El Villarreal CF se jugaba tres puntos muy importantes para pelear el primer puesto del grupo F de Europa League y, pese a ello, La Cerámica no parecía tener la entrada a la altura de las circunstancias.

Pese al recibimiento de la afición el equipo ha sabido sufrir y sacar el partido adelante, aunque, a diferencia del partido ante Osasuna, los amarillos ha ido de más a menos y han vuelto a aparecer los fantasmas pasados en cuanto a debilidad defensiva y falta de condición intensidad en la parte final del partido.

El buen inicio de partido, y el arreón inicial en la segunda parte, dejaron sobre la lona a un Panathinaikos que no se rindió y rozó el empate en los minutos finales.

De más a menos

Los locales, con una actuación impecable en el primer tiempo, donde se iban ganando 2-0 al descanso con goles de Baena y Comesaña, y con el 3-0 de Morales varios minutos después del paso por vestuarios, acabarían pidiendo la hora.

Los griegos salieron de vestuarios con la mentalidad de meter el miedo en el cuerpo a los locales y así ha sido. El Var anuló un gol por fuera de juego, pero minutos después, previa revisión en el Var, Palacios marcaba en el remate de un penalti.

Fotis Ioannidis, que hoy habrá ganado algún enemigo en la ciudad de La Plana, ha sido el detonante del juego griego. Su entrada en el partido ha marcado un antes y un después que ha dejado al Villarreal contra las cuerdas.

Alex BAena celebrando su gol. <strong><a  data-cke-saved-href='https://www.vavel.com/es/futbol/2023/11/27/villarreal/1164477-morales-comanda-el-villarreal.html' href='https://www.vavel.com/es/futbol/2023/11/27/villarreal/1164477-morales-comanda-el-villarreal.html'>Villarreal CF</a></strong>
Álex Baena celebrando su gol. Villarreal CF

La mano de Marcelino

Los de Marcelino han demostrado que la mejora en juego y en conceptos tácticos es considerable y que ya se empiezan a ver los toques del técnico asturiano. 

El inicio del asturiano en el banquillo ha sido inmejorable, en cuanto a resultados. Tres victorias de tres, en Copa del Rey, Liga y en Europa, pero no sin sufrimiento. Toda nueva etapa necesita un periodo de adaptación, pero el Villarreal, pese a pasarlo mal en algunos momentos de estos partidos, ha sacado los partidos adelante, algo que se echaba de menos.

Aunque sea pronto, se ven detalles que mejoran lo que había hasta el momento. La solidez defensiva o la intensidad han mejorado notablemente, aunque pase factura en las segundas partes. El camino a seguir debe seguir por este rumbo y mejorar en la condición física para adoptar todavía mejor el modo de juego que trae Marcelino.

¿Sistema adecuado?

La nueva idea de juego se está implantando en Vila-real y el sistema parece ser el adecuado. Volver al 1-4-4-2 está dando sus frutos, en este caso con Baena de falso nueve acompañando al punta, que volvía a ser Morales.

En el segundo tiempo, la dupla atacante se cambiaría por Gerard Moreno y Ben Brereton, que debe reencontrarse con el gol si quiere tener minutos por delante de Morales, que vuelve a marcar y cuando vuelva Sorloth.

Clasificados y pens en el liderato

El conjunto castellonense sueña con el primer puesto del grupo F y saltarse así la ronda con los caídos de la Champions League. Para lograrlo deben ganar el partido aplazado ante el Maccabi Haifa y les bastaría con un empate ante el Stade Rennes en la última jornada.

Dejar atrás las malas sensaciones debe ser la consigna de los amarillo, y pensar en los octavos debe ser el primer paso. El listón de temporadas pasadas deja al Villarreal una presión que se nota cuando los resultados no salían. En este punto, deben quitarse esa presión y vencer a los israelíes y empatar o ganar a los franceses y dar un golpe sobre la mesa para revertir de una vez por todas la situación.

VAVEL Logo