Tras el gran esfuerzo que se hizo para que llegase en el mercado de invierno el futbolista procedente del Manchester United no esta encajando en los planes de Quique Sánchez Flores. Al principio jugó 20 minutos en el primer partido contra el Girona. Pero en el partido de Copa del Rey se cayó de la convocatoria. Según la cuenta tuitera Planta Noble, confirmó el conflicto que hubo en el entrenamiento. Al parecer, el franco-tunecino «le tiró un caño a Mariano y este último se lo tomo a la tremenda y le fue a pegar en mitad del entrenamiento», lo que provocó que ambos fueran apartados de la lista para ese partido ante el Atlético.

  • El sistema del técnico no es compatible

El Sevilla ha mejorado mucho y gran parte del mérito lo tiene Quique Sánchez Flores logrando que el equipo se adapte al sistema. Mejbri esta acostumbrado a un juego de toque, de tener más la posesión pero el plan de juego del entrenador del Sevilla es totalmente contrario.

Se basa más en el juego directo sobre los dos puntas y tener un medio del campo físico y trabajador. Donde a Mejbri le costara quitar el puesto a Sow o Soumaré, la plaza que más podría ocupar el ex del Manchester United sería la posición de Oliver Torres.

Oliver Torres ante el Valencia/ Fuente: Getty Images
Oliver Torres ante el Valencia/ Fuente: Getty Images
  • La opción de compra parece imposible

El club hispalense se guardo una opción de compra de 18,5 millones de euros. Quizá con la salida de Rakitic no sería mala opción incorporar un jugador de perfil más creativo. Pero Quique Sánchez Flores le ha dado varios toques en público y parece imposible. 

Esto dijo el técnico del Sevilla:  "He tratado de explicarle en la situación en la que estamos, que es parecida al club de donde vienen , donde el sacrificio está por encima de las virtudes talentosas. Sólo con talento no vamos a ninguna parte, necesitamos organización, deseo, ganas de jugar. Las condiciones las tiene, pero tiene que entender todo esto"

  • Tan solo 36 minutos

Además de no sumar ninguna titularidad, tan solo ha disputado 36 minutos de los 540 disponibles en los seis encuentros. En el último encuentro contra el Valencia tan solo entró para jugar un minuto y sumar segundos al crono para sostener el empate.