El Fútbol Club Barcelona retornó a los octavos de final de la UEFA Champions League luego de dos años consecutivos de tropiezos en la fase de grupos. Bajo la dirección de Xavi Hernández, el equipo culé se adentró en el icónico escenario de Diego Armando Maradona con la determinación de imprimir una dinámica positiva de cara al final de la temporada.

Primera parte de dominio sin definición 

Los primeros compases del encuentro mostraron a un Barcelona dominante, exhibiendo una faceta que no se había visto a lo largo de la temporada. La presión alta, característica distintiva del equipo blaugrana en la campaña anterior y que parecía haberse extraviado en esta, resurgió con fuerza.

Lamine Yamal se convirtió en el primero en poner a prueba al arquero Meret, protagonizando una destacada conducción por la banda derecha. El portero del Nápoles, destacado en la primera mitad, se erigió como una muralla en defensa de su portería. Además, Yamal logró romper otro récord al convertirse en el jugador más joven en debutar en unos octavos de la Champions League, superando la marca previa establecida por Ansu Fati.

En el minuto 9, Yamal volvió a amenazar el arco del Nápoles en un rápido contraataque que lideró el juvenil de 16 años. Adentrándose hábilmente hacia el centro, ejecutó un potente disparo con su pierna izquierda, pero Meret se mostró seguro para detenerlo.

Los primeros 30 minutos fueron absolutamente controlados por el Barcelona, con Ter Stegen sin enfrentar ningún acercamiento del Nápoles. Sin embargo, a partir de este punto, el equipo italiano cobró confianza y se convirtió en el dominador del partido, exhibiendo posesiones largas que gradualmente llevaron al Barcelona a su área, aunque sin generar peligro real.

En una primera mitad que dejó sensaciones positivas para un FC Barcelona que, en los últimos años, no había brillado en la máxima competición europea, y un Nápoles que, pese a encontrarse en la décima posición en la Serie A y haber cambiado de entrenador un día antes del encuentro, logró mantenerse a flote tras unos prometedores minutos del conjunto catalán.

Segunda parte de contrastes

En la segunda mitad, el Barcelona cedió la posesión del balón frente a un Nápoles que salió con mayor ímpetu que en la primera parte. A pesar de ello, la respuesta del conjunto de Xavi no se hizo esperar, recuperando la posesión en menos de 5 minutos.

Con el transcurso del tiempo, el Barcelona fue ganando terreno y generando varias ocasiones sumamente peligrosas para la portería del Nápoles, aunque la fortuna no sonrió al conjunto de Xavi. No fue sino hasta el minuto 60 cuando el polaco Robert Lewandowski abrió el marcador. Un excelente pase filtrado de Pedri González permitió a Lewandowski controlar entre los defensas y realizar un golpeo preciso por debajo de la defensa que culminó en gol, materializando así el buen desempeño del equipo hasta ese momento.

Pedri González, jugador del FC Barcelona // Fuente: FC Barcelona
Pedri González, jugador del FC Barcelona // Fuente: FC Barcelona

El Nápoles intentó revitalizar su juego mediante dos cambios, incorporando a dos centrocampistas y retirando a su estrella Kvaratskhelia, quien indudablemente había cambiado la dinámica del equipo. Oshimen, en el minuto 75, fue el artífice de la transformación del equipo napolitano al igualar el marcador. En una jugada en la que Iñigo cae en el área en una lucha posicional con Oshimen, el balón quedó a merced del delantero para rematar y definir magistralmente por debajo ante un Ter Stegen que no pudo hacer nada.

El equipo napolitano, a través del gol fue creciendo en su juego y puso en aprietos al Barcelona que se encerró atrás cometiendo errores en la circulación de balón que les pudo haber costado la remontada del equipo italiano. Aún así, Gündoğan la tuvo en el minuto 94 para poder llevarse el partido a casa, pero falló la ocasión y acabo el partido con el 1-1 en el marcador y todo por decidir en Montjuic.

Ficha técnica

Alineación del S. S. C. Napoli: Meret, Di Lorenzo, Rrahmani, Juan Jesús, Olivera, Cajuste, Lobotka, Zambo Anguissa, Kvaratskhelia, Osimhen y Politano.

Alineación del Fútbol Club Barcelona: Ter Stegen, Koundé, Araujo, Iñigo Martínez, Cancelo, Christensen, Frenkie de Jong, Gündogan, Pedri, Lamine Yamal y Lewandowski.

Árbitro: Felix Zwayer.

Estadio: Diego Armando Maradona