Un buen Numancia cae en Tarragona
Toni Arranz pugna por un balón. Imagen: Nástic de Tarragona.

El Numancia se fue de vacío de su visita a Tarragona. Guillermo dio la victoria al cuadro tarraconense con un cabezazo en el inicio de la segunda parte. Rubén Mesa y Jesús Tamayo pudieron igualar la contienda pero no estuvieron acertados. El Numancia acabó con ocho efectivos sobre el césped tras la expulsión de Simic y las lesiones de Tamayo y Pol, que salieron del campo antes de tiempo.

Salía Diego Martínez con la defensa habitual formada por Simic y Gorka Pérez en el eje, con Jaume Pol y Borja San Emeterio en los laterales. Bonaldo y Toni Arranz se encargaban del doble pivote, flanqueados por Dani Sánchez y Mancebo en los extremos. Arriba, Carrillo acompañaba a Mario Barco en punta de ataque.

El Numancia comenzó de menos a más

El duelo comenzó sin ocasiones reseñables durante los primeros minutos. El Nástic dominaba el esférico pero no conseguía llevar peligro a la portería defendida por Isma Gil. El Numancia, por su parte, no estaba incómodo defendiendo sin balón y buscando la espalda del equipo tarraconense. Con el paso de los minutos el partido fue subiendo en intensidad.

La primera del encuentro llegó con un zurdazo de Aarón Rey que se marchaba desviado, por encima de la portería de Isma Gil. La respuesta del Numancia llegaba por el lado derecho, con una internada de Borja San Emeterio que atajaba el meta local. Poco después era Bonaldo el que lo volvía a probar con un golpeo desde fuera del área que salía demasiado centrado.

Con el paso de los minutos el Numancia fue creciendo sobre el césped y llevando peligro a la portería rival gracias a las acciones a balón parado. Bonaldo remató alto a la salida de un saque de esquina, y poco después, Mario Barco sí consiguió el tanto soriano pero en posición antirreglamentaria bastante justa. El partido había entrado en un ritmo de juego frenético y el Nástic tuvo la suya en la jugada posterior con un remate de Pablo Fernández que Isma Gil desbarataba con una gran intervención. Con el empate a cero se llegaría al descanso.

Diez minutos fatídicos condenaron al Numancia

Tras el descanso el Nástic daba un paso al frente y comenzaba a inquietar la portería de Isma Gil. Tras un intento de Joan que se marchaba rozando el palo derecho de la portería visitante, Pablo Fernández tenía la más clara del encuentro al culminar un contraataque de los catalanes con un derechazo que salía rozando el travesaño. El partido se rompía por momentos, con transiciones de una portería a otra en las que el Numancia salía perdiendo a los puntos.

A balón parado llegaban las oportunidades del Numancia. Bonaldo la volvía a tener tras un saque de esquina de Toni Arranz pero su cabezazo lo desviaba la defensa grana a córner. Diego Martínez movía el banquillo dando entrada a Moha por Carrillo ya Rubén Mesa por Mario Barco. A su vez, el exnumantino Lupu sustituía a Pablo Fernández en el equipo catalán.

En estas llegaría el tanto del Nástic de Tarragona. Fue en una internada Aarón Rey por la banda izquierda, que concluyó Guillermo con un remate picado ante el que nada pudo hacer Isma Gil. Poco después pudo llegar el segundo de los locales con un zurdazo de Joan que desvió con solvencia el portero numantino. El Numancia hacía aguas, e incluso pudo llegar un penalti de Moha que el colegiado no señaló como tal. En estas, Diego Martínez quemaba naves realizando un triple cambio. Tamayo, Valín y Jordi Tur sustituían a Mancebo, San Emeterio y Toni Arranz.

El equipo cogió un aire diferente tras las sustituciones de Diego Martínez y sería el propio Tamayo quien tendría el empate en una muy buena transición ofensiva conducida por Dani Sánchez, pero el remate del capitán rojillo se marcharía desviado con todo a favor. Los mismos protagonistas volverían a tenerla pocos minutos después, pero esta vez era Manu García quien atajaba de forma espectacular el remate de Jesús Tamayo. Rubén Mesa tenía nuevamente la igualada en un balón largo pero se le hacía de noche en el remate.

Cuando mejor estaba el Numancia era el colegiado, el señor Fernández Rival, el que culminaba su tarde nefasta. Tras el gol anulado a los sorianos y el penalti no señalado a los catalanes, expulsaba a Simic por una acción en la que el central croata tocaba balón. Con el pitido final, el Nástic iguala al Numancia en la tabla clasificatoria con 12 puntos.

VAVEL Logo