Después de dos temporadas en el desierto, el Barça vuelve a ver la civilización, vuelven los octavos de final de Champions League. El último rival que el Barça intentó superar en una eliminatoria de la máxima competición europea fue el París Saint-Germain. Los franceses se llevaron la eliminatoria con un global de 5-2, venciendo en la ida en el Camp Nou con un contundente 1-4. Desde esa eliminatoria en la temporada 2020/2021, el Barça ha naufragado en otras aguas, concretamente, en las tenebrosas aguas de la Europa League.

Dos temporadas después, el Barça jugará este miércoles 21 de febrero a las 21:00 los octavos de final. El rival será una cara conocida en estos últimos años, el Nápoles. Los italianos se clasificaron sin pasar apuros en un grupo con el Real Madrid, Sporting de Braga y Union Berlin. Clasificó como segundo de grupo con 10 puntos, a 6 del tercero. El conjunto italiano es el vigente campeón de la Serie A y fue equipo de cuartos de final de Champions en la pasada temporada. Acabó eliminado por el AC Milán, pero deslumbraron en Europa y dejaron un muy buen sabor de boca.

Pero si hablamos de estado de forma actual, el Nápoles está en horas bajas. Son novenos en la Serie A, a 10 puntos de Europa League, con tan solo 2 victorias en los últimos 6 partidos. Además, y debido a los resultados, se ha optado por la no continuidad del técnico, Walter Mazzarri. Pese a esto, los italianos siempre son un rival a batir, y más en el Armando Diego Maradona. Y es que, aunque duela, los culés se aferran a creer en el milagro, porque aunque parezca mentira, hay un equipo que está peor que el Barça.

Repasamos los últimos antecedentes entre ambos clubes en las competiciones europeas:

Nápoles-Barça (4-2) 2019/2020. El presagio del 8-2

En la temporada 2019/2020, vivimos una temporada atípica en el mundo del futbol. Fue el año en que el futbol internacional se paró durante meses, a causa de la pandemia mundial de la Covid-19. Ante esta atípica situación, todas las competiciones deportivas volvían dos meses después, la Champions, también. 

El partido de ida de los octavos de final entre Nápoles y Barça se disputó justo antes del parón mundial. Ese partido acabó empate a 1, con gol de Antoine Griezmann, para empatar el gol inicial de Dries Mertens.

El Barça haciendo piña tras el pase a cuartos de final // X
El Barça haciendo piña tras el pase a cuartos de final // X

Tras ese partido, el 25/02, hasta el 08/08 no volvió a jugarse los octavos de final. En un Camp Nou vació y triste, el Barça se jugó el pase a cuartos ante el Nápoles. Lenglet adelantó al club catalán, Messi y Suárez dejaron la eliminatoria resuelta antes del descanso (3-0). Pese al pase a cuartos de final, las sensaciones de este nuevo Barça de Quique Setién no eran nada buenas. Y resultó cierto, ya que los catalanes viajaron a Oporto (la sede central de esa Champions) y salieron escaldados. 

No hace falta recordar un resultado histórico ante el Bayern de Múnich, un partido que terminó una era en el FC Barcelona. Quique Setién fue destituido, Luis Suárez fue invitado a salir, al igual que Rakitic o Arturo Vidal, y Leo Messi pidió salir, pese a que no surtiese efecto finalmente.

Barça-Nápoles (5-3) 2021/2022. El comienzo de una nueva era

De un partido que terminó una era que maravilló al mundo, a un partido que dio comienzo a otra nueva era, la era de Xavi Hernández como técnico blaugrana. 

La primera temporada del de Terrassa como técnico culé, no comenzó de la mejor manera. Cogió el puesto que dejó Ronald Koeman, con la clasificación a octavos de final muy difícil. Partido clave contra el Benfica, con Xavi ya a la cabeza, que acabó en empate a 0 bajo una lluvia intensa en Barcelona. Después de ese partido, el Barça necesitaba un milagro visitando el Allianz Arena, se le denominó como El Milagro de Múnich.

Imagen promocional del partido entre el FCB vs Bayern // X
Imagen promocional del partido entre el FCB vs Bayern // X

 

 

 

 

 

 

 

Finalmente, el Barcelona cayó por 0-3 ante un Bayern ya clasificado, pero que salió con muchos titulares para eliminar al equipo culé. El Barça cayó, después de mucho tiempo, a la Europa League. Una competición que tampoco empezó con buen pie, ya que en el sorteo de dieciseisavos le tocó el Nápoles, otro de los favoritos a levantar la copa. 

Tras el declive del equipo y la eliminación de la Champions League, el Barça se reforzó en el mercado de invierno con hasta cuatro fichajes: Aubameyang, Ferran Torres, Adama Traoré y Dani Alves. Este último no pudo ser inscrito en la competición europea por el límite de jugadores inscritos. Los otros tres, ya tuvieron minutos en la ida de dieciseisavos en el Camp Nou. Ferran fue el gran protagonista de la noche, anotando un gol pero dejando escapar otros dos o tres goles claros. El partido acabó empate a 1 y con el rum rum en el estadio.

En la vuelta, en cambio, todas esas dudas se disolvieron. Xavi sacó su mejor once en el Stadio Diego Armando Maradona, y dio sus frutos.

Piqué y Jordi Alba celebrando el tanto del central en el Nápoles-Barça 2021/22 // Rocksports
Piqué y Jordi Alba celebrando el tanto del central en el Nápoles-Barça 2021/22 // Rocksports

Rápidamente, Jordi Alba y De Jong con un trallazo pusieron el 0-2. Recortó distancias Insigne desde el punto de penalti, pero Piqué y más tarde Aubameyang cerraron la eliminatoria y calcaron un encuentro realmente espectacular. Tras el partido, Xavi y su staff quedaron totalmente satisfechos de la respuesta del equipo y los fans quedaron ilusionados con este nuevo Barça. 

Curiosamente, Xavi Hernández cerrará su etapa este mes de junio y su vinculación con el FC Barcelona. Después de 3 años en el cargo, Xavi se juega la temporada, prácticamente, ante el rival que le hizo ilusionarse con su equipo. El Nápoles abrió un ciclo y el mismo Nápoles puede cerrar este mismo círculo. Pese a esto, Xavi merece cerrar el círculo en la final de la Champions, por lo que el Barça tendrá que superar al conjunto italiano.