El último partido de la UEFA Champions League entre el Real Madrid y el Nápoles fue un partido que estuvo muy igualado hasta el final. El encuentro quedó 4-2 a favor del Real Madrid con goles de Rodrygo Goes, Jude Bellingham , Nico Paz y Joselu Mato. 

Este último se volvió protagonista por el gesto que tuvo tras su gol. El delantero, partió de inicio en el banquillo y entró en el minuto 57 por Dani Ceballos. Joselu estuvo muy participativo durante todo el encuentro, pero no muy acertado.

La primera ocasión clara del '14' vino en el minuto 61, tras un robo de Fede Valverde que devolvía la posesión al equipo blanco, unos cuantos movimientos de balón y un centro de Ferland Mendy, Joselu Mato se quedaba solo delante del portero para llevar el balón al fondo de la red. El balón se fue fuera de la portería y ahí comenzó la mala racha del delantero.

Otra de las ocasiones claras vino también por un robo de los blancos en el medio campo esta vez gracias a Toni Kroos. Un pase de Rodrygo dentro del área pequeña dejó a Joselu en el lugar perfecto para intentar una chilena que por desgracia para él no pudo anotar.

Un pase de Dani Carvajal dio a Jude Bellingham la oportunidad para anotar el tercero, pero su balón lo paró el portero que en segundo termino, acabó en la cabeza de Joselu que una vez más se encontraba solo y una vez más falló.

El Real Madrid siguió teniendo ocasiones y Joselu volvió a estar delante del portero y a fallar. En el descuento, por fin acabó el calvario del delantero, un pase de Jude Bellingham dejó a Joselu solo en el segundo palo y esta vez sí que anotó. Pero en vez de celebrar su tanto, este pidió perdón al Bernabéu.

Esta situación, además, dejó una imagen que el madridismo siempre recordará, la de Jude Bellingham animando a la afición para que corearan a favor de Joselu. Esto deja claro que el delantero lleva al Real Madrid en sus venas y que no solo está aquí para jugar sino también para aportar y ganar.

VAVEL Logo