Volver a ganar donde todo empezó
Los jugadores del Granada celebran el gol de la victoria en 2018 | LaLiga

El Málaga-Granada de esta noche (21:00 horas) no es un partido más. Ningún derbi regional lo es, por más que la rivalidad entre blanquiazules y rojiblancos no sea tan aguerrida como antaño. Será un partido muy especial en lo simbólico, pues supone el regreso en Liga del Granada CF al estadio donde comenzó a fraguar los tres mejores años de su historia.

Lo recordarán: aquel 1 de diciembre de 2018, el Granada de Diego Martínez se plantó en el feudo de Martiricos para medirse a un Málaga que estaba un punto por encima en la tabla; ambos en puestos de playoff. Un gol de Montoro en la segunda parte decantó un choque igualadísimo en el que el cuadro rojiblanco dio un golpe sobre la mesa y se postuló como candidato al ascenso tras vencer en casa del claro favorito, por ser recién descendido y por tener una de las mejores plantillas de la categoría aquella temporada. ¿Les suena?

Punto de partida

Ese día, como más tarde reconocieron muchos integrantes de aquel equipo, se empezó a creer de verdad en la posibilidad del ascenso que efectivamente se dio meses más tarde. Fue, por extensión, el punto de partida de la construcción del mejor Granada en sus 90 años de historia, pues nadie podría haber imaginado todo lo que vino después.

Además de la victoria, el inolvidable gol de Montoro y la fatídica lesión de Álex Martínez, aquel día también nos dejó una imagen que pasó a la historia en la memoria granadinista: la arenga en el vestuario de David Tenorio. El que por entonces era miembro del cuerpo técnico de Diego Martínez fue captado en las entrañas de La Rosaleda por las cámaras de Movistar dirigiéndose a la plantilla como un granadinista más, explicando lo desigualados que habían sido los derbis en años anteriores contra el EuroMálaga y sabiendo tocar la fibra de equipo y afición con una frase legendaria que definió al Granada durante los años siguientes: “el rebaño unido dejó al león sin cena”.

Hoy, exactamente cuatro años y siete días después de aquella noche, se reedita el derbi con el enfrentamiento entre uno de los peores equipos a domicilio y uno de los peores locales. El Granada tiene una gran oportunidad de romper la nefasta racha lejos de Los Cármenes de una vez por todas y volver a ganar fuera casi cuatro meses después. Para intentar lograrlo no estará solo, pues, como aquel 1 de diciembre, varios miles de granadinistas harán frente a la lluvia y acompañarán a su equipo con el objetivo de celebrar una victoria que acerque un poco más los puestos de cabeza de la tabla.

VAVEL Logo