El Numancia no puede con el Bilbao Athletic
Dani Sánchez disputa un balón. Imagen: Athletic "B".

Empató el Numancia en su duelo frente al Athletic "B". Los de Diego Martínez cuajaron una mala primera parte, sin prácticamente peligro en la portería visitante, pero fueron acreedores de la victoria durante los segundos 45 minutos. Rubén Mesa estrelló un balón en la madera y, Tamayo y David González le cambiaron la cara al cuadro soriano con su entrada en el campo. Con el empate, el Numancia se queda más cerca de los puestos de descenso que de los que otorgan el privilegio del playoff. Próxima parada, Atlético Baleares.

Salió Diego Martínez con Isma Gil en portería, flanqueado por Gorka Pérez, Borja San Emeterio y las novedades atrás de Dani Sánchez y Fer Román, en detrimento del lesionado Jaume Pol y el sancionado Simic. El doble pivote era para Bonaldo y Toni Arranz, acompañados en ataque por Mancebo, Moha, Jordi Tur y Rubén Mesa.

Una primera parte soporífera

La primera parte acabó como comenzó, sin goles ni ocasiones reseñables para ningún equipo. Espectáculo soporífero para el aficionado, que constató cómo el equipo rojillo se está convirtiendo en un habitual de los duelos donde apenas hay peligro, ni en la portería contraria ni en la propia.

El partido comenzó sin ocasiones claras, con ambos equipos sumidos en una gran intensidad acompañada de un respeto mutuo. Al filo del ecuador del primer asalto, llegó la primera ocasión reseñable, protagonizada por un Fer Román que remató desviado un saque de esquina botado por Toni Arranz. El Bilbao Athletic, por su parte, respondía minutos más tarde con un balón sobre Edu Ares que Fer Román desviaba a córner cuando el jugador visitante se plantaba delante de Isma Gil. Poco después era San Emeterio quien lo intentaba con un derechazo que se estrellaba en la defensa rojiblanca. Así se llegaría a vestuarios, con el combate nulo de ambos equipos, más temerosos a cometer errores que esperanzados en conseguir arriesgar y ganar.

El Numancia mejoró tras el paso por vestuarios

Tras el paso por vestuarios Dani Sánchez avisaba con una falta que se marchaba rozando el palo visitante. La respuesta de los cachorros llegaba en otro balón parado con un remate elevado de Mendibe tras servicio de Unai y, en la siguiente jugada, era Mesa el que lo probaba con otro cabezazo manso que atrapaba el meta visitante. Pero los minutos pasaban y el desarrollo del juego no invitaba a ser optimista en cuanto a la llegada del gol de cualquiera de los dos equipos. El filial vasco parecía conformarse con el empate, mientras que el Numancia no encontraba el camino arriba, constatando su falta de pegada durante este inicio de temporada.

Fue entonces cuando Diego Martínez decidió mover el banquillo, buscando esa frescura en ataque que le faltaba a los sorianos. Jordi Tur y Mancebo daban paso a David González y Tamayo. Con el cambio llegó una versión más incisiva del cuadro soriano, más por insistencia que por acierto. El propio Tamayo inició la que, hasta el momento, fue la mejor ocasión del partido. El ‘11’ rojillo combinaba con Dani Sánchez en banda izquierda, quien servía al delantero el pase de la muerte, pero no consiguió empalar el cuero con su pierna izquierda. No era la tarde de los sorianos en ataque, como se comprobaría poco después. Fue en una doble ocasión tras un gran pase en profundidad de Toni Arranz sobre Rubén Mesa. El delantero pacense cruzaba el cuero ante la salida del meta vasco y, cuando todo el estadio cantaba el gol, el esférico se estrellaba en el palo largo de la portería visitante. David González recogía el rechace pero estrellaba el balón en el portero.

Movía nuevamente el banquillo Diego Martínez dando entrada a Mahicas por Rubén Mesa y a Valín por San Emeterio. En estas, llegaría otra ocasión del Numancia que atravesaba su mejor momento del partido. Fue David González con una jugada personal, que probó la estirada del portero vasco, nuevamente sin acierto. El asedio soriano seguía sin cesar sobre la meta visitante y las oportunidades no dejaban de caer para los locales. Moha nuevamente tenía el gol en su cabeza tras un centro de Dani Sánchez pero el esférico se marchó lamiendo la cepa del palo izquierdo de la portería del filial. Quemaba naves Diego Martínez con la entrada de Carrillo por Bonaldo, “all in” del entrenador riojano. Mahicas volvería a tener la oportunidad para los sorianos con un gran testarazo que se marchaba rozando el palo de los visitantes, pero no habría tiempo para más.

VAVEL Logo