Al Celta le vuelve a salir cruz
Gol anulado a Jailson por falta. - @RCCelta en X.

Tras meses oscuros, la afición celeste parece volver a sonreír gracias al nombramiento de su nuevo técnico. El estreno de Claudio Giráldez en el banquillo fue toda una declaración de intenciones. La cantera y un estilo propositivo fueron los grandes protagonistas de la victoria celeste en el Pizjuán. El ánimo en Casa Celta continuaba en aumento de cara al compromiso ante el Rayo, en lo que se percibía como una auténtica final por la permanencia. La importancia del encuentro se palpó en la afición local que colgó el "no hay billetes", llenando Balaídos para la ocasión. 

Por su parte, el Rayo llegaba a Vigo con la necesidad de sumar para evitar acercarse a los puestos de descenso. La victoria ante el Betis, cosechada en la última jornada, cortó una racha de más de dos meses sin conocer los tres puntos. 

  • Planteamiento similar

Giráldez no engañó a nadie en Sevilla e intentó replicar el guion ante el Rayo. El Celta gozó de la posesión de balón y de las mejores oportunidades en un encuentro que mereció más. Desde un inicio, los locales buscaron salir con el balón jugado desde atrás, dejando varios errores de bulto. Starfelt sustituyó a Unai Núñez en el centro de la zaga y, al igual que el vasco, cometió fallos graves con balón. Uno de los más destacados ante el Sevilla, Hugo Álvarez, formó como carrilero derecho, mientras que Manu Sánchez ocupó la banda izquierda. Sotelo repetía junto Beltrán en el medio y Larsen salió en punta tras las polémicas declaraciones que hizo con su selección. 

El Rayo buscaba penalizar los errores celestes, mediante las contras de Álvaro García y Ratiu. Los gallegos dominaban y tuvieron en la cabeza de Larsen la más clara del primer acto. El noruego remató al poste un centro de Hugo Álvarez tras la salida de un córner. 

Giráldez se mantuvo fiel a su estilo, mientras que los de Íñigo López seguían generando peligro a la espalda de la zaga celeste. 

  • Polémica servida

Siendo un partido del Celta parecía raro que las decisiones arbitrales no se hiciesen notar en el encuentro. En el minuto 65, Jaílson remataba una falta lateral al fondo de las mallas, adelantando al Celta. Cuando Balaídos ya celebraba, el brazo de Hernández Hernández señaló falta en ataque, privando a los locales de adelantarse. 

Jailson celebra su gol anulado. - @RCCelta en X.
Jaílson celebra su gol anulado. - @RCCelta en X.

De nuevo, una decisión arbitral le sale cruz al Celta, y ya van varias esta temporada. A pesar de que existe contacto, este es insuficiente para anular el gol del brasileño. La frustración se apoderó de los locales que no encontraban hueco en una bien plantada defensa vallecana. 

Carles Pérez volvió a ser el revulsivo de confianza para Giráldez. El catalán se atrevió y, aunque falló, hizo mucho daño en esa banda derecha. Desde los costados llegaron las mejores opciones para el Celta, que se quedaba a escasos centímetros de anotar. Primero Tapia, y después Douvikas estuvieron a punto de adelantar a los celestes. 

Los últimos minutos fueron de auténtico infarto. Los locales pedirían penalti sobre Aspas en una acción protagonizada por Pacha Espino. El uruguayo trababa al capitán del Celta, evitando que rematase solo ante Dimitrievski. La tensión continuó en aumento y llegó a su apogeo en la última jugada del encuentro. Carles Pérez envió al larguero un misil desde fuera del área, dejando al Celta a milímetros de la victoria. 

  • Recta final de infarto

El empate deja a ambos al borde del descenso, y la victoria del Cádiz enciende todas las alarmas. El Celta es decimoséptimo con 28 puntos y visita al Betis en la siguiente jornada. El Rayo ocupa la decimosexta plaza con 30 puntos y recibe al Getafe en Vallecas. 

Celta y Rayo afrontan las ocho jornadas restantes como auténticas finales con el objetivo de sortear el descenso a Segunda. Veremos si los nuevos entrenadores son los indicados para cambiar el rumbo y evitar la caída. 

VAVEL Logo