Brahim y Lunin dan la victoria al Real Madrid ante el Leipzig
Los jugadores del Real Madrid celebran el gol de Brahim. Fuente X @realmadrid

El Real Madrid consiguió imponerse al Leipzig tras una jugada de mago de Brahim, que se sacó un disparo donde parecía que no podía sacarse nada. Los blancos encaran el partido de vuelta con ventaja sobre los alemanes. La goleada pudo ser mayor, pero un imperial Lunin y la mala puntería de los blancos dejaron el marcador final en 0-1.

  • Susto en el primer minuto

El partido empezó con un susto para el Real Madrid. El Leipzig se adelantó en el primer minuto de partido, si bien el árbitro anuló el tanto por fuera de juego posicional de Henrichs sobre Lunin. Además, el delantero del Leipzig empuja al guardameta blanco impidiéndole saltar. Un minuto después pudo volver a marcar el equipo germano, esta vez Sesko, pero la defensa blanca le molestó lo justo para que no sacara un buen disparo.

Camavinga durante el partido. Fuente X @realmadrid
Camavinga durante el partido. Fuente X @realmadrid

La presión alta y asfixiante del Leipzig le puso las cosas muy difíciles al Real Madrid durante todo el partido. Sobre todo en la primera parte en la que el Real Madrid estuvo irreconocible.

En el minuto ocho los blancos tuvieron la más clara de la primera mitad, una doble ocasión a la salida de un córner. Primero, Tchouameni cabeceó pero sacó el remate Gulacsi, y luego Camavinga tiró raso, pero volvió a parar el guardameta.

  • Lunin salvador

La respuesta del Leipzig llegó en la siguiente jugada, de nuevo Sesko intentó batir a Lunin, pero el portero ucraniano tuvo una de sus mejores noches y convirtió su portería en un muro inquebrantable. El portero ucraniano realizó hasta seis paradas salvadoras, que recordaron a la final de la decimocuarta y la exhibición de Courtois. Sin duda, Lunin fue el mejor de los blancos en esta noche de Champions.

En el minuto veinte la volvió a tener el Leipzig, esta vez Dani Olmo, pero su disparo lo rozó Tchouameni lo justo para que se fuera al lateral de la red. La mayor parte de la primera mitad fue un monólogo del Leipzig con mínimos intentos de ataque del Real Madrid que no llegaron a ningún sitio ni causaron peligro.

Brahim celebra su gol. Fuente X @realmadrid
Brahim celebra su gol. Fuente X @realmadrid

Al filo del descanso los blancos tuvieron la más clara. Un buen centro de Vinicius desde la línea de fondo se quedó sin rematador, ya que Rodrygo no llegó por pocos centímetros. En la jugada de vuelta, los alemanes estuvieron a punto de irse con ventaja al descanso, pero Tchouameni se cruzó en el último momento para evitar que Sesko se quedara solo ante Lunin.

  • Brahim se inventó un golazo

La segunda parte comenzó con un color distinto al de la primera, ya que fue el Real Madrid el que golpeó primero. Brahim arrancó en banda derecha y tras librarse de tres contrarios se plantó en el balcón del área y se sacó un tiro a la escuadra del palo largo imparable para Gulacsi.

El Leipzig no bajó los brazos y Dani Olmo tuvo el empate en sus botas, prácticamente solo en el área, pero Lunin repelió su disparo. A partir de este momento, las tornas volvieron a ser como en la primera parte: dominio del Leipzig y Lunin en modo salvador. El guardameta ucraniano realizó hasta cuatro paradas clave en esta segunda parte, algunas de ellas a bocajarro, que salvaron a su equipo.

Si bien, en esta segunda mitad, el equipo de Ancelotti tuvo más ocasiones y más claras para ampliar la distancia en el marcador y lograr más ventaja de cara a la vuelta, pero el balón no entró. La tuvo Rodrygo tras un pase de Vinicius, pero su disparo se fue rozando el larguero. Quien estrelló el balón en el palo fue Vinicius unos minutos después tras un disparo con el segundo. El rechace no lo cazó ningún jugador blanco, a pesar de que el cuero pasó al lado de Brahim. En el último minuto la tuvo Joselu, pero su disparo se fue rozando el palo derecho.

  • Brahim lesionado

La peor noticia del partido fue la lesión de Brahim. El delantero español, que cuajó un gran partido y que podía aprovechar la lesión de Bellingham para sumar minutos, se echó la mano al sóleo y tuvo que ser sustituido por Lucas Vázquez.

  • Buen resultado para la vuelta

Con esta victoria, el Real Madrid consigue irse con ventaja de cara al partido de vuelta que se juega en el Santiago Bernabéu el próximo 6 de marzo y que determinará qué equipo pasa a cuartos de final.

VAVEL Logo