Augusto César Lendoiro: “El fútbol femenino actual es una gran mentira”
VAVEL

Artífice de algo impensable para una ciudad como A Coruña. Una Liga, dos Copas del Rey y tres Supercopas de España. Quienes le conocen dicen que siempre ha sido alguien tranquilo y sensato. Otros le han visto desatado cerrando un fichaje a altas horas de la madrugada. Con retranca gallega y corazón blanquiazul. Augusto César Lendoiro, uno de esa camada de presidentes que quizás ya no quedan. Uno de esos presidentes que es recordado por todos los amantes del fútbol.

- Fue presidente del Deportivo durante más de veinte años. ¿Cómo es su vida ahora?


La verdad es que llevo un día a día corriente. La misma vida de una persona que tiene ya setenta y siete años, pero que no quiere estar ajena al deporte. Tengo mi rutina en el gimnasio, mis paseos diarios, numerosas comidas con la familia… Y luego también escribo mucho sobre la actualidad del fútbol. Tanto es así que el presidente de la FIFA me ha invitado al Mundial de Qatar. No sé si podré ir finalmente, pero me ha hecho mucha ilusión la invitación. La verdad que no me aburro.

- Y ahora qué ya ha pasado el tiempo, ¿cómo definiría su época como presidente?


Diría que ha sido pletórica en muchos sentidos. Tuve la virtud de haber sido constante, pero no tiene mucho mérito. Yo era un loco por el fútbol y así lo sentía. Quizás ese también ha sido mi defecto, pero no me arrepiento de nada. Me quedo con lo que ha disfrutado tanta gente con el aquel Deportivo. Era un equipo humilde, pero orgulloso. Modesto, pero triunfador. De todo eso me siento orgulloso.

- Ha comentado en varias ocasiones que a menudo trasnochaba negociando traspasos. ¿Cuál diría que fue su mejor fichaje?


El más difícil fue Bebeto. Imagínate estar una semana en Brasil y decir que no has podido ficharle. Seguro que la prensa diría que me había ido de fiesta. Recuerdo decirle a su mujer que la playa de Riazor era como la de Copacabana para tratar de convencerla. Menos mal que no le dije nada del invierno. En aquel momento nadie confiaba en el fútbol brasileño. Se hablaba de “mucha samba y poco fútbol”. Pero finalmente se acabó convirtiendo en un jugador emblemático.

- Durante su mandato presenció partidos que han estado bajo sospecha de amaño. ¿Cree que hubo y sigue habiendo este tipo de casos?

Ahora ya no estoy tan presente y sería una locura decir que sigue existiendo este tipo de corrupción. Lo que sí aseguro es que en aquella época se pactaban partidos. Había equipos que eran profesionales de esos amaños. Entre ellos el Zaragoza, el Levante, el Sporting de Gijón… Además, en alguno de estos casos aparecían por el medio personajes como el presidente de Cantabria, Revilla, presumiendo de lograr ese tipo de pactos. Cosas verdaderamente infumables, pero que son realidad en el mundo del fútbol.


- De ver a su equipo campeón de España a verle luchar por volver al fútbol profesional. ¿Cuál ha sido el error que ha llevado al club hasta este punto?

Me apena mucho la situación actual del Deportivo. Seguramente se hayan cometido muchos problemas de fondo y otros de forma, pero nadie se imaginaba llegar hasta aquí. Pasas de estar luchando por la Champions League contra el AC Milan, a jugar en la tercera categoría del fútbol español. Me hubiera gustado aconsejar a algunas directivas que pasaron tras mi legado. Les podría haber advertido sobre muchos errores que yo cometí en mi etapa. Pero nadie me pidió consejo.

- El fútbol ha cambiado mucho desde entonces. ¿Piensa que se ha convertido en un negocio más que en un deporte?


Hay cuestiones que me parecen una burrada. Muchos presidentes hablan más de dinero que de fútbol. Y luego hay cosas que se me escapan. En el posible traspaso de Mbappé, se hablaba de unas cifras estratosféricas. Todo ese tema de fichajes y las primas es muy distinto a cuando yo figuraba como presidente. 


- Se dice que muchos de esos presidentes tienen poder sobre otros aspectos como los medios de comunicación. ¿Qué opina de las gestiones de Florentino o Joan Laporta?


No sé si Florentino tiene poder sobre el periodismo deportivo español. Por mi parte, yo he sufrido mucho por parte de los medios de comunicación. Lo que sí diría es que a Floretino le daría un premio extraordinario por su gestión con el Real Madrid. Además, el estadio que está construyendo es una mina de oro. Veremos si Laporta es capaz de alcanzarle con su Barcelona, pero hay una gran diferencia entre ambos clubes.


- Uno de los nuevos negocios que está surgiendo es la Superliga. ¿Es necesaria?


Sí, lo va a ser. Recuerdo que se empezó a hablar de ello ya en 2001. Carlos García Pardo, titular del grupo Dorna, me comentó esta posibilidad y quería que el Deportivo también se involucrase en la creación de una nueva liga europea. Y así se ha llegado hasta hoy. Lo veo bien, pero hay un grave error por parte de los clubes fundadores. No puede haber una competición que atente contra la meritocracia del deporte. De todos modos, estoy seguro de que se acabará llevando a cabo.


- Distintas son las cantidades de dinero que se manejan en el fútbol femenino. ¿Hay machismo desde dentro de la propia organización?

 

Sí lo hay. Además, se está construyendo la casa por el tejado. Se deben equiparar, desde el fútbol base, las ventajas que tienen los equipos masculinos con respecto a los femeninos. Ahora, se han inventado una liga de fútbol profesional donde se le paga una miseria a las jugadoras. Si uno quiere una liga profesional, las futbolistas deberían cobrar entre los 50.000 y los 80.000 euros al año. No poco más que un sueldo mínimo. Es toda una gran mentira.



- Comenzó la entrevista indicando que el presidente de la FIFA le había invitado al Mundial de Qatar. Con toda la polémica que conlleva, ¿qué le parece que se celebre en ese país?


No conozco en profundidad los motivos por los que se celebra ahí. Se habló de que los votos para la candidatura de Qatar se consiguieron de una forma extraña, pero no tengo datos fidedignos sobre ello. Si algo me atrae el hecho de poder ir, es tener la oportunidad de comentarle al propio presidente cuestiones acerca del fútbol con las que no estoy de acuerdo. Ahora que lo han decidido así, espero que lo hagan lo más brillante posible.

VAVEL Logo