Jonathan Viera pone la magia y Benito lanza a la UD
Fotografía: LaLiga

Triunfo vital de la UD Las Palmas en Lugo. Los pupilos de García Pimienta vencieron por la mínima al cuadro gallego tras una sensacional segunda parte comandada por Jonathan Viera. Fue la entrada del jugador de La Feria lo que cambió un choque donde los lucenses, pese a no crear ocasiones claras de gol, incomodaron y de qué manera a los amarillos.

Primera parte muy espesa por parte de la UD. En líneas generales, los primeros compases del encuentro estuvieron mucho más cerca del planteamiento de Hernán Pérez. Los amarillos se encontraron a un Lugo sólido atrás y que llegaba a campo contrario con muy pocos toques. Si bien es cierto que esa presencia arriba no se tradujo en ocasiones claras, la sensación de incomodidad que tenía Las Palmas era notoria.

Se intentó volcar el equipo por la banda izquierda, donde Benito Ramírez no tuvo su día más acertado. Sus centros no encontraban destinatario y cuando asumía la responsabilidad de ejecutar las acciones a balón parado, la estrategia no surgía efecto y rápidamente el cuadro gallego salía al contragolpe.

Rozando la media hora de partido llegó la gran jugada polémica. Josep Señé logra revolverse en el corazón del área y ante la salida de Álvaro Valles, logra marcar con un toque sutil. Sin embargo, el colegiado del partido Sánchez López anuló el tanto local por una presunta falta anterior sobre Enrique Clemente. La acción, bastante rigurosa pero corroborada desde el VAR, fue protestada por el equipo local y salvó a la UD de ir por detrás en el marcador.

En los últimos instantes del primer tiempo sí que se pudo a ver a una Unión Deportiva más reconocible, con Enzo Loiodice a los mandos y con Alberto Moleiro eléctrico. Cayendo en esta ocasión en banda derecha, una gran acción individual suya propició la ocasión más clara antes del descanso. Disparo potente de Álvaro Lemos al que respondió Óscar Whalley con una gran intervención y con la ayuda del palo.

Jonathan Viera cambió el rumbo del choque

Todo cambia en el tiempo de descanso. García Pimienta detecta la necesidad de cambiar el planteamiento ofensivo y antes de la reanudación mete en el campo a Jonathan Viera y Sandro Ramírez. A partir de ese momento, se jugó al compás del 21. Todo el juego ofensivo de la UD pasaba por sus botas y era cuestión de tiempo de que las ocasiones llegaran.

Así, llegados a la hora de partido, Viera frotó la lámpara y con un reverso magistral dejó atrás a dos defensores en el pico del área. Tras una pared con Enzo Loiodice, sirve el pase en línea de fondo para que Benito se aproveche de un rechace y fusile a Óscar Whalley. Primer gol del curso para el extremo de La Aldea y gran dosis de moral para él, pues su primer tiempo había sido bastante irregular.

Fotografía: La LIga
Fotografía: La LIga

A partir del 0-1, control y dominio claro por parte de Las Palmas. La escuadra amarilla entendió que la mejor manera de defender era con el balón y con posesiones largas pudo dormir el partido. Ya con un Lugo volcado, hubo muchos más espacios para correr al contragolpe y el segundo pudo haber llegado en el tramo final. Sandro Ramírez dispuso de la más clara, contrarrestada por una excelente intervención de Óscar Whalley en el uno contra uno.

Esta victoria hace que la UD Las Palmas termine la jornada como líder de la categoría al aprovechar el empate sin goles del Deportivo Alavés contra el Albacete. Los amarillos siguen invictos e intentarán proseguir con su marcha triunfal este fin de semana en El Toralín contra la Ponferradina. Por su parte, el Lugo cae a los puestos de descenso y acumula ya seis jornadas sin conocer el triunfo.

VAVEL Logo