El Barça no pasa del empate a cero en San Mamés y se coloca a ocho puntos del Real Madrid en la clasificación de LaLiga EA Sports. Un encuentro en el que los hombres de Xavi Hernández han perdido a dos de sus más valiosos baluartes en el once inicial como lo son Pedri y Frenkie De Jong, ambos por lesión. El primero en pedir el cambio fue el holandés, que en el minuto 26 de encuentro caía al césped malherido tras un balón dividido con un futbolista del Athletic Club, en el que fue a disputar un balón por alto y cayó con todo el peso de su cuerpo encima del tobillo. De Jong no fue capaz de abandonar el terreno de juego por su propio pie, y tuvo que ser llevado a enfermería por el carro de emergencias del estadio. Por su parte, el canario Pedri sufría unas molestias en la parte anterior de su muslo al borde del descanso y pronto pidió la sustitución. En su lugar saldría un Lamine Yamal que acabó el encuentro exhausto tras los innumerables esfuerzos en defensa y en ataque, que le han tenido la mayor parte del tiempo realizando esfuerzos extra para intentar llevar la victoria para el lado de los culés.

El conjunto catalán dice prácticamente adiós a la Liga tras un encuentro gris, en el que las bajas de dos de sus pilares fundamentales en el centro del campo penalizaron el juego combinativo del equipo. Un nuevo billete directo a pelear por la competición liguera que ofrecía empate del Real Madrid ayer en Mestalla y la derrota del Girona ante el Mallorca es desaprovechado por los hombres de Xavi Hernández, que asumen que podría haber sido la de hoy su última oportunidad de revalidar el puesto de campeón. 

Una primera mitad de ida y vuelta que ha ido de más a menos

Andreas Christensen, pivote en el día de hoy | FC Barcelona
Andreas Christensen, pivote en el día de hoy | FC Barcelona

El FC Barcelona comenzaba entonado una primera mitad en la que mostró que podría llevar los tres puntos hacia casa a través de su juego combinativo. Con Pau Cubarsí pero sin Lamine Yamal, Xavi Hernández confió en las cualidades de Raphinha para afrontar un nuevo partido en un estadio en el que fue superado de manera abrumadora la última visita en Copa del Rey. Con el joven Cubarsí operando en el flanco izquierdo de la defensa, Araújo partía como central derecho junto a Joao Cancelo, para limitar los contraataques de Iñaki Williams, siempre peligroso. A pesar de haber comenzado enchufados, el conjunto culé seguía precisando de esa profundidad que se ha convertido en una constante en toda la temporada, ante los buenos repliegues defensivos del Athletic Club de Bilbao.

Pese a tener una gran ocasión desde casi el centro del campo en los pies de Joao Cancelo, que repelía Yeray bajo palos, el Barça no conseguía dar con la tecla y desarmar el entramado bilbaíno. Por su parte, el Athletic comenzaba a llegar más hacia la portería de Ter Stegen pasados el ecuador de la primera mitad. Para colmo, al Barça se le sumaba la problemática de la lesión de Frenkie De Jong, con un aparente esguince, quien dio paso a Fermín López tras tener que ser sustituido de manera inmediata. El Athletic se llenaba de balón y las contras se repetían, ante un FC Barcelona fallón en la salida de pelota. La imprecisión de Los Leones y los errores en el último pase fueron la fórmula que salvó al Barça en la primera mitad, que veía el túnel de vestuarios sumando la baja de Pedri a la enfermería blaugrana, en lo que es ya la octava lesión del canario desde su fichaje en el año 2020. 

Una enquistada segunda parte que confirma el adiós casi certero al título

Lamine Yamal en una jugada al contraataque | FC Barcelona
Lamine Yamal en una jugada al contraataque | FC Barcelona

Los blaugrana no consiguieron pasar del empate a cero en la segunda parte del encuentro. La tónica de la primera mitad hizo de nuevo acto de presencia en el partido, y la fórmula era la misma: el Barça achicaba más agua de lo que remaba, y el Bilbao aprovechaba el letargo culé, aún muy impreciso en el último pase. Perceptivo en el aparente atranque en la salida de balón del Barça, Xavi Hernández decidió añadir sangre fresca al encuentro con tres sustituciones en el minuto 76: dejaban el campo Pau Cubarsí, Raphinha y Christensen para dar salida a Íñigo Martínez, Joao Félix y Oriol Romeu.

Ya con los cambios, el Barça no cambió su modus operandi. La impasividad de Joao Félix y sus compañeros de delantera no eran buena pareja de baile para las numerosas internadas de unos exhaustos Lamine Yamal y Joao Cancelo. El portugués fue el menos asociativo de los dos, con numerosas pérdidas en jugadas que podrían haber sido fructíferas, haciendo la guerra por su parte. Mala lectura de Xavi Hernández, que ponía cada vez más en evidencia que el cambio era Vitor Roque, un jugador con una gran capacidad de desmarque, de asociarse con los interiores y de generar espacios. Al conjunto blaugrana le ha afectado seriamente las bajas de Ferrán Torres y de Raphinha que, aun con el brasileño de vuelta, ponen en evidencia cual era el problema en el partido de hoy. El Athletic Club tampoco pudo adelantarse en el marcador, pese a las entradas de Adu Ares y Villalibre en la delantera. El partido concluía tras tres minutos de descanso y se certificaba el reparto de puntos en el Estadio de San Mamés.

Alineaciones del encuentro:

Athletic Club: Unai Simón, Prados, Yeray, Paredes, Imanol, Dani García, Vesga, Williams, Unai G., Berenguer y Guruzeta.

FC Barcelona: Ter Stegen, Koundé, Araujo, Cubarsí, Cancelo, Christensen, De Jong, Gündogan, Pedri, Raphinha y Lewandowski.