Desde el Estadio Olímpico Lluís Companys, el Fútbol Club Barcelona se enfrentó al Granada Club de Fútbol en un emocionante encuentro que marcó el regreso de su portero titular, Marc André Ter Stegen, después de tres meses de inactividad. Durante este periodo, la portería del Barcelona había sido un enigma constante. La anticipación estaba en el aire, y todas las miradas se centraban en el equipo en este enfrentamiento crucial, donde una victoria barcelonista los acercaría a tan solo dos puntos del Girona en la tabla.

El regreso de Ter Stegen generó un ambiente de expectación, ya que el guardameta alemán se reincorporaba al once titular tras su prolongada ausencia. La incertidumbre en torno a la portería del Barcelona se disipaba con la vuelta del experimentado portero, que buscaba retomar el control en su área.

El choque prometía ser determinante para las aspiraciones del Barcelona en la competición, ya que la posibilidad de recortar distancias con el Girona añadía un elemento adicional de emoción al encuentro. El Estadio Olímpico Lluís Companys fue testigo de un enfrentamiento tenso y repleto de expectativas, donde cada jugada cobraba un significado crucial en la lucha por el éxito en la temporada.

Primeros instantes del partido

El silbato inicial marcó el inicio de un enfrentamiento que sorprendió a todos, ya que se esperaba que el Granada se replegara defensivamente; sin embargo, la realidad fue diferente. Desde el primer minuto, los jugadores del Granada salieron con una presión intensa, generando en varias ocasiones errores en la salida de balón de Ter Stegen, quien regresaba tras una lesión.

En los primeros compases del partido, a pesar de la inesperada táctica del Granada, el Barcelona se fue adaptando al ritmo del juego y a las exigencias del encuentro. Poco a poco, tomó control del balón desde los pies de Pedri y Frenkie De Jong.

La apertura del marcador llegó a los 15 minutos gracias a Lamine Yamal, el jovencísimo jugador de 16 años que se ha convertido en una revelación esta temporada para la afición culé. La jugada colectiva se gestó en la banda izquierda, comandada por Cancelo, quien eludió al defensor y envió un pase perfecto para Lamine, que solo tuvo que empujar el balón hacia la portería defendida por Augusto Batalla.

Sin embargo, el gol no fue un golpe definitivo para el Granada. Poco a poco, fueron ganando confianza y pusieron en aprietos al Barcelona. En el minuto 43, Ricard Sánchez anotó un golazo al primer toque con un espléndido pase de Facundo Pellistri desde la banda derecha, dejando sin opciones al guardameta alemán. La igualdad en el marcador reflejaba la resiliencia del Granada frente al gigante barcelonista.

Desconexión total

A lo largo de la temporada, el Barcelona ha mostrado una tendencia a desconectarse de los partidos, lo que le ha costado valiosos puntos y, en última instancia, la oportunidad de competir por el título de liga. Esta falta de consistencia se evidenció una vez más en el terreno de juego durante la segunda mitad del enfrentamiento, donde en el minuto 60 el Granada logró la remontada con un impactante disparo de Facundo Pellistri, al que el guardameta alemán no pudo hacer frente.

Sin embargo, la respuesta del conjunto dirigido por Xavi Hernández fue rápida y contundente. En tan solo tres minutos, Robert Lewandowski igualó el marcador 2-2 con un remate preciso tras un brillante pase de Gündoğan, dejando al delantero polaco en posición ideal para anotar.

El vaivén de emociones continuó, y el Granada contragolpeó de inmediato en el minuto 66. Ignasi Miquel, con un certero cabezazo a centro de Faitout Maouassa, logró vencer al portero alemán, quien, pese a detener inicialmente el balón, acabó introduciéndolo con la mano izquierda.

En medio de esta montaña rusa de acontecimientos, Lamine Yamal se erigió como el punto brillante para el FC Barcelona en este día. El joven talento logró igualar nuevamente el marcador con un magnífico disparo desde 20 metros, dejando sin opciones al portero del Granada. A pesar de la desconexión del Barcelona, la actuación de Yamal fue un destello de esperanza en un día lleno de altibajos para los blaugranas.

Pedri, jugador del FC Barcelona // Fuente: FC Barcelona
Pedri, jugador del FC Barcelona // Fuente: FC Barcelona

A pesar de los esfuerzos continuos del Barcelona por remontar el partido, se encontraron con un Granada resistente que optó por defenderse en su propia área en los últimos minutos del encuentro. Esta estrategia permitió al Granada llevarse un punto crucial y, al mismo tiempo, dejó al Barcelona sin opciones de seguir luchando por el título de liga.

Ficha técnica:

Alineación del Fútbol Club Barcelona: Ter Stegen en portería; Koundé, Cubarsí, Iñigo Martínez, Cancelo en la defensa; Gündoğan, Pedri, De Jong, Christensen en el mediocentro; Lamine Yamal y Lewandowski en la delantera.

Alineación del Granada Club de Fútbol: Augusto Batalla en portería; Ricard Sánchez, Miguel Rubio, Martin Hongla, Ignasi Miquel, Faitout Maouassa en defensa; Pellistri, Sergio Ruiz, Gumbau, Melendo en el medio del campo y Uzuni en la delantera.

Árbitro: Miguel Ángel Ortiz Arias.

Estadio: Olímpico Lluís Companys

VAVEL Logo