Análisis post: un Celta sin brillo cae ante la Real
Larsen conduciendo ante la mirada de Gabri Veiga e Illarra. /Fuente: rccelta en Twitter

El Celta recibía a la Real Sociedad este domingo en Balaídos. Los de Coudet venían de salir derrotados del Camp Nou y quería volver a la senda de los puntos. Sobre todo, en su feudo, donde en el último partido habían superado al Real Betis y, además, llevaban 6 puntos de 9 posibles, solo habían sido derrotados ante el Real Madrid. Sin embargo, en un partido descafeinado, la Real superó a los vigueses haciendo que cosechen su 4º derrota en 5 partidos. Además, el partido venía marcado por la vuelta de uno "dos nosos". Brais Méndez volvía a su estadio después de salir traspasado este verano al club donostiarra.

Brais Méndez en su vuelta a Balaídos. / Fuente: @braismendez10 en Instagram
Brais Méndez en su vuelta a Balaídos. / Fuente: @braismendez10 en Instagram
  • Primera parte

El Chacho Coudet no impresionó a muchos con su alineación. Su típico 1-4-1-3-2 con la línea defensiva de siempre, Beltrán y Gabri Veiga en el centro, Cervi y Óscar en los costados y la pareja Aspas-Larsen en punta de lanza. 

Con estos once jugadores, el encuentro estuvo falto de ritmo en los minutos iniciales. A esto debemos sumarle un choque de cabezas entre Ahien Muñoz y Hugo Mallo que paró el partido. Ambos equipos buscaban proponer con balón y crear las jugadas desde atrás. Sin embargo, las constantes interrupciones no dejaron gozar de grandes oportunidades en estos minutos. Solo hubo dos disparos entre palos en la primera mitad, los goles

En el minuto 30, una gran combinación de la Real Sociedad en el costado derecho entre Brais Méndez y Gorosbel acabó con un despeje de Gabri Veiga que cayó muerto en el frontal del área. Illarra, el más listo de la clase, se hizo con ese balón y con un gran golpeo de zurda desde la frontal batió a Marchesín, que poco pudo hacer. 

Solo 9 minutos tardó en llegar la réplica. Iago Aspas forzó un error en salida de balón de Zubimendi, robó y se presentó ante Alex Remiro, a quien engañó, para batirlo un golpeo al palo corto. Y con esto, y los 8 minutos de añadido llegamos a la media parte.

  • Segunda parte

La segunda parte cambió por completo. Los donostiarras se hicieron con el control del encuentro y consiguieron crear oportunidades. Una de ellas, una jugada de un lado a otro de la Real que acabó con un centro de Merino que Javi Galán, milagrosamente, envía a córner cuando Take Kubo estaba a merced de enviar el balón al fondo de las mallas. En este córner Igor Zubeldia cabeceó el centro de Brais a la red.

Coudet, ante esta situación, realizó un doble cambio en el minuto 65. Mingueza y Carles Pérez al campo en detrimiento de Gabri Veiga y Hugo Mallo. Muy criticado este decisión ya que el canterano, Gabri Veiga, era uno de los únicos jugadores que buscaban la portería contraria en sus acciones. Sin embargo, su remplazo sí agitó la coctelera. Carles Pérez apoyó a Starnd Larsen y Aspas que eran los único que intimidaban a la zaga txurriurdín. El catalán realizó dos grandes acciones individuales por banda derecha. Una acabó en una gran parada de Remiro después de varios dribblings a defensas rivales.

Los vigueses acabaron el partido con dos delanteros puros como Larsen y Paciencia, que entró en el minuto 76 por Cervi.  Sin embargo, los de Coudet lo intentaron más con corazón que cabeza. Una banda izquierda que acabó despoblada tras este último cambio y una banda derecha muy sobrecargada por Iago Aspas, Mingueza y Carles Pérez, desequilibró al equipo. Este desequilibro hizo que los donostiarras pudiesen aumentar su cuenta pero Marchesín lo evitó.

Finalmente, el encuentro acabó con polémica. Un posible penalti a Mingueza que el árbitro no señaló y la expulsión, con el partido ya finalizado a Paciencia por decirle que consideraba su actuación "muy mala" dejó indignada a la afición celeste.

  • Cuadra Fernández, muy criticado

Un partido que no fue para nada brusco, acabó con 12 cartulinas amarillas, 5 para los celestes y 7 para los blanquiazules, además de la roja ya comentada. Fueron en total 31 faltas señaladas por el colegiada algunas incomprensibles y otras faltas tácticas menores. La cantidad de amarillas fue muy elevada para la agresividad del encuentro.

Con todo esto, una internada en el área de Mingueza que fue arrollado por Diego Rico no fue punible para el colegiado. Ni su asistente ni desde la sala VAR, le avisaron de lo contrario. Acción criticada desde la parroquia celeste. 

  • Próxima parada, Valladolid

En la jornada intersemanal, el Celta visitará el José Zorrilla con la intención de llevarse los 3 puntos. Lejos de Balaídos solo han conseguido la victoria en Montilivi, ante el Girona. El resto de salidas se cuentan por derrotas: Atlético de Madrid, Valencia y Barcelona.

VAVEL Logo