
  • Una segunda mitad con color verdiblanco

El Betis tomó el control al principio de la segunda mitad. El equipo verdiblanco empezó a generar más peligro desde la entrada de Nabil Fekir, que ha sido fundamental en la salida de balón y protagonista en varias jugadas de ataque. 

Finalmente, Iago Aspas sí que pudo tener unos minutos después de haberse caído del once inicial a última hora por una imposición. 

Durante la segunda parte la inferioridad numérica del equipo visitante se notó mucho menos. El Betis buscó el empate y se quedó muy cerca de conseguirlo, sobre todo a balón parado. La entrada del atacante francés mejoró y mucho al cuadro sevillano. 

Al conjunto verdiblanco le faltó cabeza en la primera mitad y acierto en la segunda. El Celta empezó muy bien, pero poco a poco fue perdiendo fuerza. Aun así, el equipo vigués consiguió sumar de tres y llevarse una victoria importantísima, que han querido dedicar a su entrenador, que no ha podido estar presente en el encuentro por motivos personales.

  • El Betis dio la cara

El Real Betis acostumbra a hacer un juego vistoso. Esta vez, a pesar de jugar con uno menos desde el principio, ha seguido con su filosofía y no ha dejado de hacer lo que sabe. Ha dado la cara y el descanso le ha servido para recomponerse y poner al Celta entre las cuerdas. 

Gettyimages
Gettyimages            

Freno en seco para el Betis, que hasta ahora solo había perdido un partido y fue contra el Madrid en el Santiago Bernabéu. El Celta, por su parte, se reencuentra con la victoria después de dos jornadas sin puntuar. Sin embargo, Manuel Pellegrini puede estar contento por el gran esfuerzo que ha hecho su equipo. 

No hay tiempo para lamentarse. El Betis no para. Este jueves 6 de octubre tiene una cita muy ilusionante en Europa League en Roma, que va a ser clave para seguir líder de grupo. 

VAVEL Logo