El Barça sale de la UVI
Pedri celebra el 1-1| @FCBarcelona

Triunfo clave del Barça ante el Osasuna. En un partido en el que los culés se encontraron en inferioridad numérica durante varios minutos por la expulsión de Lewandowski, los de Xavi supieron sufrir y llevarse tres puntos que le aseguran llegar líder al parón mundialista

Un equipo desdibujado

La primera parte tiene diferentes lecturas. Una de ellas es que pocos entienden a día de hoy la titularidad de Busquets y la fe ciega de Xavi en el pivote. El capitán se encontró perdido y poco arropado en la base de la medular y cometió dos errores de bulto que fueron castigados con el 1-0. El tanto local no vino sin polémica: antes del remate de David García, hay un choque entre Unai García y Marcos Alonso en el que el central 'rojillo' embiste al madrileño. El VAR no dictaminó falta.

Tras esto vino el momento crítico del partido, tras una rigurosa amarilla en el minuto 11 de partido, Robert Lewandowski salió expulsado 19 minutos después tras un salto en el que impacta su codo en la cara del rival. El equipo azulgrana se encontraba con diez y en desventaja en el marcador.

Durante el resto de la primera mitad vimos a un Barça anárquico. Osasuna mostró templanza y ejecutó su plan a la perfección durante los primeros 45 minutos. No hubo casi peligro por parte de los culés más allá de un gol anulado a Ferran Torres por fuera de juego tras un buen pase de Jordi Alba.

El descanso también tuvo protagonista: Gerard Piqué. El central azulgrana, en su último partido como jugador profesional, fue expulsado en el descanso tras increpar a Gil Manzano y mostrarle su disconformidad respecto a las decisiones arbitrales. Sin duda, un final amargo para su dulce carrera.

Destellos en el caos

Comenzó la segunda mitad y el Barcelona salió con hambre de buscar el empate por la vía rápida. Luego de un par de buenas intentonas por el carril izquierdo, Jordi Alba puso un balón con música al área en continuación del desmarque de Ferran, el envío sería rechazado por un zaguero y lo dejó franco para que Pedri anotase el empate.

El encuentro se tornó muy caótico, tuvieron lugar numerosas cartulinas amarillas a Osasuna por las reiteradas faltas para cortar contragolpes, el Barça atacando sin una formación fija y un Xavi cada vez más desesperado en la banda. Aun así, el conjunto local no se encontraba incómodo viendo que los visitantes, fruto de la desesperación, cada vez dejaban más huecos y que el Chimy Ávila se movía como pez en el agua por ahí e, incluso, tuvo la oportunidad de adelantar a los anfitriones con un disparo lejano y que forzó una estirada de Ter Stegen.

Viendo la poca profundidad del equipo, Xavi decidió agitar el árbol y meter a Raphinha, Ansu Fati y Gavi por Dembélé, Ferran Torres y un Christensen al que después se vio renqueante en el banquillo. El Barcelona se encontró con un sistema móvil con dos puntas y cuatro centrocampistas que obligaba a Frenkie De Jong a posicionarse como volante en ataque y central en defensa

De las botas del jugador holandés nació el gol de la remontada culé: tras un centro bien medido y templado de Frenkie, aparecería Raphinha como un rayo para picarla por encima de la salida de Aitor. Tras unos segundos de suspense por ver si era fuera de juego, el gol del brasileño subió al luminoso. Sobre la bocina.

Con los tres puntos más en el casillero, el Barça se encuentra con 37 puntos, 5 más que su perseguidor, el Real Madrid, que aún tiene que jugar su partido de esta jornada. Victoria de equipo, de las que hacen más fuerte al vestuario y, sobre todo, victoria que puede valer una liga.

VAVEL Logo