El Real Betis Balompié de Manuel Pellegrini, a expensas de lo que sucede en Glasgow en el partido entre el Rangers y el Aris Limassol, se complica la vida en la UEFA Europa League tras perder ante el Sparta Praha por la mínima en la quinta jornada de la fase de grupos. Los verdiblancos están obligados a ganar al conjunto escocés para certificar el pase a las eliminatorias de la competición. 

El conjunto helipolitano introdujo nueve cambios con respecto al partido liguero contra Las Palmas. Manuel Pellegrini solo insistió con los internacionales argentinos. Guido Rodríguez y Germán Pezzella repetían en un once lleno de caras nuevas. Rui Silva por Vieites, Ruibal sustituyó a Bellerín, Marc Roca hizo lo propio con Chadi Riad, Abner dio descanso a Miranda, Guardado reemplazó a  William Carvalho, Abde entró para aportar más locura en banda que Ayoze, Fekir por fin volvió a la titularidad por Isco, Assane entró por Luiz Henrique y Borja Iglesias le intercambió el relevo a Willian José.

  • Electricidad bética

El Real Betis sabía que tenía que salir a por todas en la República Checa, ya que una derrota en Praga combinada con una victoria del Rangers ante el Aris Limassol obligaría a los andaluces a ganar en la última fecha de la fase de grupos. Es por eso que los hispalenses empezaron enchufados. Primeramente, un robo de Fekir desencadenó en el primer tiro del partido, protagonizado por Guido Rodríguez y que se fue alto. 

Antes del minuto 7, el canterano en boca de todos, Assane Diao, con una jugada de pura potencia física y destreza futbolística arrancó por la banda derecha y, apoyándose en el centro, encontró a un Borja Iglesias que golpeó la bola rasa sin dudarlo para que Jensen la blocara sin muchos problemas. 

Mientras el Betis se iba haciendo con el control del partido, los ataques se fueron encadenando. Sin éxito ninguno y de forma cronológica, Assane Diao, Nabil Fekir y Ez Abde buscaron portería volviéndose a encontrar nuevamente con Jensen.

Peter Jensen parando un tiro de Nabil Fekir | Foto: Getty Images
Peter Jensen parando un tiro de Nabil Fekir | Foto: Getty Images
  • Subida de tensión

A partir del minuto 15, el Real Betis fue cediendo campo a unos checos que no dudaron en intentar convertir sus buenos primeros minutos en ocasiones claras. Desde un tiro lejano, aunque peligroso, y un golpeo franco sin oposición de Haraslin hasta una serie de saques de esquina con demasiados roces. A fin de cuentas, el Sparta se jugaba certificar su ‘descenso’ a la UEFA Conference League o, si sonaba la flauta, atacar el segundo puesto que ostentaba el Rangers. 

Una vez las aguas se calmaron y el balón bajó al suelo, el Betis volvió a tener el control del partido. Una acción sublime de Assane Diao basada en su portento y poderío físico acabó con una asistencia clarísima que Borja Iglesias desperdició ante la salida del portero Jensen

El último tercio de la primera mitad no tuvo mucho misterio. Control absoluto del equipo dirigido por Manuel Pellegrini, pero sin llegadas con peligro. El Sparta Praha simplemente retrasó su presión para no sufrir en los contraataques. La clave en este punto para los checos fue tener controlado a Assane Diao.

  • Pasividad en el segundo tiempo

Si durante el final del primer tiempo el Sparta consiguió neutralizar los ataques verdiblancos, en la segunda mitad, a pesar de la entrada de Isco por Fekir, el Betis empeoró su nivel. Además, los checos salieron con una mejor actitud que les permitió en su primera ocasión clara adelantarse en el marcador con un tiro ajustado del ya protagonista Lukáš Haraslín.

Lukáš Haraslín golpeando la bola que acabaría suponiendo el único gol del encuentro | Foto: Getty Images
Lukáš Haraslín golpeando la bola que acabaría suponiendo el único gol del encuentro | Foto: Getty Images

El esloveno, con un tiro potente y curvado al poste izquierdo de Rui Silva, consiguió que el portero luso no pudiera atajar la bola. Solo 8 minutos de la segunda parte y el Betis parecía encontrarse con el mayor varapalo desde que extiende su de 13 partidos sin perder. A pesar de la pasividad, un remate franco de Isco a pase de Assane, que acabó siendo rechazado casi bajo la línea de gol por la zaga checa, podría haber cambiado el guion de partido. 

  • Los cambios no variaron la dinámica

Manuel Pellegrini pensó en aportar frescura arriba dando entrada en el minuto 70 a Ayoze Pérez por un Abde que no se sintió cómodo en ninguna faceta del partido, mientras que 8 minutos después sustituyó al mejor de los de verde, Assane Diao, por Luiz Henrique.

El equipo seguía espeso y el mayor reflejo del juego vulgar era el de Arroyo de la Miel. Francisco Alarcón no ha tenido en Praga el mismo peso que en otros encuentros de esta temporada.  Solo participó en un centro que se paseó por el área y rozó el poste de Jensen.

Un Betis que claramente fue de más a menos se complica la vida y se ve obligado a ganar en casa ante el Rangers en la última fecha. Además, Manuel Pellegrini no podrá contar con Guido Rodríguez por acumulación de amarillas.

VAVEL Logo